martes, 24 de enero de 2012

Costa Rica (II) Volcán Arenal - La Fortuna


Esta entrada estaba prevista para hace justo una semana, pero los imponderables de la vida, se cruzaron en mi camino y una inoportuna caída trajo como resultado la fractura de mi brazo izquierdo. La consecuencia: todo va más lento;  pero va, que es lo importante.

Después del magnifico relax que supuso Tortugero, partimos hacia el Parque Nacional  Volcán Arenal. Lo más característico de este parque es la imagen majestuoso del volcán que empieza a verse a muchos kilómetros de distancia y que se convierte ya en referencia durante el tiempo que permanecemos en la zona.
El volcán Arenal es uno de los más activos del mundo, que produce pequeñas explosiones constantemente, audibles perfectamente cuando te mueves por su  entorno. Las erupciones nocturnas son espectaculares.


Esta es una foto tomada en el autobús desde muy lejos, el día no era muy claro, pero me gusta la foto, porque tiene un cierto halo de misterio.


La Fortuna es un pequeño pueblo  que ofrece una excelente panorámica del volcán Arenal, tampoco aquí la luz ayudó, pero es nuestra foto. 


A nuestra llegada al lodge, al atardecer,  mostraba este aspecto tan inofensivo.


 A primera hora de la mañana, iluminado por los primeros rayos de sol


Esa misma mañana visitamos La Reserva Ecológica de la Catarata de la Fortuna. Comenzamos en las caballerizas para hacer el camino de unos 5 km.  a caballo, en la que pudimos observar el bosque de la zona  


y unas espléndidas vistas del volcán


pese a que tampoco la visibilidad era buena


 La catarata de La Fortuna vista desde lejos. El sonido del agua, el canto de los pájaros, los murmullos del bosque tropical, los olores, las sensaciones. ¡Una autentica gozada!


 Para llegar a la catarata es preciso caminar 20 minutos por un preciso bosque de variadísimas especies y cruzar por un puente colgante que le pone un poquito más de sabor al paseo


La catarata tiene una caída de 70 m.. Aquí en la parte final, el agua cae con gran estruendo en


una piscina natural de color esmeralda


Un baño en sus aguas ¡una pasada!


El puente colgante y su maravilloso entorno, a la vuelta de tan deliciosa excursión


Otro de los atractivos de la zona es el Balneario de Aguas Termales. 










 Las aguas termales de Tabacón fluyen de manera natural formando cascadas y piscinas, la temperatura de las mismas desciende a medida que se va bajando y nos alejamos del volcán, la vegetación es de lo más exuberante y la estancia en este lugar de lo más placentera .


Esta es la parte norte del volcán, aquí es el punto más cercano para observarlo, se ve perfectamente como bajan los trozos incandescentes ladera abajo, se oyen con total nitidez y se huele. Es toda una experiencia, porque no es habitual estar cerca de un volcán en activo.


Este es un habitante del lugar


Otro amanecer y otra imagen. Son las últimas, seguimos camino.


Próxima parada. Monteverde

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos