viernes, 27 de diciembre de 2013

Dresdner Chiststollen "Reto Bake The World"





















Hola amigos! Antes de nada muchísimas gracias por vuestros comentarios, por vuestros buenos deseos y por esos besos sanadores que tan bien me han sentado... ¡sois maravillosos! 
Espero ir visitandoos poco a poco y ponerme al día con vuestras recetas que seguro que en estas fechas os habéis esmerado si cabe, un poquito más.

Hoy tenemos reto panarra y  teniendo en cuenta las fechas en que estamos, toca un pan dulce... Así que Virginia, nuestra anfitriona de Bake the world  nos ha  propuesto un pan tradicional aleman,  típico de estas fechas navideñas. Para mi ha sido estupendo, porque yo iba hacerlo con reto o sin el, lo tenía marcado en uno de mis libros favoritos desde hace tiempo para esta Navidad. Lo que yo no me esperaba es que tuviera tanto éxito en mi casa,  tengo por aquí un par de comensales que no les gustan la pasas ni las frutas confitadas, por eso varié un poco la receta...y triunfó! A mi me encantó, me recordó al Bolo Rei, otro pan de Navidad que no falta en ninguna mesa de nuestro país vecino y que tambien era habitual en mi casa, dado la vinculación de mi familia con Portugal. Así que este Stollen me  dejó muy buen sabor y muy buenos recuerdos.
La receta es de: "El libro del pan"  y los cambios van en letra de distinto color. "El nombre Christstollen, significa pastel de Cristo, deriva de su forma: pan largo con una ondulación en el medio y ahusado hacia los extremos; según se dice representa al niño Jesús envuelto en pañales"


 Ingredientes:
200 g de uvas pasas (puse 100)
100 g de ciruelas pasas (puse 4 ciruelas)
100  de  cascaras de frutas surtidas  escarchadas y picadas 
100 g de almendras groseramente picadas
(100 g de nueces y avellanas partidas)
Ralladura de 2 limones
1/2 cucharadita  de cardamomo molido
1/4 cucharadita de nuez moscada recién rallada
Una  pizca de pimienta negra
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
3 cucharadas de ron oscuro
6 cucharaditas de levadura seca
250 ml de leche tibia
500 g de harina de fuerza
1/2 cucharadita de sal
100 g de azúcar granulada
150 g de mantequilla sin sal ablandada
Azúcar glas para espolvorear.
Elaboración:
Ponemos las frutas secas, las cascaras de  la frutas, la ralladura de limón, las especies y la pimienta en un cuenco. Agregar el extracto de vainilla y el ron; dejar en remojo 2 horas.
Se esparce la levadura en un cuenco con 50 ml de leche tibia. Dejamos 5 minutos; removemos para disolver. Mezclamos la harina y la sal en un recipiente grande. Se hace un hoyo en el centro y se vierte la leche con la levadura.
Con una cuchara de madera hacemos caer harina de los costados y vamos mezclando con el liquido para formar una masa blanda, (el resto de la harina permanece en los costados del recipiente, solo usamos la nesaria para formar una masa blanda). Se tapa con un paño y se deja "esponjar" unos 20 minutos, hasta que la masa haya fermentado y haga espuma. Se añade el  azúcar  y la mantequilla en el hoyo. Mezclamos con la harina para formar una masa blanda y firme.
Volcamos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada. Amasamos durante unos 10 minutos hasta obtener una masa homogénea y elástica. Ponemos  la masa en un recipiente engrasado y tapamos con un  paño de cocina. Dejamos fermentar 1h,30 mn, más o menos o hasta que duplique su tamaño. Desinchamos y dejamos en reposo durante 10 minutos.
Sobre una superficie ligeramente enharinada, se aplasta la masa con la palma de las manos para formar un cuadrado de aproximadamente 2´5 cm de espesor. Se esparce la mezcla de frutas y almendras de forma uniforme y se amasa suavemente hasta que se incorporen los ingredientes.


Estiramos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada para formar un óvalo de 35 cm de largo y 2,5 de espesor (yo en este punto opté por dividir la masa y hacer 2 piezas más pequeñas). Se colocan sobre una bandeja de horno cubierta con un papel de horno o un silpat. Hacemos unas marcas longitudinales en el centro. Se dobla la masa por la mitad a lo largo y se deja una solapa de 2,5 cm. Hacemos presión en la solapa para sellar.
Con las manos formamos una ondulación pequeña y redondeada en el centro. Tapamos con un paño de cocina y dejamos fermentar aproximadamente una hora, hasta que doble su tamaño.
Se precalienta el horno a 180ºC y se cuece: según el libro, 1h,30 mn; en mi caso bastaron 35 minutos...eran dos y por tanto más pequeños. 
Además de ricos resultan un regalo de lo más vistoso.
                       Un bico  y ¡Feliz 2014!

Fuente de la receta:
El libro del pan

Los enlaces del Reto:
http://www.elforodelpan.com/viewtopic.php?f=7&t=3920
http://www.lacocinadebabette.com/canal-babette/blog/2010/12/22/al-rico-stollen/
http://misrecetasfavoritas2.blogspot.com.es/2009/12/stollen.html
http://www.lolacocina.com/2010/12/db-stollen.html
http://blogs.elcorreo.com/cuadernosdecairo/2011/12/13/antigua-receta-familiar-del-stollen-navideno/
http://www.unodedos.com/recetario-de-cocina/como-hacer-un-stollen-receta-de-navidad/

http://www.youtube.com/watch?v=9EJohCQ1P3Y
http://www.youtube.com/watch?v=3ebnyNc8ZPE
http://www.youtube.com/watch?v=qvX5PoRxCbo
http://www.youtube.com/watch?v=_IXgC6RWBj4
http://www.youtube.com/watch?v=tiHbDBL-AL0

sábado, 14 de diciembre de 2013

Crema de moras baja en alcohol

Hola amigos!  Tengo esto un poco abandonado, pero es que ésta ciática que me acompaña ultimamente se siente tan a gusto conmigo que no está dispuesta a dejarme en paz, curiosamente los mayores problemas me los da cuando me siento, de ahí mi ausencia de mi blog y de los vuestros. 
Os he comentado en alguna receta anterior de moras, que este año la cosecha había sido muy abundante, por lo que tengo un buen acopio de moras congeladas y  unas cuantas recetas en el borrador para publicar, tres de ellas son licores. Me he decidido a publicar éste, porque he hablado tanto de él,  que  la receta ya la he dado varias veces, y además está hecho en su mayoría con moras congeladas y seguro que más de uno tiene algunas en el congelador...y si no, la receta queda aquí par la próxima temporada de moras, porque a los que les guste este fruto, este licor le encantará.
Ingredientes:
750 g de moras
1 litro de vino tinto (yo usé Rioja crianza)
 Azúcar
Elaboración:
Lavar las moras y las dejamos en un  escurridor.  Una vez escurridas  hacemos un puré con las moras, bien en una Thermomix o con una batidora.
Colocamos el puré en un recipiente grande con tapa, añadimos el vino tinto, tapamos y dejamos en un lugar fresco 48 horas. 
Ahora es necesario colar la mezcla por una tela adecuada. Yo utilicé un paño finito de algodón que venden en los mercadillos portugueses en paquetes de 12, pero un trozo de muselina o cualquier paño con trama abierta servirá. Como la mezcla quedó friltrando toda la noche no me apetecía dejarla al aire, así que agudicé el ingenio y encontré una solución estupenda, ahora veréis. 
  Coloqué el paño en un recipiente con capacidad suficiente para toda la mezcla, en este caso una tartera, puse sobre e recipiente la parrilla del horno, até los extremos encontrados
y metí todo en el horno, a la mañana siguiente estaba perfectamente filtrado.
Ahora pesamos el líquido para calcular la proporción de azúcar, yo puse el 50%  del peso del líquido, que en este caso era casi 1.200 g.,  puse 600 g de azúcar. Para mi gusto está bastante dulce, pero será cuestión de probar, porque habrá a quién le guste más o menos dulce. Juntamos el vino y  el azúcar y   lo  llevamos a ebullición durante 5 minutos.
Esterilizamos unas botellas y cuando esté tibio lo embotellamos. Estará listo para beber en un par de semanas y se conserva indefinidamente. 

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Fabada casera



Hola amigos! Las chicas de la cocina Typical Spanish,  han elegido el día de hoy: Día del Cuchareo contra el frío...y vaya si hace frío, aquí las heladas son de ¡aupa!   ¡Y vivimos cerquita del mar!  Así que cualquiera de estos platos propuestos son de lo más adecuado para combatir estas bajas temperaturas.
dia del cuchareo contar el frio

Esta receta que comparto hoy,  es un plato de invierno de siempre en mi casa. Mi madre lo hacía con unas habichuelas  de su cosecha y el cerdo también era casero, ahora  los tiempos han cambiado, y los cerdos son de la casa de...¿sabe dios? Y las habas son caseras por casualidad,  yo he heredado su huerta y su afición a cosechar de todo,  estas habas tipo Lourenzá, son de mi cosecha, fueron congeladas en fresco y son una autentica delicia. la carne de cerdo es congelada también, lo mismo que el caldo, los guardo cuando hago cocido  exproceso para hacer esta fabada. El plato es muy rico, pero calorías tiene para descongelar un témpano...dependiendo de su tamaño ¡claro!
Aquí podéis ver las recetas  participantes.
Ingredientes:
500 g de habas blancas
Un trozito de morro
1/2 oreja
1/2 rabo
1 cebolla
1 vasito de caldo
Laurel, tomillo,  perejil
aceite de oliva virgen
Sal
Preparación:
Como las habas eran congeladas  frescas,  no fue necesario remojaras, 
Con la carne de cerdo  ha pasado lo mismo, al usar una ya cocida, no fue necesario dejarla en agua desde el día anterior para desalarla.
En este caso es muy fácil y muy rápido hacer la fabada, solo hay que pochar la cebolla picada, hasta que esté transparente, se añade el cerdo y las fabas, se sofríe ligeramente, ponemos el laurel y el tomillo, y añadimos un poquito de caldo, más o menos según nos guste caldoso o más seco. Dejamos hervir unos minutos, comprobamos el punto de sazón, apagamos el fuego y dejamos reposar unos minutos.
Y a calentar el cuerpo...se ha dicho!

lunes, 2 de diciembre de 2013

Galletas nevaditas para el Reto BBSS


Hola amigos! Estas galletas nevadas con aspecto navideño son para participar en el III Reto BBSSque por cierto puedo hacerlo,  gracias  a  que su  creadora,  la     incansable 
   Marisa, de  Thermofan    ha     ampliado   el  plazo   hasta   el   día 11 de diciembre.
 Hasta ahora no me había sido posible a causa de la ciática que me acompaña desde hace más de un mes...aunque gracias a dios parece que ya está de retirada.
Siguiendo la norma del reto me he basado en la receta de mi amiga María José, una blogera con unas recetas estupendas y una persona entrañable,  que he tenido la fortuna de conocer a raiz de la III Xuntanza de Blogeros Gallegos, es de esas personas que despues de charlar un  rato con ella, da la impresión de que la conoces de siempre por lo acogedora y cercana que es. No se ha sumado al reto ya que no ha participado nunca en ninguno...pero amiga Mary, nunca es tarde,  sobre todo si la causa es buena ¡y esta lo es! Como ella dice en su entrada, estas galletas son deliciosas, y yo añado que muy fáciles de hacer y con unos ingredientes al alcance de todos.

Ingredientes:
100  de harina
80 g de matequilla
40 g de azúcar glass
yemas de huevos duros 
La ralladura 1/2 limón; yo lo sustituí por 1 cucharadita de canela.
Una pizca de sal
Azúcar glass para espolvorear
Preparación:
Si usamos limón, lo lavamos muy bien  y lo secamos, rallamos la parte amarilla de su piel.
En un cuenco ponemos la harina tamizada con el azúcar  y la sal (y en caso de  poner la canela la añadimos también) si no: Añadimos la ralladura de limón,  la mantequilla y  las yemas de huevo pasadas por un colador
Mezclamos todos los ingredientes con las puntas de los dedos, hasta que esté todo integrado.
Envolvemos la masa en un papel film y lo guardamos en la nevera, un mínimo de 3 horas, 
Precalentamos el horno a 180ºC.
Preparamos una bandeja con papel de horno o con un esterilla adecuada.
Sacamos la masa  de la nevera. La extiramos con un rodillo dejandola de unos 3mm de expesor.
Con un corta pastas vamos cortando las galletas y las colocamos en la fuente preparada.
Las cocemos en el horno unos 15 minutos.
Las dejamos enfriar sobre una rejilla y las espolvoreamos con azúcar glass.




sigue mi blog en Bloglovin

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Baozis, bollos chinos "Reto Bake The World

Hola amigos!  Ya estamos de nuevo en el día de la publicación del reto del pan. Este mes las chicas de Bake The World, nos han llevado a China ¡nada menos! Casi a punto de terminar el año, hemos hecho un buen recorrido por el mundo...yo la verdad, he disfrutado mucho, haciendo  y comiendo pan de otros lugares y conociendo otras culturas, que me resulta muy enriquecedor.
Este pan no lo conocía,  así que fue un descubrimiento total, no tenía ni idea de lo que iba a resultar...no me esperaba para nada una  miga tan tierna y dulce y un relleno con tantos matices... ¡una delicia total!  Y la sorpresa no fue solo mía, en casa fue un éxito.
Para mi gusto la masa está un poco dulce,sobre todo en los tres primeros que los hice más grandes,  aunque con la salsa queda resuelto  el "problema". A los demás, (y alguno no es muy dulcero), les encantó, unos con salsa, (tuve que volver hacer más) y uno dice que más ricos solos...Para todos los gustos como la vida misma!   Me han pedido  que los haga sin relleno, porque el pan está divino...!  Así que creo que habrá pronto más baozis. 
Gracias chicas por esta propuesta tan rica y divertida!
Ingredientes:
Masa
500 g harina
100 g de azúcar
2 cucharaditas de levadura seca
1,5 cucharaditas de polvo de hornear
2 cucharadas de aceite de oliva
250 cl de agua
1 cucharadita de sal
Relleno
1 cucharada de aceite de sésamo
1 cebolla
3 chalotas
75 g de panceta
250 de carne  picada (de cerdo y ternera)
75 g de setas secas
1 cucharada de jengibre fresco  rallado
1 cucharada de  salsa de soja
1 cucharada de sake
1 cucharada de salsa de ostras
2 cuchardtas de fécula de patata
1 clara de huevo
Pimienta negra al gusto 
Papel de horno 
Salsa
2 cucharadas de salsa de soja
1 cucharada de aceite de sésamo
2 cucharadas de vinagre de arroz sazonado  (usé de sushi)
Una pizca de sésamo
Unas rodajitas de cebolla
Elaboración:
Masa:
En un vaso ponemos 100 ml de agua y la  calentamos 10 segundos en el micoondas. Esparcimos la levadura seca  y una cucharadita de azúcar. Dejamos  reposar 5 minutos, revolvemos para que se disuelva.
Mezclamos la harina, la sal, el polvo de hornear y el azúcar en un cuenco grande. Se hace un hoyo en el centro y se añade la levadura disuelta, el aceite y el resto del agua. Con una cuchara de madera incorporamos poco a poco la harina para mezclarla con los líquidos hasta formar una masa.
Volcamos la masa sobre la superficie de trabajo y amasamos durante unos 10 minutos hasta que la masa quede homógenea y brillante.
Formamos una bola y colocamos en un recipiente, que tapamos con papel film y la dejamos en un lugar cálido hasta que doble su volumen, el tiempo dependerá de la temperatura ambiente. En este caso tardó 40 minutos.
Relleno:
Ponemos las setas secas en un bol cubiertas por agua tibia.
Picamos la cebolla y las chalotas en brunoise y las pochamos en una sartén, con la cucharada de aceite de sésamo hasta que estén tansparentes, las dejamos enfriar.
En un recipiente ponemos , la panceta cortada en daditos, la carne picada, las setas escurridas y picadas menudas, el jengibre rallado, la soja, la salsa de ostras, el sake, la pimienta negra, la fécula de patata y la clara de huevo, mezclamos todos los ingredientes  con las manos (aconsejable ponerse guantes) añadimos  las cebollas ya frías,  continuamos mezclando asta que esté todo integrado.
Cortaremos  cuadrados de papel de horno para colocar encima los  baozis.
Colocamos la masa sobre la superficie de trabajo y la hacemos rodar hasta formar un cilindro. Lo cortamos en trozos regulares, según el número de piezas que queramos hacer. Yo hice 12; 3 grandes y 9 más pequeñas. 

Colocamos cada trozo sobre el papel y estiramos con las manos hasta formar un redondel. Depositamos en el centro dos cucharadas de relleno, o un poco más si son grandes, como era el caso de esta de la foto. La vamos cerrando formando pliegues en el centro. Una vez formados los colocamos en una bandeja  y las tapamos con un paño húmedo para que no se sequen.

Yo he cocido estos bollos en el recipiente varoma de la thermomix, los tres primeros que eran más grandes necesitaron 18 minutos, los siguientes en tandas de 5 y 4, necesitaron 15, y 14 respectivamente. Interpuse un paño entre los bollos y la tapa,. para que no cayera sobre ellos el agua del vapor.
Salsa:
La salsa de acompañamiento se hace mezclando todos los ingredientes en un cuenco. Los bollos son deliciosos y se comen muy bien solos, pero la salsa le da un contrapunto muy rico.

Fuentes del reto: (Yo me inspiré en los dos últimos enlaces)



jueves, 21 de noviembre de 2013

Otoño en la Ribeira Sacra



Hola amigos! Estoy un poco desconectada, porque una ciática me está dando la tabarra a base de bien,  ya estoy bastante mejor, aunque aún no llevo bien lo de estar sentada mucho tiempo.
En el post anterior ya os he hecho un anticipo de esta entrada. Como os he contado, he estado unos días visitando la Ribeira Sacra (con ciática incluida). Seguramente muchos de vosotros no la conocéis, así que os contaré algo sobre esta maravilla que la naturaleza colocó en  una zona del interior de Galicia,  situado entre las provincias de Lugo y Orense,  en las orillas de los ríos Miño y  Sil.
Recibe ese nombre debido a la abundancia  de monasterios y ermitas que desde el siglo V comenzaron a poblar estas riberas. Actualmente está integrado por veinte ayuntamientos que forman parte del Plan de Dinamización Turística de la Ribeira Sacra, financiado por el Gobierno Central, La Xunta de Galicia y los veinte municipios,  en una apuesta por el turismo de la zona apoyando la calidad y la modernización del sector. Se trabaja también par conseguir, La Declaración de Patrimonio de la Humanidad, que personalmente  creo que se lo  merece.

 Sus excepcionales condicciones naturales crearon un lugar de excepcional belleza. Los profundos valles que los ríos Sil y Miño labraron en  la dura roca granítica, crearon unas paredes que apabullan por sus grandes desniveles y su verticalidad. Son más agrestes y rocosas en el valle del Sil, y más suaves, y más pobladas en el caso del Miño.
La geografía de estos valles propicia la esistencia de un clima más suave del típico de la Galica interior, por lo que esta zona se beneficia de una menor humedad y sus veranos son secos y soleados, con claros matices mediterráneos.
Esto da lugar a una vegetación muy rica y llena de contrastes, así podemos encontrar importantes bosques de especies atlánticas, como roble, abedul, alisos y deliciosos sotos de castaños; 
y  al  mismo tiempo  encontrar  el   toque mediterráneo en los  olivos, algarrobos o madroños,  formando  un rico  y   diverso patrimonio natural

Las carreteras, auténticos túneles vegetales

Monasterio de Santa Cristina de Ribas de Sil (siglos XIII-XVI) , la iglesia es románica 

Es inabarcable en un post,  hablaros de los muchos monasterios e iglesias que existen en esta zona...algunos de ellos, y ellas... autentica joyas del románico. Me limitaré a dejaros un mosaico de fotos y en otra ocasión hablaré de ellos/as con un mayor detenimiento.


Algunas de las iglesias románicas de la zona
Los paisajes son de una belleza excepcional en cualquier época del año, asomarse a cualquiera de los 20 miradores instalados en puntos estrategicos, es un espectáculo sobrecogedor que cambia según la hora del día.

Además de paisaje y atractivos historic-artisticos, hay una magnifica oferta gastronómica. Las carnes son excepcionales, los productos de la matanza deliciosos, caza mayor y menor (en temporada). Y  de aquí es un conocidisimo, postre...la bica mantecada de Castro Caldelas... ¡legendaria!
Especial mención merecen los vinos de la zona. su cultivo se remonta a más de 2.000 años (fue introducido por los romanos) Fue la clave de la colonización monástica, fueron los monjes quienes lo cultivaron y perfeccionaron, comenzando a modelar el extraordinario paisaje de terrazas que vemos en la actualidad. Desde 1997 existe la Denominación de Origen Ribeira Sacra, que supuso un poderoso estímulo no solo para la cantidad sino de la calidad del vino producido.



El Río Sil, haciendo de orgulloso espejo
El aprovechamiento de los ríos Miño y Sil, a propiciado la construcción de numerosos embalses que  en la actualidad permiten hacer unas rutas fluviales llenas de encanto, a bordo de catamaranes. La mayoría de estas fotos han sido hechas desde  la ruta que parte de Doade y que como podeís ver transcurre por paisajes poblados de viñedos que forman parte de la Denominación de Origen Ribeira Sacra.  Esta ruta está abierta todo el año. Hay otras que solo operan los fines de semana.
Fuentes:

jueves, 14 de noviembre de 2013

Crema de castañas con compota de manzana

Hola amigos! Antes de nada disculparme por no haber pasado a visitaros estos días, pero ha hecho buen tiempo  y he aprovechado para visitar un lugar mágico de mi tierra, que hace mucho tiempo que quería visitar en otoño. Acabo de regresar anonadada con tanta belleza, os dejo algunas fotos para que disfrutéis un poco ¡yo lo he pasado en grande!
Una perspectiva de un rincón  del Río Sil 
El Río Sil desde el barco
El Río Sil, haciendo de espejo


