lunes, 24 de octubre de 2011

Baúl recuperado

Este baúl estaba abandonado en un rincón del trastero, estaba lleno de polvo, pero en muy buen estado, así que la recuperación consistió, en: tratar con antipolillas, nutrir la piel, barnizar la madera, limpiar los herrajes y poner un forro nuevo.  Ahora queda genial en un rincón de mi casa de la aldea. Aquí podéis verlo en una exposición de manualidades  del Taller de Carmen Germade, que tiene por ahí un blog con trabajos muy interesantes. A su lado en el suelo hay un pequeño cuenco de madera, os lo presentaré a continuación.






2 comentarios:

  1. hola Milla! que tesoro ese baul! bien por ti que lo recuperaste!
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. QUE BELLOS SON ESTOS BAÚLES!!! Y cuanta historia llevan dentro... aiss si pudieran contarla..
    GRACIAS AMIGA!!!

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos