viernes, 30 de diciembre de 2011

La corona de la puerta

Cada año me gusta poner algo diferente  en la puerta de mi casa, pero mi norma es que no me cueste nada, así que toca mirar en las cajas de la navidad, y ver que se puede hacer. Esto es lo que  ha resultado. La corona está formada por unas ramas de laurel que había recogido para la cocina, las otras ramas son de un viejo pino navideño que se ha desmadrado, la rosa de papel pinocho, la paloma de cartulina, la estrella de tela, una concha, unas viejas bolas recicladas y un par de figuras.  Caro, desde luego no fue, ha resultado un buen ejercicio de reciclaje y de lo más ecológico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos