martes, 29 de diciembre de 2015

Roscón de Reyes en (THX) "Reto Bake The World"


Aunque para Reyes aún faltan unos días, hoy por la red va a haber unos cuantos roscones... las culpa es de las chicas de  Bake The World, que nos retaron a preparar un roscón de Reyes. Aunque yo este año apenas he participado en ningún reto... lo del roscón me ha tentado muy seriamente... 
además no tengo ninguno publicado. Así que aquí estoy hoy,  con mi roscón relleno de nata como manda la tradición, me va costar alguna lorza más... pero como he disfrutado del trozo que me comí!
Como llevo un tiempo con una lesión de hombro que me mantiene alejada de todo lo que me gusta ..cocinar, amasar, ordenador, hasta hacer fotos.. he recurrido a la thermomix, la receta  es un mix de una tradicional  y una de la máquina, que siempre me da muy buenos resultados y en esta ocasión también. 
Aquí la dejo, espero que os guste!

Ingredientes:
120 g de azúcar
1 cucharada de piel de limón,  solo la parte amarilla
1 cucharada de piel de naranja, solo la parte naranja
50 g de nata
50 g de mantequilla
4 huevos medianos
25 g de lavadura prensada (un cubito)
2 cucharadas de agua de azahar
500-600 g de harina de fuerza
1 pizca de sal
Relleno:
500 ml de nata
4 cucharadas de azúcar
Para el acabado
1 huevo
Frutas escarchadas
Azúcar
Elaboración:
Con el vaso y las cuchillas muy secas, pulverizamos el azúcar a velocidad máxima.
Agregamos las pieles de los cítricos  y rallamos a velocidad progresiva. Bajamos lo que haya quedado en las paredes del vaso y si no está bien glaseado (en mi caso no lo estaban) por ello le di,  un par de golpes de turbo.
Añadimos la nata y la mantequilla y programamos 1 minuto, 37ºC,  velocidad 4. Mezclamos 30 segundos a máxima velocidad.
Incorporamos los huevos, la levadura y el agua de azahar, mezclamos 20 segundos a velocidad 3.
Subimos la Thermo, a velocidad 6 y vamos agregando unos 490 g de harina, (la cantidad de harina depende del tamaño de los huevos, en este caso eran de casa y grandes, por lo que necesité casi los  600 g de harina, nunca me había hecho falta tanta) y una pizca de sal, por el bocal poco a poco. 
Aumentamos a velocidad 10 y mezclamos 30 segundos.
Programamos  3 minutos a velocidad espiga y comprobamos que se forme una bola que se mueva bien, si no es así, hay que añadir más harina, para ello  se para la máquina, y se le añade un poquito de harina por el contorno del vaso y se sigue amasando. Dejamos subir la masa hasta que se salga por el hueco del cubilete.
Cuando haya subido  (1 hora 30 minutos, tardó la mía, pero el tiempo dependerá de la temperatura ambiente, en mi cocina había una temperatura muy agradable), se baja la masa con la manos y se vuelve a a conectar la máquina 15 segundos a máxima velocidad,  y después se amasa un minuto a velocidad espiga.
Untamos ligeramente  con aceite la superficie de trabajo y de paso las manos, sacamos la masa del vaso,  amasamos un poco con las manos y formamos una bola lisa,  hacemos un agujero con la manos en el centro de la bola y con cuidado damos forma al roscón. Se coloca sobre un silpat o un papel de hornear y sobre la rejilla o bandeja del horno. Pintamos con huevo batido, cubrimos con un poquito de azúcar espolvoreado con unas gotas de agua,  y por último, con las frutas escarchadas. Colocamos en un lugar cálido para que doble  su volumen. Cuando veamos que va alcanzando el doble de su tamaño ( 1 hora 30), encendemos el horno a 180ºC,  más o menos,  ya sabéis que cada horno es único.Este tardó en cocerse 35 minutos
Una vez frío lo rellenamos con la nata que previamente habremos montado con el azúcar... y dos truquitos para un montaje sin contratiempos. Uno para cortarlo, para que salga lo más derecho posible.  Consiste en colocar algún objeto debajo del cuchillo a la altura que queremos cortar (yo utilicé un botecito pequeño de vidrio),  introducimos el cuchillo en el roscón,   apoyamos obre el objeto y vamos empujando suavemente  el roscón. Antes de concluir el corte, colocamos dos palillos, uno en la parte superior y otro en la inferior, nos serán muy útiles a la hora de montarlo,  después de haberlo rellenado.
Y ya solo queda disfrutar de esta exquisitez.





¡ Feliz Año a tod@s!


Enlaces del reto:

Y otras de versiones más atrevidas: 




domingo, 20 de diciembre de 2015

Abetos navideños de lima ( THX / T)


Este año mi espíritu navideño debió extraviarse  y me está costando lo suyo meterme en faena! Eso si , he empezado como siempre por las galletas...  y aprovechando que me regalaron una caja de limas, decidí hacer unas con ese aroma que me gusta tanto, y no me han defraudado en absoluto... están divinas! Muy crujientes, muy aromáticas y con ese sabor  cítrico tan rico, cada día están mejor... pero no duran nada!
Ingredientes:
150 g de mantequilla a temperatura ambiente
120 g de azúcar
1 huevo  a temperatura ambiente
La piel, sin nada de blanco de 2-3 limas
Zumo de una lima
1 cucharadita de polvos de hornear
1 pizca de sal
280 g de harina
2 cucharadas de azúcar glas para espolvorear
Elaboración:
La masa de estas galletas están hechas con la Thermomix,  pero esta es una de mis primeras recetas de galletas,  la he hecho montones de veces con otros aromas, a mano, con batidora o como coincidiese son facilísimas de hacer y siempre están ricas.
Precalentamos el horno a 175 ºC, más o menos... ya sabéis que cada horno es un mundo.
Cubrir una bandeja de horno con papel de hornear o con un silpat.
Lo primero es aromatizar el azúcar, para ello se coloca en el vaso de la Thx,  junto con las cascaras de la lima y se tritura  a velocidad progresiva 5-7-9, unos 20 segundos, bajamos con la espátula lo que haya quedado en las paredes del vaso, comprobamos que está bien glaseado; de no ser así repetimos la operación. Para los que no tenéis este aparatito, se ralla las piel de las limas y se mezcla con el azúcar con las yemas de los dedos, el azúcar se humedecerá y olerá divinamente.
Añadimos al vaso de la thermomix el resto de los ingredientes, programamos 20 segundos , velocidad 6. Retiramos la masa del vaso y la introducimos en una manga pastelera con la boquilla que más nos guste, en este caso he usado un boquilla plana para hacer arbolitos, pero vale cualquier otra. Esta masa es perfecta para la pistola de hacer galletas, de hecho en este blog hay unas de limón de mis primeros tiempos de bloguera y otras posteriores de naranja, hechas con dicho artefacto.
Si no tenemos thermomix... En un cuenco ponemos la mantequilla y el azúcar, batimos hasta que cojan volumen, le añadimos del huevo y el zumo y batimos un poco más. Tamizamos la harina con la levadura y la añadimos al cuenco junto con la sal, mezclamos suavemente.
Ya solo queda formar las galletas sobre la bandeja, dejando espacio entre ellas... y hornear unos 12-15 minutos o hasta que estén doraditas.




¡Feliz semana!






jueves, 10 de diciembre de 2015

Ensalada con queso Brie, mandarinas y granadas


Hay que ir preparando el cuerpo para lo que nos espera, porque los habrá que se contengan...  pero por aquello de que Navidad solo es una vez al año, lo más habitual es que tendamos al exceso, así que si llegamos depurados, es lo que ganamos. La receta de hoy es la ensalada que nos comimos mi marido y yo  a mediodía, solo hice fotos del resultado final porque no pensaba publicarla, pero me resultó tan atractiva y tan rica que decidí compartirla con vosotros, la combinación de sabores es tan equilibrada que me pasó una cosa curiosa, me olvidé de echarle sal y solo me di cuenta al final.


Ingredientes:
Lechugas variadas
1 endivia
2 mandarinas
1/4 cebolla roja
1/4 de granada
50g. de queso Brie
1/2 limón
Vinagre de Módena
Aceite de oliva
Sal (del que yo me olvidé)
Elaboración:
Lavamos la ensalada y las hojas de la  endivia. Dejamos escurrir.
Pelamos la mandarina, la dividimos en gajos y retiramos la pielecilla blanca que los recubre.
Cortamos el queso en cuadraditos y la cebolla en juliana
Partimos las hojas de las endivias por la mitad (yo  lo hago a mano) y reservamos unas cuantas puntas para adornar, lo demás lo incorporamos a la mezcla de lechugas. Colocamos esta mezcla en un bol y le añadimos la cebolla cortada , algunos  gajos de mandarina y mezclamos.
Aliñamos  con sal,  zumo de limón, un chorrito de vinagre de Módena y aceite de oliva virgen.
Colocamos el brie por encima, los gajos de mandarina y los granos de granada y...  ¡buen provecho!






martes, 8 de diciembre de 2015

Puré de caqui con yogur y fruta

 


Ya he visto por ahí muchas recetas navideñas..  yo de momento aún no he empezado, sigo con mis postres sanos, que por otra parte me encantan. El de hoy es delicioso -si os gusta el caqui, claro, aunque también está bueno con el puré de otras frutas-, la mezcla de yogur y fruta fresca es un postre muy recomendable y muy habitual en muchas casas,  la adicción del puré de caqui le da un toque diferente y  festivo, además este fruto tiene una gran cantidad de fibra y antioxidantes,  que ayudan a disminuir las tasas de colesterol... salud y sabor, en un vasito.

Ingredientes: 
Para dos personas
1 caqui
1 cucharada de azúcar mascobado
Una pizca de sal
1 tacita de agua
1 kiwi
1 pera
1 mandarina
1 yogur natural desnatado

Elaboración:
El  caqui se pela y se corta en trocitos.

Colocamos el caqui, con el azúcar y el agua en una cazuela. Ponemos a cocer todo junto, removiendo de vez en cuando, hasta que quede una salsita espesa y almibarada, añadimos la pizca de sal y dejamos enfriar.

Pelar la mandarina, separar los gajos, retirando con cuidado la telilla que los recubre.  Pelamos el kiwi  y lo cortamos en dados, hacemos lo mismo con las peras.
Batimos el yogur, se le puede  añadir azúcar, este no lo lleva.

Vertemos en los vasos,  el yogur, el puré de caqui,  los trocitos de fruta y repetimos de nuevo para terminar con los trocitos de fruta. Adornamos con unas hojitas de menta y servimos.






¡Feliz semana!


jueves, 3 de diciembre de 2015

Crema de brócoli



Aunque hoy hemos tenido un día primaveral con 23 ºC... hace un par de días la cosa no era así y una cremita caliente era casi de obligado cumplimiento para entonar el cuerpo; aunque yo soy una adicta a las cremas, tanto si hacer frío como si no. En esta ocasión me he inclinado por una verdura de temporada  que me gusta mucho, tiene además muchas propiedades para la salud, es muy rica y muy fácil de hacer.



Necesitamos:
1 bróculi grande
1 litro de caldo de verduras
1 cebolla
Aceite de oliva
2 quesitos light o 100 ml de nata
Sal y pimienta
Elaboración:
Limpiar la cebolla y picarla finamente.

    

Limpiar el brócoli, separar enramilletes pequeños, eliminar todas las partes duras.
Calentar el caldo de verduras sin que llegue a hervir.
En una cazuela sofreír la cebolla en 2-3 cucharadas de aceite y un poquito de sal, hasta que empiece a tomar color. Agregamos el brócoli y sofreímos ligeramente. Incorporamos el caldo de verduras a la cazuela, llevamos a ebullición y dejamos cocer 10-15 minutos hasta que la verdura esté en su punto. Retiramos unos ramilletes para el emplatado, el resto lo vertemos en el recipiente de la batidora y trituramos hasta formar un puré fino, añadimos los quesitos y trituramos de nuevo para deshacerlos.
Pasar por un colador chino, y si añadimos nata, es el momento de añadirla. Llevamos a ebullición de nuevo y servimos bien caliente


 
¡Feliz noche!

martes, 1 de diciembre de 2015

Showcooking de Códax


El pasado 8 de noviembre se celebró el Día Europeo del Enoturismo,  iniciativa que promueve la Red Europea de Ciudades del Vino RECEVIN, asociación sin ánimo e lucro, que  se instauro en el año 2009, con el fin  de conseguir la difusión internacional del turismo del vino de manera simultanea en todos los países europeos. Sus objetivos son la  afirmación de la identidad histórico-cultural,  patrimonial, económica  y social de las ciudades y territorios  relacionados con la producción de vino de calidad. La Red Europea de Ciudades del Vino está apoyada por por las Asociaciones del Vino de la mayoría de los países que que forman esta red, es la unión por el vino y el enoturismo de 800 ciudades europeas.
La ciudades que pertenecen a esta Red y en especial las bodegas, organizan eventos y jornadas de turismo enológico, visitas a las bodegas, catas y maridajes con la gastronomía típica de la zona y precisamente de una cata y un maridaje extraordinario es lo que va esta entrada.
Este  año de nuevo he tenido la oportunidad de asistir a una visita, una cata y un showcooking de los tres que organizó la  Bodega  Martín Códax, para celebrar el día del Enoturismo 2015.

Había tenido la ocasión de conocer esta bodega hace un par de años, por idéntico motivo, entonces había sido una jornada fantástica y este año se ha vuelto a repetir.
Comenzamos por una visita a las bodegas en compañía María Otero, que transmite como nadie la pasión por el mundo del vino, de ello hable  en la entrada que dediqué a la anterior visita.
 En esta ocasión el Showcooking estuvo a cargo de Iván Domínguez del Restaurante Alborada.
 El maridaje de sus platos y los vinos de Marín Códax fue un acierto total. Su cocina que se define Atlántica por los cuatro costados, casa a las mil maravillas con unos vinos que llevan en su ADN la influencia de este mar.
Comenzamos con una "Ostra tibia con papada y puré de limón asado con pan de centeno" maridada con Albariño Martín Códaz Gallaecia 2011. Sencillamente  ¡sublime!


"Vieira de Galicia a la sal de Ramallo de mar, crema de raíces y hierbas del litoral"   maridada con Albariño Martín Códax 2012. Fue como comerse el mar a bocados ¡divina combinación!  

 "Jurel asado y ahumado al romero con zanahorias del país y crema picante de berzas" maridado con Albariño Organistrum 2012. El humilde jurel, elevado a alturas ¡sorprendente y exquisito!
 "Codorniz asada en carcasa con mazorquitas y polenta cremosa" maridada con Albariño Martín Códax Vindel 2012. ¡magistral elección!
"Licuado de membrillo y queso fresco" acompañado de Albariño Martín Códax 2014. El broche perfecto para concluir  este festival de sabores Atránticos que nos ha dejado a todos los asistentes un maravilloso recuerdo.
Mil gracias Bodegas Martín Códax, ha sido una jornada para recordar