Flores rebozadas

En una de mis incursiones en la biblioteca descubrí esta receta  en un libro de cocina italiano.  La única novedad fueron las flores, lo demás, es una pasta que ya usaba mi madre para infinidad de cosas, Decidí probar y en una de mis visitas a la aldea recogí las flores y  preparé unas poquitas con mucha curiosidad: el resultado fue muy satisfactorio.
Ingredientes:
200 gr de flores de borraja
3 cucharadas de harina
1 huevo pequeño o una yema
150 ml de leche
una pizca de sal
Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:
Las flores se escogen las más recientes, se lavan  y se ponen a escurrir sobre una servilleta de papel.
Se tamiza la harina se añade el huevo, una pizca de sal y la leche suficiente para formar una crema con la consistencia de la nata espesa.
Calentamos el aceite en una sartén, probamos con un costroncio de pan la temperatura, si se dora en 30 segundos estará listo.
Las flores se rebozan en la masa, escurriendo el exceso, se van poniendo con cuidado en el aceite y se fríen hasta que se doren, 2 minutos aproximadamente. Se retiran con una rasera y se ponen a escurrir sobre papel de cocina. 
Se sirven inmediatamente.

Comentarios

  1. Emilia, me has dejado con la boca abierta y si tu dices que están buenísimas (desde luego el aspecto lo dice todo) habrá que probarlas. A mí me suena la flor, espero no equivocarme, porque la venden en los mercados o son totalmente silvestres? Me queda esa duda. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Es la primera vez que veo esta receta y me dejo sorprendida. Segurisimo que estan buenisimas, por lo menos buena pinta tienen. Besos

    ResponderEliminar
  3. Que original seguro que están muy ricas, acabo de descubrir tu blog, me quedo por aquí como seguidora y si te apetece te invito a visitar el mio besos:
    http://mipasioncocinar.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. que receta tan curiosa ! nunca hubiera pensado que las florecillas que encontramos por todas partes en el campo se pudiesen comer rebozadas ! menuda sorpresa me he llevado ! tendre que probarlas porque se ven ricas, besitos

    ResponderEliminar
  5. Estas flores las tengo visto un montón de veces y nunca pensé que se podían comer. Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola¡¡¡ no conocia tu blog te vi y entre a conocerte, me gusta tu cocina, me quedo siguiendote, un beso

    ResponderEliminar
  7. Qué flores tan bonitas! Ni las había visto ni sabía que se comían! Besitos, Milia.

    ResponderEliminar
  8. dios mio flores!!!!!??????? curiosísimo Milia. Menuda entrada, desde luego que fijo que nos has dejado a todos boquiabiertos y con ganas de probarlas!!!
    Un besito.

    ResponderEliminar
  9. Para mí es una novedad, algo nuevo siempre es muy interesante, además esas son flores que las tengo visto infinidad de veces en el campo, y no sabía ni su nombre. Besiños

    ResponderEliminar
  10. Mila son las que se ven por aquí? por cierto ya tengo para salir cualquier dia el licor de ortigas y congele algunas escaldadas .............un bico

    ResponderEliminar
  11. Milia, realmente me sorprendiste con esta receta. Sólo comí borraja una vez, mi mamá la hirvió y con ella (y varios condimentos, huevos, etc) hizo una carne rellena, pero no tenía idea de las flores comestibles. En casa nunca más se comió borraja porque mi mamá prefirió seguir con la espinaca. Luego de tantos años, creo que la encuentro parecida a la espinaca de agua de los vietnamitas. Un beso,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos

Entradas populares