jueves, 17 de noviembre de 2016

Bizcocho exprés de moras con harina de castañas y sarracena, sin gluten y sin lactosa



Hace un par de meses nuestra amiga Marisa, nos propuso otro de sus  retos, en esta ocasión la propuesta era congelar el verano... me da a mi que el verano es complicado de congelar, pero sus productos si que es factible y  aconsejable... es una gozada disfrutar de los frutos de verano durante el frío invierno.

Congelando el verano.


Una de las cosas que congelo cada verano son las moras, congelan estupendamente y las disfruto a lo grande, unas veces cocinadas y la mayoría simplemente descongelada y añadidas a mi yogur diario... me encantan!
Congelarlas es tirado, si cabe lo más complicado es recogerlas, las zarzas no se andan con chiquitas,  pican a base de bien. Yo tengo la suerte de que me las recoge mi marido así que simplemente tengo que lavarlas, escurrirlas y colocarlas  sobre papel de cocina para que se sequen, una vez hecho esto si son poquitas las introduzco en una bolsa y al congelador, cuando son muchas como en este caso, las congelo en bandejas y luego las introduzco en tapers, ya que me resulta más fácil guardarlos en el congelador apilados. Marisa, tiene un magnifico tutotial sobre el tema, ella no iba a invitarnos a un reto sin ponernos una clase magistral... lo de maestra lo lleva en el ADN... Espero que te guste querida amiga, sabes que en este momento estoy muy lejos!
Para este reto y dado el poquísimo tiempo del que dispongo he preparado una receta exprés,  eso si adaptada a mis necesidades sin gluten y sin lactosa... la verdad es que es un bizcochito delicioso que se hace en un suspiro.
Ingredientes:
2 cucharadas de moras congeladas
2 cucharadas no muy colmadas de harina de castañas
1 cucharada no muy colmada de harina de trigo sarraceno
1 cucharadita del sobre azul y otra del sobre blanco del gasificante litines de Hacendado (vale una cucharada de polvo de hornear,  pero como el que yo tengo tiene glutén, uso este que no lo tiene)
3 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de queso crema sin lactosa
1 cucharada de aceite de girasol
6 cucharadas de leche (usé de soja, pero vale cualquiera)
Aroma de vainilla
Elaboración:
Las moras hay que sacarlas un par de horas antes del congelador y dejarlas en la nevera. Una hora antes de pareparar la bizcochito, la colocamos extendidas en un colador para que se acaben de descongelar y para que se sequen. Un momento antes de comenzar con la elaboración, secamos las moras con cuidado sobre una servilleta de papel, las colocamos en un bol y espolvoreamos sobre ellas una pizca de harina de trigo sarraceno, para que se sequen por completo. Reservamos.
Mezclamos las harinas, el gasificante + litines y el azúcar. Añadimos el queso , el aceite, la leche y la aroma de vainilla, batimos hasta que todo esté integrado, volcamos sobre unos moldes de puding, repartimos las moras sobre los moldes, mezclamos y llevamos al microondas. Aquí cabe señalar que cada microondas es un mundo, así que es aconsejable programar 1.30 e ir viendo como evoluciona, pinchando el consabido palito para ver si está seco. El mío tardo en hacerse 2 minutos.






¡Buen día a todos!




17 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Querida Milia. En primer lugar, muchas gracias por tus cariñosas palabras hacia mí. Me has hecho reír con lo del ADN y algo así debe ser. Aunque no sea perfecto, los tutoriales sobre cómo congelar anticiparon al reto y si son de utilidad a alguien, me doy por satisfecha.
    Me hablaste de tu bizcocho y ahora al verlo, me apetece probarlo.
    Este verano no vi ni una mora y yo, que me he criado cogiéndolas en el verano, lo echo de menos.
    Espero que estés disfrutando, como te dije por ti y un poco por mi y te dot las gracias por estar de nuevo en otro de mis retos.
    Probaré a ver qué tal me sale sin azúcar.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Esa ultima foto es de lo mas tentadora, dan ganas de llevársela a la boca! un bizcocho impresionante, seguir disfrutando del viaje, bicos

    ResponderEliminar
  4. Hola guapísima !!!
    Espero que disfrutes mucho en tu viaje, y esperando estoy para ver las entradas tan maravillosas que nos preparas a la vuelta para contarlo, Reina Mora.
    Tu bizcocho es simplemente delicioso, esa harina de castañas le debe dar un saborcito de lo más rico, y junto a las moras que me vuelven loca, vamos que te dejaba el plato relamido a base de bien.
    La de recetas ricas que estoy viendo hoy para el reto de Marisa y qué antojo de todo.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  5. Milia , muy original y se ve super jugoso , seguro que esta delicioso
    besinos

    ResponderEliminar
  6. Se ve muy jugoso y además con el rico sabor de las moras tiene que estar muy bueno.
    Has aprovechado muy bien la congelación del verano.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. pero que maravilla de bizcocho, no soy mucho de moras pero este se ve ideal para merendar...Besss

    ResponderEliminar
  8. Una bizcocho fantastico el cual seguro que triunfa en cualquier mesa, como siempre receta y fotos son de 20 points.
    Bicos mil wapisimaaaa.

    ResponderEliminar
  9. Ni de castañas, ni sarraceno consigo yo por acá mi querida amiga, así que tendré que tunear totalmente tu receta, pero como me gustan tanto las moras, voy a darme maña para hacer algo parecido! Muchos besos

    ResponderEliminar
  10. Hola Milia. Una fruta que me encanta y que hace muchos años recogía de las zarzas cuando veraneábamos en el pueblo de mi padre. Es posible que desde entonces me haya embrujado esta fruta.
    Nunca he utilizado la harina de castañas aunque estas me encanten y ahora que ya se van viendo no dejo de comerlas jj.
    Este bizcocho, tal como lo has hecho, tiene que estar delicioso. Su aspecto es estupendo y su sabor debe ser exquisito. Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Que rico este bizcocho!!!Y si tener esas moras congeladas nos sirven para muchas recetas. Bs

    ResponderEliminar
  12. Yo tambien congele moras! Pero para otra cosita aunque estuve tentada de hacer un bizcocho jejejejeje. Aun me quedan unas fresas...

    ResponderEliminar
  13. Mi querida amiga, lo que daria yo por pincharme con esas zalzas, eso seria señar de que por aqui estubieran, pero por desgracia aqui no tenemos esa suerte, que rico tiene que estar este bizcocho, con esa harina de castaña y esas ricas moras que para mi no tienen precio. Mil besicos cielo de tu amiga que te quiere

    ResponderEliminar
  14. Que bien lo has explicado todo. Yo tambin pongo harina a las frutas para que no se bajen a la base de los bizcochos y las podamos disfrutar a cada bocado. Te han quedado muy bien. Saludos

    ResponderEliminar
  15. Hola Milia!
    Qué alegría cuando se encuentran moras, sobre todo si no abundan por la zona (como es mi caso) y más alegría aún pensar en preparar un postre con ellas y si fuera un bizcocho tan delicioso como el tuyo ¡para ponerse a dar saltos! pero para eso lo mejor congelarlas antes, claro; nada de comérselas de una sentada en verano XD!
    Qué apetecible se ve! dan ganas de agarrar esa cucharita llena
    Un beso, feliz finde!!

    ResponderEliminar

  16. Las fotos son irresistibles, hummmmm ...!
    besos querida Milia ♥

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos