lunes, 29 de junio de 2015

Vichyssoise de manzanas

Está pegando fuerte el calor...!  Hasta aquí ha llegado, lo que no es muy habitual,  claro,  que nada que ver con lo que está tocando por otros lugares, esperemos que remita pronto, el buen tiempo está bien, pero con moderación.
Mi propuesta de hoy es fresquita, para no desentonar... haber que os parece...  a mi me  reconforta cuando llego  a casa a mediodía con calor,  tomarme un taza de una crema fresquita y esta, en verano es una de mis  favoritas.
Ingredientes:
4 manzanas preferiblemente ácidas
4 puerros
1 litro de caldo de pollo (o 1 pastilla +  1 l. de agua)
2-3 cucharadas de aceite de oliva suave (o 25 g de mantequilla)
1 vasito de leche + 2 quesitos light  (o 1 bote de leche evaporada)
Curry en polvo (optativo)
Sal y pimienta
Elaboración:

Pelamos y cortamos las manzanas en trozos regulares.
Los puerros se limpian y se cortan en discos
Si usamos un cubito de caldo lo disolvemos en un litro de agua caliente.
Rehogamos en la grasa elegida, las manzanas y los puerros y añadimos el curry si lo usamos.
Antes de que tome color se vierte el caldo y dejamos que se cueza 20 minutos.

Agregamos los quesitos y pasamos por a batidora hasta obtener un puré fino, incorporamos  la leche, sal y pimienta, mezclamos y listo para enfriar... fresquita está buenísimo! 



viernes, 26 de junio de 2015

Crucero Noches Blancas, Moscú I

Museo de Historia (Plaza Roja)
Aquí estoy de nuevo, algo más tarde de lo que pensaba, pero cuesta coger el ritmo  y volver a la normalidad! 

Y  de nuevo hablaré de  Moscú, como ya os he contado en la última entrada,  en mi anterior visita, la ciudad estaba nevada y me pareció una ciudad de un cuento de Navidad. Supuse entonces,  que toda aquella nieve daría paso a una exuberante vegetación en primavera...  no me equivoqué,! todos los edificios que entonces vimos con total nitidez, ahora, muchos de ellos estaban semi ocultos por la hojas de los árboles.  Las riveras del rio Moscú y sus canales,  cubiertas de nieve y hielo en aquella ocasión, están totalmente tapizadas por  el verdor, y multitud de flores  adornan  los jardines y rincones de la ciudad...  
Teatro Bolshoi
Cubierta de nieve, con una estampa nitidamente invernal es una ciudad preciosa... adornada por la primavera también! Y cuando el otoño dore todas esas hojas será, sin duda, otro espectaculo digno de contemplar.
Catedral de Kazan, Museo de Historia, murallas del Kremlin
 (Plaza Roja)
La visita a Moscú fue la primera etapa de un crucero fluvial por ríos y lagos rusos que enlazan la actual capital de Rusia, con la antigua, la famosa ciudad de San Petersburgo; este crucero coincide con el fenomeno atmosferico  de las noches blancas que ocurre alrededor del solsticio de verano en las zonas de las regiones polares, en donde el sol está presente 19 horas, e incluso cuando se pone se mantiene el crepúsculo hasta que sale de nuevo.
Mi intención es ir hablando de todo ello, siguiendo el orden cronológico del viaje. 
Moscú
Plaza Roja
Plaza roja
En la primera entrada que hice sobre Moscú, manifesté mi total fascinación por la Plaza Roja, a cualquier hora, del día y de la noche, ya sea a ras del suelo o desde las alturas...  En esta solo me queda corroborarlo;  la mire por donde la mire; con sol,  con nieve, de día, de noche...  de Norte a Sur,  y de Este a Oeste... ¡me tiene subyugada! 
Plaza Roja



Plaza Roja

Plaza de Meneznhaya, antesala de la Plaza Roja
¿vosotros, me diréis si tengo razón?
Campanario de Iván el Grande, con la iglesia de la Asunción
y los jardines del kremlin


El Kremlin
Otro lugar mítico de Moscú es el Kremlin. En esta entrada había dejado algunas fotos, que son bellísimas, pero no llegué a hablar de el,  por lo de siempre ¡falta de tiempo!
Plaza de las Catedrales, la del Arcangel a la izquierda
y  de la Anunciación a la derecha
Catedral de la  Asunción,
 e iglesia de los Doce Aposteles
El Kremlin es un conjunto de edificios civiles y religiosos situado en el corazón de 

Moscú. el recinto fortificado está rodeado por 2 kilómetros de muralla, con 20 preciosas torres. Esta ciudad dentro de la ciudad se ubica en una colina de 40 metros de altura. Fue construido en  madera en 1156,  y arrasado por el fuego 82 años después fue reconstruido ya en piedra blanca en 1368, lo que no evitó que fuera destruido por los tártaros. El Kremlin que conocemos hoy  es obra de los arquitectos italianos Fiorovanti, Solari, Sforza, Ruffo y Aloiso, todos ellos contratados por Iván III. 
En la época imperial, fue el escenario de ,magnos acontecimientos de Estado, como coronaciones, bautismos y entierros.
Vista del Kremlin
Actualmente es la sede del Gobierno ruso,  y solo se visita, menos de la mitad del recinto.
Convento de Novodévichi
Precioso monasterio fortificado fundado por Basilio III en 1524 para conmemorar la toma de Smolensk a los lituanos. Es el segundo conjunto arquitectónico de Moscú después del Kremlin. Rodeado por murallas de 11 metros de altura, en su interior se levantan varias iglesias entre la que destaca Nuestra Señora de Smolensk, la iglesia de la Transfiguración, algunos palacios y un hermoso cementerio. 
Iglesia de la Transfiguración
Catedral de a Virgen de Smolensk

 En la foto superior podemos ver el campanario de la iglesia de San Juan Bautista, era uno de los  ejemplos más exuberantes del barroco moscovita, pero un incendio lo ha dejado muy tocado. Si alguien tiene curiosidad por verlo, y así mismo ver la diferencia entre el verano y el invierno en este lugar, en mi anterior entrada hay  una buena muestra.
Y por hoy lo dejo aquí... el metro y el Moscú nocturno, por si solos se merecen una entrada.
¡Hasta pronto, Sed felices!












sábado, 6 de junio de 2015

Moscú (II) y hasta pronto

Monasterio trinitario de San Sergio, en Sergiev-Possad
Hace 4 años visité Moscú, algún tiempo después hice una entrada sobre aquel  viaje y prometí una segunda... pero pasaron tantas cosas...!  se fue quedando en el tintero (borrador) y hasta hoy. 

En aquella ocasión,  finales de marzo hacía un frío endiablado y nevó todos los días, la ciudad estaba bellísima cubierta de nieve, pero me entró la curiosidad de como sería sin ella, y allí mismo prometí volver... y aquí estoy en capilla,  deseando iniciar el viaje dentro de unas pocas horas.
Y mientras tanto os dejo las imagenes prometidas (excepto las del metro), porque las que voy a traer serán distintas...

San Sergio
Camino de Sergiev-Possad
Una de las excursiones más interesantes en las cercanías de Moscú es el Monasterio trinitario de San Sergio, antiguo lugar de peregrinaje de los zares con varias catedrales de soberbia belleza.
Catedral de la Asunción

Catedral de la trinidad y la capilla del pozo
Iglesia del Espíritu Santo y capilla del pozo
Icono. Catedral de la Asunción
Icono. Catedral de la Asunción
Catedral de la Asunción




San Sergio. Panoramica



Novodévichi. Catedral de la Virgen de Smolensk y Campanario
Novodévichi. Iglesia de la Asunción
 Uno de los lugares más impresionantes y más visitados   de Moscú, es  Novodévichi un  convento fortificado, del que ya os mostré imagenes nocturnas en la entrada anterior y espero hablaros de el con más detenimiento a mi regreso. Ahora disfrutad del espectáculo.
Novodévichi. Campanario

Novodévichi. Iglesia de la Intercesión

Novodévichi. Iglesia de la Intercesión

Novodevichi. Catedral de la Virgen de Smolensk

En unos días estoy de vuelta. Un bico

martes, 2 de junio de 2015

Licor de fresas

Mis fresales están cuajaditos de fresas, este año no son muy grandes, pero son riquísimas.  Sin embargo este licor es de las últimas  del año  pasada, las puse a macerar en septiembre, como todos, tiene un tiempo de reposo... y yo, lo he tenido otra temporadita más, reposando en el borrador, porque no me convencía ninguna foto de las que le hice (y os aseguro que hice unas cuantas...) ¡que difícil es fotografiar el vidrio!  todos son reflejos, si alguien tiene algún truco que me lo cuente.
Este licor es un éxito seguro, fue el primero  con que el que me atreví...  ¡sabe dios! cuantos años ha....  desde entonces hace siempre parte de nuestros licores, cuando se acaba uno hago otro. Se conserva mucho tiempo con excelente sabor, aunque pierde, eso si, ese bonito color y se oscurece un poco más. 
En una ocasión, lo he hecho cambiando el alcohol por aguardiente, no está mal...  pero tiene un sabor mucho más delicado con  alcohol alimentario.



Ingredientes:
400 g de fresas
450 ml de alcohol para uso alimentario (no vale el del botiquín)
100 ml de agua
250 g de azúcar
100 ml de brandy
  


Elaboración:
Las fresas limpias y secas se colocan en un tarro de cristal de 1 litro, se vierte el alcohol sobre ellas; se cierra el bote y se deja reposar dos meses en un lugar fresco y oscuro.
Transcurrido ese tiempo se pasan por el pasapures y después por el chino.
Se prepara un almíbar dejando hervir el azúcar con el agua durante 5 minutos.
Se mezcla con el puré de fresones y se agrega el brandy. Se puede dejar así,  o, puede pasarse por un tamiz más fino que el chino, con el fin de que tenga menos posos. 
Yo soy poco de licores, pero si que tengo un buen paladar y considero que tiene un buen sabor, debe ser por eso que cuando lo pongo en la mesa es el primero que se acaba.

¡Chinchín!