lunes, 24 de abril de 2017

Galletas de kiwi veganas, sin gluten, sin lactosa y con y sin azúcar


Vosotros como lleváis lo de las recetas pendientes...? Lo mío no tiene remedio, como decía el otro día Carles Francino, "no hay vida para tantas cosas" 
Me he pasado toda la vida... y ya tengo años! Recopilando recetas de todas partes, comprando libros de cocina a tutiplé,  revistas de aquí y de todos los lugares a los que  viajo... que no son pocos! Y ahora para acabar de rematar la cosa... voy haciendo fotos a todas las recetas que me encuentro, van acabar conociéndome en todas partes como la de la que fotografía las recetas... y para muestra lo del dentista... me llamaron para entrar, pero como me vieron tan atareada, me dijeron,...acaba, acaba!  
En fin... es lo que hay! Aunque,  a veces se saca algún provecho de estas manías fotográficas y estas galletas son prueba de ello, aunque la cosa no salió tal como explica la receta, me inspiró, seguí mi intuición... et  voila ¡riquísimas!


Ingredientes:
A mi no me gustan las cosas muy dulces, así que si alguien va hacerlas, y las quiere dulces, recomiendo poner más azúcar!
3 kiwis amarillos
20 g de almendra laminada
20 g de avellanas molidas
140 g de harina de maíz
120 g de harina de arroz
100 g de margarina  de maíz   a temperatura ambiente
50 g de azúcar   -La versión sin azúcar: 17g de azúcar de abedul (1 cucharada)
1 cucharada de bicarbonato
25 g de chocolate fondant
1 pizca de sal

Elaboración:

Los kiwis se pelan y se desmenuzan con las manos dentro de un bol amplio.
Se mezclan las harinas con el azúcar y  el bicarbonato. Añadimos al bol del kiwi  e incorporamos el resto de los ingredientes, se mezcla bien y se deja reposar en la nevera 30 minutos.
Introducimos la masa en la manga pastelera, hacemos unos montóncitos  sobre la bandeja del horno 
Introducimos esta  en el horno y las dejamos unos 15-18 minutos o hasta que estén doradas... si se cuecen más quedan mas crujientes y aguantan más tiempo así, de la otra forma quedan más blandas... pero nunca queda ninguna!





Feliz semana






viernes, 21 de abril de 2017

Empanada de chocos para o programa "O mellor choco do mundo"


Cantos día sen aparecer por aquí ¿verdade? E aínda por enriba escribindo en galego... non, non vos preocupedes, non me deu o sol demais estes días... estou perfectamente!
O uso do meu idioma materno por primeira vez neste blog, ten a súa razón... a receita é moi  galega... e unha empanada, e de millo, e leva choco; tres ingredientes moi vencellados a nosa gastronomía. Os que me coñecedes xa sabedes da miña paixón pola cociña galega,  de feito,  esta receceta  xa está publicada aquí fai 5 anos... ¡como pasa o tempo!

 Todo isto ven a que  Setemedia Producciones Adiovisuales está   a preparar un programa especial sobre o choco"O mellor choco do mundo" para a Televisión de Galicia,  e pedíronme que lle fixera esa receita para o programa... Teño que confesar que o principio deume un pouco de respecto... iso de cociñar acompañada dunha cámara non o tiña previsto... pero despois de pensalo cheguei a conclusión que era unha experiencia que non podía rexeitar, e certamente foino, estiven dos nervios hasta o comezo da gravación, mais en canto me puxen a cociñar... desapareceron! Está claro...  para min cociñar e un relax!

Cuantos días sin aparecer por aquí ¿verdad? Y encima escribiendo en gallego... no, no os preocupéis , no me dio demasiado el sol estos días... estoy perfectamente!
el uso de mi idioma materno por primera vez en el blog, tiene una razón... la receta es muy gallega, es una empanada, es de maíz y es de jibia; tres ingredientes muy vinculados a nuestra gastronomía. Loa que me conocéis ya sabéis de mi pasión por la cocina gallega, de hecho, esta receta  ya fue publicada aquí hace 5 años... ¡como pasa el tiempo!
Todo esto viene a que Setemedia Producciones Adiovisuales, está preparando un programa especial sobre la jibia "O mellor choco do mundo"  para la Televisión de Galicia, y me pidieron que le preparara esta receta para el programa... He de confesar que en principio me dio mucho respecto... cocinar con una cámara al lado era algo que no  tenía previsto, pero después de pensarlo detenidamente, llegué a la conclusión que era una experiencia que no podía rechazar, y así fue, estuve de los nervios hasta el comienzo de la grabación, sin embargo, en cuanto empecé a cocinar... ¡desaparecieron!  Está claro...   cocinar para mi es un relax!



Ingredientes:
Zaragallada
200 ml de aceite de oliva virxe
1 pemento  vermello
2 cebolas grandes
2 dentes de allo
Sal
2 chocos medianos (650 g +- cada un) coa súa tinta (son comprados frescos e conxelados uns días)
2 tomates medianos ou 3 pequenos
2 follas  de louro
2 ou 3 culleradas de viño branco.

O choco lavase e deixase escorrer moi ben, se e preciso secase con un pano, ou con papel de cociña. Cortase en anaquiños pequenos, e reservase.
Lavase o pemento secase e cortase primeiro en tiras de 1 centímetro mais ou menos, e despois en 4 ou 5 anacos, dependendo do longos que sexan. Limpamos e picamos as cebolas --eu córtoas pola metade, despois doulle dous cortes horizontais, e por último córtoas en xuliana gordiña. O allo pico moi miúdo. Os tomates pélanse e córtanse en anaquiños pequenos.
Ponse unha sartén o lume co  aceite, deixase que  quente, e engádese o pemento, dánselle unhas voltiñas. Botáselle a cebola e mailo allo e unhas areas de sal, deixase facer uns minutiños hasta que a cebola empece a estar transparente, 6- 8 minutiños.  Temos que ter en conta que aínda  imos cociñar o choco, e despois vai o forno.

Engadimos os chocos, remexemos e a continuación  botámoslle o tomate e o louro, deixase cocer un cuarto de hora a temperatura media. Eu esta empanada fágoa con, e sen tinta... non a todo mundo lle gusta vela ennegrecida! No caso de poñerlle tinta,  engádeselle agora, mezcal ben e deixase cocer 10 minutos mais... os tempos son aproximados, os chocos non son todos iguais, teñan que quedar o dente, despois vanse acabar de facer dentar da empanada! Retiramos do calor e deixamos arrefriar.

Masa
500 g de fariña de millo (neste caso puxen branca e amarela o 50%,)
200 g de fariña de centeo
1 cullerada (de sopa) rasa de sal
15 g de levada fresca
Auga

A fariña de millo peneirase, neste caso pa que se mesturen, pero si uso unha sola,  tamén a peneiro, e fágolle o mesmo a de centeo.
Quentamos un litro de agua e cando ferva botámoslle un vaso (200 ml) de agua fría, non  ha imos a usar toda, pero acada un temperatura que vai ben.

Poñemos as fariñas nun recipiente, mesturamos o sal, facemos un oco no medio e imos engadindo auga pouquiño a pouco e mesturando coa fariña hasta que se forme un masa brandiña, sobre esta desfacemos coas mans a fermento, votamos o aceite,  e  puñadiños de fariña de centeo de paso que imos mesturando coa paliña de madeira, cando vexamos que a masa deixa de pegarse as paredes do recipiente está lista. Formamos unha boliña, marcamos suavemente co dorso da man unha cruz ou outra marca calquera, tapámola con un pano suave e deixámola nun sitio cálido pa que medre. Tarda entre 20-25 minutos, pero depende moito da temperatura, se fai calor leveda antes e se fai frío, tarda mais. Cando empeza a  rachar, está lista para usala.
Aquecemos o forno -o meu a 180º, pero xa sabedes que cada un e un mundo)
Cubrimos unha bandexa con papel de forno.
E comezamos a montar a empanada, a masa de millo e moi branda e non se pode estirar cun rolo, hai que ir collendo coa man pequenas cantidades de masa, estiralas na man,  e ir poñéndoas na bandexa pegadas unhas as outras. Outro problema de esta masa e que se pega as mans, así que estas teñen que estar impregnadas de aceite, o mellor e facelo cuns guantes de parafina, que con dúas o tres veces que se unten con aceite, dan pa montar toda a empanada sen pegarse nada.
Unha vez que teñamos toda a bandexa cuberta de masa, podemos pasar un garfo para que quede de un grosor uniforme. Esténdemos a zaragallada sobre a masa, e volvemos de novo a facer pequenas tortiñas para ir tapando a zaragallada, cando estea toda tapada, marcamos as racións con un coitelo e metémola no forno pa que se coza.  Tarda uns 35-40 minutos.
Espero que vos guste!


