Galletas de yema aromáticas


Y ya tenemos aquí marzo, un mes que nos trae evocaciones primaverales, pero  de momento son eso... evocaciones! Tenemos un fin de semana bien invernal! 
Y como ya viene siendo habitual, mi primera receta del mes es de galletas, una  actividad que por cierto, estos días puede resultar  de lo más agradable,  se caldea el ambiente y dejan un olorcito muy hogareño.


La idea de estas galletas me la dio un libro muy interesante sobre la historia de nuestra gastronomía, pero pésimo en cuanto a recetas... el libro en cuestión es Repostería en Galicia de Fina Casalderrey y Mariano García. La receta de las galletas de yema del libro, es de las monjas Clarisas, del Convento de Santa Clara de Pontevedra, seguramente estas santas mujeres con 14 yemas de huevo, 1/2 kilo de azúcar y 1/2 kilo de harina, harán unas galletas exquisitas... no  lo sé,  ni las he probado, ni las he hecho, porque me da que con estos ingredientes a mi no me van a gustar.  Así que he buscado por otras fuentes y encontré algo parecido a estas que he hecho yo. Por supuesto venía todo en tazas, tablespoon, grados celsius..  y esas cosas que tienen los sajones... así que medí, pesé,  y redondeé sobre la marcha... al final el resultado fue un éxito  y las galletas han salido buenísimas, crujientes, aromáticas... un verdadero peligro!


Ingredientes:

  • 100 g de mantequilla
  • 170 g de azúcar
  • 3 yemas de huevo
  • 215 g de harina para todo uso
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato 
  • 1/2  cucharadita de crémor tártaro 
  • Aroma de vainilla, de limón y de naranja al gusto
  • Azúcar glas para rebozar       
Elaboración:  
Encendemos el horno... yo lo puse a 180ºC, pero está muy mayor, en uno más joven a lo mejor hace falta menos temperatura... ya sabéis que cada uno es un mundo.
Preparamos dos bandejas con papel de horno o con un silpat.
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que queden integradas.
 Añadimos los aromas a las yemas
y batimos ligeramente.
Mezclamos la crema de mantequilla con las yemas y mezclamos bien.
Tamizamos la harina con el bicarbonato y el crémor tártaro.
Añadimos la harina a la mezcla de mantequilla y yemas, mezclamos hasta obtener una mezcla homogénea.
Formamos bolas del tamaño de una nuez, si se quiere se rebozan en azúcar glas, yo rebocé algunas, otras las dejé tal cual... las del azúcar quedan más bonitas y más dulces.
 Las vamos depositando sobre las bandejas que tenemos preparadas.
Se cuecen en 15-20 minutos.




¡Feliz mes de marzo!






Comentarios

  1. menuda tentación ! se ven tan abizcochaditas que dan ganas de meterle el diente! bicos

    ResponderEliminar
  2. Buenos días Milia, que maravilla de bocaditos, y que bien los has sacado adelante, la receta del libro y de las monjas me haría falta a mi para gastar tanto huevo, hay apara dar y tomar, pero es lo que tu dices a lo mejor acaban en la basura, te han quedado fabulosas, en casa las galletas caseras y sobre todo cuando vienen las niñas son una atracción que dura nada, se las comen a puñados unas tras otras, fabulosas te han quedado......Bess

    ResponderEliminar
  3. Milia , que pinta mas buena tienen estas galletas y que color ...tienen que saber a gloria
    besinos

    ResponderEliminar
  4. Si es que el tiempo está para ponerse a hornear, bien cierto es. Entras en calor, la casa luego huele de maravilla y aún encima, disfrutas de unas galletas como estas sentadita tan ricamente en el sofá, con un café en la mano y viendo la tele. Me gustan, te han quedado super bonitas con un color divino y el interior tierno y con una miguita la mar de tentadora.

    Bicoss y feliz domngo, guapetona

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, una forma ideal de estrenar el mes y más con el tiempo que hace que nos tiene locos y resfriados, o al menos a mi jejeje Me llevo un par que me han encantado ehh

    besos

    ResponderEliminar
  6. Qué delicia de galletas Milia!!!!
    Dan unas ganas tremendas de dar un buen bocado,,porque ese corte es espectacular y seguro que el arona que despiden no lo es menos ;)
    Bicos y que tengas una semana estupenda :)

    ResponderEliminar
  7. Los dulces de las CLARISAS, tienen el éxito asegurado,y los de MILIA también, las yemas me encantan.
    UN ABRAZO PRECIOSA :))))

    ResponderEliminar
  8. Hola guapísima !!!
    Si es que hay libros que se escudan en añadir la palabra . . . de la abuela o ...de las monjas tal o cual y al final son un fiasco que ni te cuento. Todavía nos reímos en casa de un supuesto bizcocho que hacían en un convento de clausura, que como no fuese para llevarlo rodando por el patio, para otra cosa no servía, porque era duro a más no poder jaja
    En fin, que tu experiencia en la cocina, te ha servido, mi querida Reina Mora, para oler el fracaso y rectificar a tiempo. Y qué rectificación, si la última foto lo dice todo, esas galletas serían la envidia de cualquier convento repostero.
    Espero que tu hombro vaya mejor, estas cosas son de paciencia y lentitud, no nos queda otra mi querida Milia.
    Besotes gordos y feliz semana, mi niña.

    ResponderEliminar
  9. Que bocaditos mas buenos te salieron para no dejarte ninguna en la cesta, que pena no podre meter la mano, bssss

    ResponderEliminar
  10. Aromáticas mientras las horneas y deseando que se enfríen al salir del horno, verdad? Si es que son puro vicio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Milia ese libro me lo regaló una buena amiga hace tiempo , pero sí que en algunas recetas los ingredientes fallan , pero tú como eres muy aguda y muyyyyyy buena cocinera, mira qué apaño más bueno has hecho porque estas galletas no tienen desperdicio, de principio a fin, vaya ricas que tienen quue estar , quien las pillara desdeluego...
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  12. Honear galletas es un placer antes, durante y después, sobre todo con ese resultado que salta a la vista. Deliciosas! Besiños.

    ResponderEliminar

  13. Hola querida Milia !
    Galletas aromático, qué delicia ! Son perfectos !

    Ótima semana!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. El tiempo está de lo más apropiado para encender el horno. También preparé galletas el donde.Me guardo éstas para la próxima hornada.

    ResponderEliminar
  15. has hecho un traslado de medidas que te ha quedado para publicarlo en el mejor libro de repostería, bien hecho Milia, que hay recetas que no hay por donde cogerlas- Te han quedado una galletas de lujo y deliciosas, sólo hay que ver el resultado. Mil besos!!

    ResponderEliminar
  16. Mila, aquí también tenemos un tiempo invernal.
    Estas galletas tiene una pinta buenísima, has echo bien en cambiar la cantidad de sus ingredientes, se ven espectaculares
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  17. Bueno, bueno, veo que no soy la única que llega por aquí a altas horas y me parece que ha sido el olorcito tan rico que desprenden tus galletas. Mucha mantequilla para mí, pero ya me comería yo como mínimo un par. Tienen que estar deliciosas.
    Muchas gracias por tu cariñoso comentario querida amiga. Yo tb love U.
    Besos y feliz martes.

    ResponderEliminar
  18. No conocia la receta de las galletas de yema de las mojas clarisas del Convento de Santa Clara de Pontevedra,pero no dudo lo mas minimo que estas que has echo adaptando la receta sobre la marcha ni le envidien nada y esten de muerte relenta no hay mas que ver las fotos son de lo mas tentadoras que pena estemos tan lejos por que me tenias en casa dia si y dia tambien.
    Bicos mil wapisimaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  19. Así da gusto estrenar mes, me parecen riquísimas, con su aroma y todo pero ya simplemente hechas de yema las veo una galleta delicada, me encantan.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  20. Y tanto que son un Peligro...de meter la mano en la pantalla y no dejarte ni una galleta!! qué textura y qué color!! el aroma es lo único que por desgracia no me llega, mecachis!
    Besotes

    ResponderEliminar
  21. Ay mi madre, que pedazo de galletas. Y yo con yemas en el congelador, estoy tardando en hacerlas jejeje. un besote!
    Por cierto, siento no haberme pasado por aquí antes pero últimamente sólo me da tiempo de publicar y eso es porque tengo las entradas preparadas porque si no ni eso jejeje.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos

Entradas populares