El  Río Sil por la mañana cubierto de niebla

El Río Sil al atardecer
Después de estas imagenes queda claro que estamos en otoño, y por tanto estamos en tiempo de castañas.  A mi personalmente me gustan mucho, tanto acompañando platos salados como haciendo parte de algún dulce. Esta receta lleva en mi carpeta de pendientes, bastante tiempo, en un viejo recorte de  periódico, con ese entrañable color sepia que caracteriza los viejos papeles, solo conservo la receta, no sé quién es su autor/a. De lo que me sorprendió  la compota de manzana con sal, ya os hablé en la entrada anterior. Y  de esta receta solo diré que,  la combinación de estos tres ingredientes, para mi ha resultado sublime.
Ingredientes:
200 grs de castañas cocidas y peladas
250 cc de leche de avena ( yo puse  de soja)
1 cucharada de azúcar moreno (no puse)
2 manzanas en compota
Una pizca de sal
Elaboración:
Mermelada de frutos del bosque con azúcar moreno (yo mermelada de moras)
Las castañas se cuecen al vapor durante 10 minutos (yo las puse en la  varoma,)
Se pelan y se cuecen en la leche, 15 minutos a fuego medio; a veces, dependiendo del tipo de castañas, puede hacer falta más tiempo. Una vez cocidas se trituran, con una batidora o con la thermomix, si se le pone azúcar se le añade en este momento.
Se sirve acompañada de compota de manzana a la que le hemos puesto una pizca de sal, si se quieren más dulces se pueden poner una uvas pasas mientras se cuecen.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Compota de manzana con sal Y visita a Martín Códax

Hola amigos! Esta receta no estaba hecha para publicar,  el que más y que menos sabe hacer una compota, no tiene ningún secreto, pero esta tiene una  novedad...al menos para mi. He hecho muchas veces compota;  con azúcar, con edulcorante, o sin nada, pero lo que no le había puesto nunca es sal. Esta compota hará parte de mi próxima receta y  no es la primera vez que la hago, pero siempre hago la justa, en esta ocasión tenía manzanas de la cosecha a punto de pasarse y decidí hacer más cantidad, eso me  ha permitido disfrutar de la compota en solitario y me enamoró, como unas arenas de sal pueden realzar tanto el sabor de la manzana. Dividí  la compota en dos y le puse a una sal marina y a la otra sal rosa del Himalaya...me gustaron las dos!
Los ingredientes, son sencillos, manzanas, agua y sal, las manzanas las que os apetezcan, agua la que necesiten, cada manzana es diferente, pero es siempre aconsejable ir poco a poco.
Estas están hechas en el microondas y aquí también es preferible ir aumentando el tiempo progresivamente, en este caso necesitaron 3 tandas de 6 minutos.
Ayer 10 de noviembre se celebro el Día  Europeo del Enoturismo, 
Por este motivo he tenido la suerte de encontrarme entre los 50 afortunados que pudieron hacer  una visita a las bodegas Martín Códax,  que además, incluía una cata de vinos y un showcooking a cargo de dos cocineros con  Estrella  Michelin 
Rafael Centeno  -Rte Maruja Limón
Alberto Prelcic  -Rte Silabario
Fue uno de esos días en que todo sale bien... hasta el tiempo se alió con nosotros y comenzó la mañana con lluvia, pero acabo saliendo el sol y pudimos disfrutar de una  tarde muy agradable.


La buena estrella comenzó con nuestra guia por la bodega, María Otero, que fue capaz de transmitirnos su amor, por su trabajo, por el albariño y por nuestra  tierra.





Continuó con Katía Álvarez,  la  enóloga  que fue capaz de conseguir que una profana en esta materia como yo, captara infinitos olores sabores a los vinos que tuvimos la oportunidad de probar.





Y en cuanto a los cocineros, creo que las fotos de sus creaciones hablan por si solas, solo añadir que consiguieron maridar a la perfección sus platos con cada uno de los vinos que lo acompañaban, logrando que se realzaran mutuamente.
En esta foto, vemos  a los dos cocineros, sus dos ayudantes y las dos reprentantes de la bodega, entre todos ellos y los camareros que nos sirvieron, lograron que pasáramos todos unas horas inolvidables.
Muchas gracias Marín Codáx por hacerlo posible.
 para concluir un rincón de Cambados, en cuyo ayuntamiento está asentada la bodega.