Bo proveito!






Buen fin de semana!





Post scritum:
Me he olvidado de comentaros que no he traducido la receta al español, porque hay otras dos empanadas de harina de maíz en este blog, que se hacen de la misma manera.
 La primera ( a la izquierda) es igual que esta, solo que un poco  más grande, la encontraréis pinchando aquí
La segunda (la derecha) es de hace unos meses, se ha cambiado la harina de centeno por teff, para hacerla sin gluten. La podéis encontrar pinchado aquí.

miércoles, 5 de abril de 2017

Arroz con bacalao, cocochas y grelos de Lugo



























Abro la nevera y veo...   un trozo de bacalao, unas poquitas cocochas y unos grelos maravillosos... de Lugo, como habéis visto en el titulo.  Por la zona donde vivo los grelos que compro son siempre de Santiago ¡buenisimos! Los de Lugo nunca había tenido la oportunidad de cocinarlos, de probarlos si y muy recientemente en el Forum de  Coruña, cocinados a baja temperatura por un mago de los fogones, Álvaro Villasante, el cocinero de nuestra última Xuntanza; cuando fui a  felicitarle y decirle que me habían encantado, me dijo --me sobraron un montón ¿quieres?-- ¡claro que quiero! y allá me vine, con una bolsa de grelos, mas contenta que unas castañuelas, como llegue a unas horas poca adecuadas para comerlos, los escaldé y una vez fríos los guardé en la nevera... Así que solo quedaba buscarle compañía y pensé que un arroz estaría bien... ¡nos encantó!
Ahhh... y me quedaron más grelos para otra receta!

Ingredientes:
Aceite de oliva virgen extra
1 cebolla pequeña
4 dientes de ajo
1 taza de arroz bomba (250 ml)
200 g de bacalao
200 g de cocochas
1 plato de grelos escaldados  (*)
1 sobrecito de azafrán en rama


Elaboración:
Retiramos la piel y las espinas del bacalao,  las ponemos a hervir junto con un trocito de cebolla con el agua (800 ml, necesitaremos 750 ml, 3 volúmenes que es lo que necesita el arroz bomba)  mientras preparamos el sofrito del arroz.
El bacalao lo desmigamos y las cocochas se trocean en dos o tres pedazos.
En una cazuela sofreímos la cebolla y 2 dientes de ajo picaditos en aceite de oliva (3-4 cucharadas)
Cortamos en trocitos regulares los grelos escaldados. Cuando la cebolla esté  blanda añadimos los grelos y los rehogamos, incorporamos el arroz, mezclamos  y dejamos que se ponga transparente, en ese momento cubrimos con el caldo que habíamos hecho con las pieles y las espinas de bacalao. Dejamos hervir a fuego fuerte 5 minutos, bajamos el fuego y dejamos cocer 5-7 minutos más (depende si nos gusta más al dente o menos, a mi me gusta muy al dente).
Mientras tanto  laminamos los otros dos dientes de ajo y los sofreímos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva, incorporamos el bacalao y las cocochas  y cocinamos dos o tres minutos, justo el tiempo en que cambie de color, en ese momento lo añadimos al arroz ( habrán transcurrido los 5-7 minutos) y dejamos que se termine de hacer todo junto 5 minutos más, se deja reposar 5 minutos, se emplata y se sirve.

(*) Para blanquear los grelos, se limpian y se introducen en agua hirviendo, se cuentan cuatro minutos desde el momento que empiece a hervir de nuevo, se escurren y se introducen en agua con hielo para coartar la cocción y para que conserven ese bonito color verde.






Buenas noches!




miércoles, 29 de marzo de 2017

Guiso de ternera gallega con verduras


Parece que el tiempo va mejorando, pero hemos pasado unos días  fríos, fríos, así que ha habido que cocinar cosas  que entonaran el cuerpo, y recurriendo  a la memoria de los días fríos de mi infancia, recordé    un plato del que disfrutaba a lo grande... ¡así que hace frío, a disfrutar se ha dicho! Aquí dejo el resultado... es esta ternera gallega, hecha al estilo de mi madre  en modo slow...  y que es aconsejable tomarla acompañado de un buen pan.... espero que os guste tanto como a mi!


Ingredientes:

Aceite de oliva virgen
Ternera gallega
1 cebolla
4 dientes de ajo
1 pimiento
2 zanahorias
150 ml de vino blanco
3 tomates
1/2 litro de caldo
600 g de patatas
200 g de guisantes congelados
Sal y pimienta 3 bayas
Perejil
Vinagre -optativo-

Elaboración:


Cortamos la carne en tacos regulares.
Picamos la cebolla y 2 dientes de ajo  en brunoise
Lavamos los pimientos y las zanahorias, las pelamos y picamos en taquitos las dos cosas.
Pelamos el tomate, haciendo una cruz en cada uno, lo sumergimos en agua hirviendo unos segundos, los pasamos bajo el grifo y lo pelamos, a continuación lo cortamos en trocitos menudos.
En una cazuela amplia ponemos el aceite a calentar y doramos la carne por todos lados a fuego vivo.
Bajamos el fuego y añadimos la cebolla y el ajo, salteamos ligeramente e incorporamos el pimiento, dejamos hacer a fuego suave 10 minutos, regamos el sofrito con el vino y dejamos evaporar. Añadimos los tomates, ponemos la sal y la pimienta, removemos y dejamos cocer suavemente 10 minutos más.
Es el momento de añadir el caldo que debe estar caliente, la carne debe quedar siempre cubierta y el fuego  moderado. El tiempo de cocción de la carne varía según la calidad de esta, así que  habrá que ir vigilando el punto de cocción. Mientras se trocean las patatas y cuando esté ya casi hecha la carne. las añadimos a la cazuela, se dejan cocer unos 15-20 minutos, dependiendo del tipo de patata, esta es patata  gallega de Indicación Geográfica Protegida, que cortadas así tarda aproximadamente 20 minutos en cocerse con  lo que le añadiremos  los guisantes unos 5-6 minutos antes del final de la cocción.
Con los dos dientes de ajo que reservamos, el perejil,  un chorrito de aceite y si nos gusta una pizca de vinagre, hacemos un majado, que incorporamos al guiso al mismo tiempo que los guisantes.
Dejamos reposar 5 minutos y servimos!






Buenas noches!





lunes, 27 de marzo de 2017

Galletas de limón para #lunessincarne con y sin Thermomix



Con este tiempo tan revuelto  y tan frío que tenemos, hacer cosas en el horno es de lo más placentero,,, bien es cierto que a algunas  nos pasará factura con alguna lorza más, porque no nos da por hacer un pastel de verduras... por ejemplo... ¡no! es mucho más divertido hacer galletas y cositas dulces, por lo menos para mi, y para algunas más que yo me sé... menos mal que hoy que toca lunes sin carne,  hago un día vegetariano total, pero creo que con que siga este tiempo tan invernal. voy a necesitar unos cuanto más.
Esta receta de galletas es una de las más habituales de mi casa;  es muy facilita, duran en perfectas condiciones mucho tiempo y tienen un saborcito a limón...  ¡riquísimo!






Ingredientes:

150 g  de margarina (usé de maíz)
150 g de azúcar
1 huevo
2 cucharadas de ralladuras de limón o la parte amarilla de la piel de 1 limón
2 cucharadas de zumo de limón
1 pizca de levadura (una cucharadita de café)
1 pizca de sal
280 g de harina

Elaboración:

Precalentamos e horno a 175ºC
Preparamos dos bandejas de horno con papel sulfurizado o un tapete de silicona.

Con Thermomix:

Con el vaso y las cuchillas muy secas, se pulveriza el azúcar  a velocidad máxima. Incorporamos las pieles de limón (que se habrán secado previamente con papel de cocina) a través del bocal y rallara en velocidad 5 hasta que esté glaseado, de no ser así se repite la operación. Añadimos la mantequilla al vaso y programamos 3 minutos a velocidad 4. De nuevo programamos 3 minutos velocidad 3 e incorporamos el huevo y el zumo y poco a poco la harina mezclada con la levadura y la sal.

De modo tradicional:

Tamizamos la harina, la levadura y la sal
En un bol batimos la mantequilla y azúcar hasta que blanquee y aumente de volumen, añadimos el huevo, mezclamos;  agregamos el zumo y la ralladura de limón e incorporamos batiendo y a esta mezcla unimos la harina tamizada, mezclamos suavemente. Nos quedará una masa blandita.

Final:

Estas pastas de la fotografía están hechas con una pistola para hacer galletas, pero se pueden hacer con una manga pastelera con un boquilla,  o con una bolsa de plástico alimentario a la que coartamos una esquinita.
A la hora de hacer las galletas no conviene juntarlas mucho para que no se nos peguen.
Se cuecen durante 12-15 minutos o hasta que estén doraditas. Las dejamos enfriar sobre una rejilla... y a disfrutar de unas galletitas, ricas, ricas






¡Feliz semana!






sábado, 25 de marzo de 2017

#forumcoruña17 - Mucho que contar

Del  12 al 14 de marzo se celebró el #forumcoaruña17, he tenido el privilegio de asistir por primera vez y lo hice los tres días... ha sido una verdadera gozada, cocineros de lo mejorcito, talleres fantásticos, estands espectaculares, amigos por doquier...  tres días intensos y  absolutamente inolvidables.

Fue una   oportunidad  de aprender nuevas técnicas con estos genios de la cocina que tenemos... verlos en acción es un auténtico espectáculo, comprobar el mimo con que tratan el producto,  disfrutar de sus maravillosas presentaciones y acabar degustando verdaderas exquisiteces... ha sido todo un privilegio.

Fueron muchos los cocineros que han pasado por #forumcoruña17  solo me fue  posible ver a unos cuantos, pero como disfruté con ellos... fueron:

Miguel Mosteiro Díaz, de Chicolino restauracion de Boiro;

Jose Manuel Mallon Ardións, del restaurante Casa Barqueiro de Negreira

Flavio Morgantti del Galileo de Orense.


Los tres impartieron varios showcooking en el aula de la Consellería del mar y en algunos casos con productos PescaDeRias¿deondesinon?

Alvaro Villasante del Paprica (Lugo)  Nos deleitó con un showcooking que tuvo como protagonista a Aceites Abril.




Paco Cichon y Sergio Musso de Ecletic. Lar Gastronómic (A Coruña); Impartieron un original taller sobre Postres y Territorio.

Ines Abril, Restaurante   Maruja Limón de Vigo,  un showcooking sobre conservas "Cata a Lata " ANFACO CECOCOPESCA.

También hemos podido ver a Beatriz Sotelo en el stand da Festa do Melindre de Melide, donde nos invitó a degustar un helado elaborado con harina del famoso Rico de Melide.

Como productos novedosos destacaría:

El huevo a baja temperatura de Granjas Campomayor... una verdadera delicia!

El helado de pimientos de Padrón de Bico de Xeado... toda una sorpresa para el paladar!

Las mermeladas y licores de  flores de saúco ecológico gallego, de Carabuña... Las flores de saúco están deliciosas, son muy usadas en la cocina de centro Europa y la mermelada tiene un sabor peculiar y muy rico.

De nuevo he podido ver en acción a mi amiga y compañera bloguera Tere Rico de Un momento dulce elaborando esa delicioso suspiro de castañas de Naiciña, que es una explosión en la boca de sabor a castaña... una  verdadera golosina!

El punto que más visité en estos tres días fue el stand de Bodegas Marqués de Vizhoja, era muy bonito, ellos son de lo más agradable y allí ejerce su sapiencia Oscar de Toro, ese barista mágico que prepara el mejor café que conozco, solo, con Gotas del Marques,  en carajillo... como sea, siempre está buenísimo! Y cualquier otra cosa que prepare sigue la misma tónica!

En definitiva fueron muchos y muy buenos momentos los vividos en el #forumcoruña17, es un auténtico lujazo tener un evento de estas características tan cerca... ¡enhorabuena a los organizadores, ha sido todo un éxito! Deseando que llegue el próximo y muchas gracias a todos lo que han contribuido a hacernos esos días tan agradables!




Feliz fin de semana





sábado, 18 de marzo de 2017

#cocidoday2017!! Algo más que un cocido



El pasado sábado se celebró el #cocidoday, un evento Gastronómico y mediático  que se viene celebrando desde hace tres años con notable éxito de participantes en Galicia y más allá...  este año   hubo mesas del #cocidoday: En México, Reino Unido, Irlanda y Polonia.
Ha sido mi primera participación en este evento gastronómico y la experiencia no  ha podido ser mejor... fue un día memorable, de compañerismo, de contacto con la naturaleza, de gastronomía de fiesta a la gallega en definitiva... de ahí el titulo de este post.

La invitación a este evento vino de la mano de José Turvegal de Turismo Verde de Galicia, que hizo de cocidoleader por primera vez  y el lugar elegido fue a Taberna de A´Lino, situada en un enclave privilegiado, con una decoración muy acogedora  y con unos propietarios más acogedores todavía,   que también,  por participa vez como restaurante organizador.

La jornada comenzó temprano y con una ligera lluvia, cosa que no nos impidió seguir el programa que nuestro anfitrión nos tenía preparado,  una placentera caminata por el río da Fraga, que  discurre por un típico  bosque gallego, verde y musgoso, salvando una suave pendiente que hace que le salpiquen pequeñas y preciosas cascadas. Los molinos, construcciones tan presentes en este tipo de  paisaje  nos acompañan en la subida, como mudos guardianes de infinidad de  historias... y la lluvia tampoco nos abandona, pero el entorno es tan mágico, tan absorbente que ni se nota... aunque eso si,  acabará mojándonos.
Lino nuestro anfitrión ejerce de guía, y de cuenta cuentos, que en realidad son historias reales te tiempos pretéritos, algunos se remontan a la época de los vikingos... este bosque está muy cerca del mar, por lo que cuando aquellos bárbaros se acercaban a nuestra tierra, es más que probable que  adentraran por el bosque haciendo más de una fechoría.
La historia que más me impresionó fue la de un árbol, al que algún temporal había medio derribado  y que estuvo a punto de sucumbir bajo la sierra de los leñadores, el llanto de un niño los detuvo y la pronta intervención del padre  consiguió salvarlo, de su medio arrancada raíz nació otro árbol y hoy son sin duda uno de los atractivos de este bosque,

A nuestro regreso nos esperaba una sorpresa en el medio del bosque, una mesita tapada con una sombrilla en donde estaban preparados unos vasos para servirnos el vermut acompañado de pan y queso de tetilla, nunca me había tomado un vermut en  un lugar tan mágico... sabía a gloria, claro está!! mil gracias St Petroni por este detalle!



El resto del camino fue de lo más agradable después de semejante agasajo.  




Pero St Peroni, no se había quedado solo ahí... en la taberna nos esperaba una botella de vermut, para cada uno de nosotros, personalizada con nuestro nombre, acompañado del titulo de emabajadores del cocido, es la botella que podéis ver en la portada de este post... ha sido de lo más emocionante!


Y llego la hora cumbre, el día se prestaba a comer un buen cocido y eso fue lo que hicimos en un ambiente muy distendido y cordial.
Nos sirvieron un cocido tradicional con su sopa de primero y y un cocido interpretado, que consistía en una crema de agarbanzo con patata como base y una hoja de repollo por encima, rellena con las carnes del cocido... difícil elección así que probamos de los dos... si queréis saber con cual me quedo... con los dos
De postre tuvimos una deliciosa espuma de yogur con melón, galleta y chocolate.
Café e infusiones, animada charla...  y para redondea la  jornada ... música en vivo con Sabina & Cía...
Un día absolutamente inolvidable.

Muchas gacias  a Jose Turvegal por contar conmigo, a Lino y a Lorena por acogernos con tanta cordialidad y a mis compañeros de "aventura" VikyMotse Valije Martinez, Gillermina Sogo, Bego y Hanchi, Chema y Eva... ha sido un placee compartir este día con vosotros!





¡buen fin de semana!