miércoles, 26 de octubre de 2011

Cuenco de madera

El cuenco que ya os mencioné en la anterior entrada, estaba en el corral de mi tía Obdulia de bebedero de las gallinas, nunca olvidaré su cara de perplejidad, cuando vio mi indignación, y sus palabras, (-é tí pa que queres iso-)  (-y tu para que quieres eso-) Estoy segura que se sentiría muy orgullosa si viera el resultado de aquel (-iso, despectivo-), es una de mis piezas favoritas, y en la exposición en la que estuvo, tuvo algún que otro pretendiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos