lunes, 24 de julio de 2017

Gratinado de bacalao y calabacín



Ahora mismo los calabacines están en plena producción, y cuando eso ocurre hay un plato que no falla nunca en mi cocina... es una combinación con un sabor espectacular que nos encanta,  si os gustan los ingredientes os lo recomiendo!. Por supuesto la receta  se puede hacer en cualquier época, ya que los calabacines están en el mercado todo el año, pero yo solo hago este pastel en verano que es la época natural de esta verdura que es cuando más me gusta y  porque entre otras cosas tengo oberbooking de... así que hay que disfrutarlos!



Ingredientes:
800 g de calabacines (3-4)
Sal
Aceite de oliva 
1 cebolla grande
4-6 dientes de ajo (según lo que nos guste)
Guindilla
4 trozos de bacalao de 250 g cada uno (800 g limpio + )
Perejil
Nata   (En este caso vegetal) 
Queso rallado ( usé una mezcla de diversos  quesos en las fotos del paso a paso, sin embargo en la de los ingredientes puse queso sin lactosa, porque últimamente lo hago siempre sin)

Elaboración:
Se lavan los calabacines, se cortan a lo largo en dos o en 4, dependiendo del tamaño  y después
en rodajas finitas, se espolvorea con un poquito se sal y se colocan en un escurridor, 30 minutos +. para  que pierdan parte del agua y no nos eche a perder el pastel.
El bacalao que ha de estar bien escurrido, se le quita la piel y las espinas y se deshace en lascas.
La cebolla la cortamos en brunoise y sofreímos en una sartén con aceite de oliva, podemos ponerle un poco de sal, sin olvidar que los calabacines tienen sal y el bacalao también puede tenerlo. Cuando la cebolla empieza a dorarse añadimos el calabacín bien escurrido, si es necesario lo estrujamos en unas servilletas de papel, mezclamos y dejamos hacer unos minutos.
En otra sartén  freímos ligeramente el ajo cortado en rodajitas y un poquito de guindilla, incorporamos el bacalao, subimos el fuego y salteamos unos minutos. Retiramos la guindilla y mezclamos el bacalao con los calabacines, añadimos el perejil picado, y ponemos un chorrito de nata, solo para darle untuosidad, pero que no nos quede líquida la mezcla.
La volcamos en una fuente de horno, cubrimos con queso rallado y gratinamos. En cuando empieza  a adquirir ese bonito color dorado, apagamos el horno, dejamos reposar 3-4 minutos, retiramos del horno y dejamos reposar unos minutos más. 
¡Delicioso!





¡Feliz semana!




lunes, 17 de julio de 2017

Ensalada de alubias y judías verdes #lunessincarne



 Entre el calor que hace,  que solo apetece comer cosas frías;  que necesito comer vegetales, porque en el viaje he comido carne en todas las comidas, menos en  dos;   y que hoy es lunes y que me divierte eso de practicar #lunessincarne, pues... ensalada!   Pero no una ensalada de esa de cuatro hojitas verdes y alguna otra cosilla...  no... una ensalada contundente, con proteínas vegetales de buena calidad, con un contraste de verduras crudas, cocidas y en conserva, algunos encurtidos  e incluso unas semillitas... y con no...  un buen aceite de oliva, o sea, un plato de lo más completo, fresco, sano y delicioso.

 Ingredientes:
1 bote de alubias blancas cocidas
400 g de judías verdes cocidas
1 tomate
1 cebolla mediana
4 pimientos de piquillo +1
1 bote de aceitunas rellenas de pimiento
5-6 pepinillos
Sal, pimiena
Vinagre
Aceite de oliva virgen extra
1 cucharada de semillas de girasol
1 cucharada de semillas de chía


Elaboración:

Las alubias se lavan y se dejan escurrir.
Mientras tanto se pica la cebolla en brunoise muy fina. Se pela el tomate y se corta en daditos, al igual que los 4 pimientos.
Reservamos 5-6 aceitunas, las demás las cortamos en tres trozos.
Los pepinillos los troceamos en 4-5-6 trozos dependiendo del tamaño.
Mezclamos 3 partes de aceite (45 ml), por una de vinagre (15 ml), una pizca de sal y un poco de pimienta, batimos bien hasta que se emulsionen todos los ingredientes.
En una fuente de servir, colocamos las alubias, las judías y todos los demás ingredientes; regamos con la vinagreta y mezclamos suavemente. comprobamos el punto de sal.
Adornamos la fuente con las aceitunas y el pimiento, espolvoreamos las semillas, tapamos con un papel film y llevamos al frío 4-6 horas... está mucho más rica fría.




¡Os deseo una feliz semana!



miércoles, 12 de julio de 2017

Tortilla de boquerones


Isla de Trakai (Lituania)


Después de muchos días sin aparecer por aquí, vuelvo de nuevo con enrgias renovadas... por cierto mi ausencia ha sido por razones muy agradables y muy habituales en mi...  los que me seguís ya sabéis que en cuanto tengo oportunidad emprendo algún viajillo por ahí, y eso es lo que he hecho, he estado por los Países Bálticos y una breve visita a Helsinki... os dejo por aquí algunas fotos!


Vinius (Lituania)

Riga (Letonia)

Tallin (Estonia)

Helsinki (Finlandia)

Y la receta de hoy es muy querida para mi, es de esas que hacen parte de mis recuerdos de infancia ya que mi madre la preparaba muy a menudo con los diversos pescados pequeños, que nos ofrece el mercado en esta época del año... pescaditos recién pescados, huevos caseros y mucho cariño, ingredientes que nunca fallan..  ¡a mi me encanta!

 Ingredientes:
Por persona
250 g de boquerones
2 huevos medianos
Sal
Harina, en mi caso de maíz sin gluten
Aceite para freír

Elaboración:
Los boquerones limpios y sin cabeza se pasan por harina.
En un cuenco batimos los huevos con un poquito de sal. Reservamos.
Ponemos al fuego  una sartén con aceite de oliva, el suficiente para cubrir el fondo. Es importante que tengamos un plato del mismo tamaño que la sartén. Cuando el aceite esté en su punto (caliente pero no humeante), colocamos los boquerones muy juntos, salamos ligeramente  y dejamos hacer unos minutos 2-3. Colocamos el plato sobre la sartén,  con mucho cuidado y protegidos por un guante escurrimos el aceite en un plato,  a continuación  damos la vuelta a la tortilla de boquerones. Volvemos a poner la sartén al fuego y le añadimos el aceite que antes retiramos, ponemos los boquerones con cuidado para mantener la forma de la tortilla, añadimos una pizca de sal,  dejamos hacer un par de minutos, retiramos el aceite y incorporamos el huevo despacito procurando cubrir toda la superficie de la tortilla, dejamos que cuaje ligeramente, damos la vuelta cocinamos un minuto por el otro lado y listo... a disfrutar de una rica tortilla de boquerones.





¡Feliz miércoles!