lunes, 27 de febrero de 2017

Filloas de harina de maíz, trigo y centeno gallego, para "Lunes sin Carne"


Y ya es lunes de nuevo.... y lunes de carnaval, así que para algunos entre los que me encuentro lo de pasar un día sin carne es casi obligatorio, porque aquí en mi tierra los carnavales en materia gastronómica son de traca, así que es necesario recuperarse, porque la fiesta aquí en mi ciudad no terminan hasta el domingo... aún queda mucho carnaval!
Como la mayoría de vosotros sabéis la filloas, aquí en Galicia son habituales en todas las mesas ya casi siempre, pero en estas fechas imprescindibles.... la manera de hacerlas, cada casa tiene su receta.  Se hacen con leche, con caldo, con agua, con agua y leche,  y casi siempre con harina de trigo... por supuesto en mi casa también se han hecho las clásicas, pero ya no las hice yo, cogió el testigo mi hija y la hizo ella... así que yo aproveché para experimentar la misma receta, pero con otras harinas... y aquí os dejo el resultado, a nosotros nos han encantado! 



Ingredientes:

35 g de harina de maíz gallego... 2 partes de harina de maíz blanco (20 g) y 1 amarilla (10 g). molidas ambas en molino de piedra
35 g de harina de trigo gallego elaborado en nolino de piedra
30 g de harina de centeno gallego elaborado en nolino de piedra
1 cucharadita de sal
4 huevos camperos de la granja Campomayor
La ralladura de una naranja o un limón
40 ml de aceite de girasol
250 ml de agua caliente
250 ml de leche (desnatada en este caso) caliente

Para servirlas:
Miel... en este caso,  de la Colmena de Sofía, que he estado guardando para este menester.... Gracias Sofía; se me está acabando y creo que ya hay que esperar a la proxima cosecha... que magoa!
Azúcar


Elaboración:

Se mezclan las harinas en un bol con la sal, se hace un hueco en el centro y añadir los huevos, el aceite y la ralladura de naranja, mezclamos con un batidor de barillas, cuando esté todo integrado incorporamos la leche caliente, que previamente hemos mezclado con el agua,  poco a poco sin dejar de batir. 

Se deja reposar durante 1 hora, como mínimo.


Transcurrido el tiempo, se pone una surten al fuego, mejor si es de hierro y a poder ser que solo se dedique a filloas, pero si no tenemos,  se hacen perfecamente en otros tipos de sartén. Ponemos un poquito de aceite en la sartén y lo limpiamos con un trocito de papel de cocina que reservamos en un plato... lo usaremos para limpiar la sartén entre filloa y filloa! Cuando la sartén esté caliente,   vertemos un cacito del amoado... que es como se llama la mezcla de la filloa en gallego! Aquí es donde se regula el grosor de la filloa, a más cantidad, más grosor y viceversa (Es necesario remover el amoado, cada vez que hagamos una filloa).... personalmente me gustan muy finitas y me divierten con puntillas y agujeritos.  Cuando están hechas por un lado, con una espátula a poder de silicona,.. si es de metal nos rallará la sartén, la introducimos con cuidado debajo de la filloa y le damos la vuelta, para retirarla de la sartén repetiremos el mismo procedimiento. A medida que se van haciendo se van apilando sobre un plato.

Las he servido con miel, y azúcar... a mi me encantan solas, sin nada, pero reconozco que estas,  con la miel de la Colmena de Sofía, están de muerte!







Feliz semana!


lunes, 20 de febrero de 2017

Rollitos de invierno con legumbres para Lunes sin carne



Hace tiempo que tenía esta receta en mi carpeta de pendientes inmediatas y como hoy es lunes y hay por ahí un movimiento internacional con el que estoy muy de acuerdo que es el llamado Lunes sin Carne, o Meat Free Mondays, que como seguramente muchos de vosotros sabéis,  apuesta por dejar de comer carne o pescado un día a la semana, cosa que a mi no me resulta nada difícil, además el lunes me parece un día estupendo para esos, ya que el fin de semana siempre me paso un pelinnnnnn! 

Esta receta me cautivó cuando la vi en un librito de Recetas de Temporada con los mejores alimentos de cada estación y lo cierto es que no defraudó mis expectativas... está muy buena! 




 Ingredientes:
4 planchas de pasta brick (yo use  4 obleas de arroz y 1 plancha de pasta brick)
150 g de lentejas cocidas (usé  bote de lentejas con verduras Litoral de mi QuéBox de noviembre)
150 g de garbanzos cocidos  ( un bote de garbanzos con espinacas Litoral)
1 cebolla
1 rama de apio
1 zanahoria
4 pepinillos en vinagre
Crema de vinagre balsámico
Cebollino
Aceite de oliva
Sal

Elaboración:

Pelamos la cebolla y la picamos finamente, lavamos y troceamos  la rama de apio y la salteamos con un poco de aceite de oliva. Incorporamos la zanahoria, los pepinillos y el cebollino troceado, se sazonan y se mantienen al fuego hasta que estén blanditos.

Escurrimos el liquido de las legumbres, si se usan garbanzos y lentejas de bote, se enjuagan y se añaden a la sartén. en mi caso simplemente las escurrí, reservando el líquido. Se cocinan unos minutos hasta que se hayan integrado todos los sabores.

Ponemos agua caliente en el fondo de un bol, remojamos una oblea de cada vez siguiendo las instrucciones de fabricante 15-30 segundos. se escurre con cuidado y se coloca sobre un paño limpio. Disponemos sobre cada oblea una cucharada del sofrito, se doblan los laterales y se enrollan.


En el caso de la pasta brick se extiende sobre la encimera, se corta en cuadrados, se coloca un poco de salteado y se cierra a modo de rollito.

Se doran en una satén con una pizca de aceite y se sirven con la crema de vinagre.

Estos rollitos están buenísimos recién hechos, al  enfriar los de las obleas de arroz quedan un poco correosos, por eso solo he hecho la cantidad justa para consumir en el momento.

Por ello me sobró un poco de sofrito, al que añadí la salsa que había guardado de los botes que usé y un bote de garbanzos... resultó un potaje de lo más rico! 









¡feliz semana!





viernes, 17 de febrero de 2017

Ensalada de uvas queso y peras


Ya está aquí el fin de semana, el previo a los carnavales, nos espera una semanas de cocidos, laconadas, orejas, filloas, rosquillas, hojas de limón... y que se yo cuantas cosas más, en cada lugar hay un plato diferente, vivimos en un país con una exultante riqueza gastronómica, no nos recuperamos de unos festejos para meternos en otros... así que de ve en cuando hay que depurar el organismo, pero a mi me gusta hacerlo de una forma alegre y sabrosa, así que me prepraro unas ensaladas deliciosas, con productos de temporada que tanto me gustan. He empezado la semana con una receta de un librito "100 Recetas Sanas con Alimentos que Curan" y  concluyo con otra.... espero que os guste, para la semana ya pondré cosas más contundentes.



Ingredientes:

Unas hojas de lechuga variada
1 pera
1 limón
20 granos de uva  negra
50 g de queso parmesano
20 g de nueces peladas
4 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de vinagre balsámico
Sal y pimienta

Tiempos 15 min   Raciones 4    Calorías 265
La mía era para dos personas.

Elaboración:

 Se pela la pera y se corta en gajos finos y se rocían con el zumo de limón. El queso se corta en escamas, los granos de uva se lavan,  se cortan por la mitad  y se le retiran las semillas. Se lavan bien las diferentes lechugas, se escurren y se secan.

Disponemos las lechugas en el fondo de un bol junto con las escamas de queso parmesano (yo lo puse al final, después de aliñar la ensalada... manías!),  colocamos por encima las láminas de pera, las uvas y las nueces (de las que me olvidé, al igual que del queso en la foto de los ingredientes)

En el momento de servirla, se salpimenta, se añade el vinagre, el aceite de oliva y se mezcla cuidadosamente.

Para mi gusto...  exquisita!






¡feliz fin de semana!





miércoles, 15 de febrero de 2017

Batido de yogur con frutas de temporada






Habitualmente durante la semana nuestro postre es fruta...  pero como ayer era un día especial, decidí prepara un postre con fruta, dándole un poco de  glamour, sin salirme mucho del guión de lo  ligero y saludable... el resultado fue delicioso y sencillo a más no poder... está claro que a veces no hace falta complicarse mucho la vida para preparar una sobremesa vistosa y festiva... o al menos esa es mi impresión!



Ingredientes:

1 manzana
1 plátano
1 limón
1 granada
2 yogures, en este caso desnatados
2 cuchadas de crema de queso desnatado
2 cucharadas de azúcar mascobado 

Elaboración:

                                                                          Se pela la manzana y el plátano, se reservan unas rodajas de ambos ara adornar y se corta el resto en cuadraditos, se colocan en un recipiente y se riegan con el zumo de limón.
Se corta la granada por la mitad, se fuerza ligeramente como si quisiéramos darle la vuelta y vaciamos los granos en un bol, eliminamos las pielecillas amarillas, retiramos una tacita de granos para adornar y mezclamos los restantes  con el resto de la fruta.

Mezclamos el queso con los yogures y  batimos para mezclar y añadimos un poco de  ralladura de limón, incorporamos las frutas y el azúcar y removemos.                                                                                                                         Repartimos la crema en cuatro vasitos, colocamos la manzana, que dado el día le había dado forma de corazón, una rodaja de plátano, unos granitos de granada y espolvoreamos con una pizca de azúcar. colocamos unas ramitas de menta... y a disfrutar de un postre riquísimo, sano y bastante ligero.




¡Feliz tarde!





lunes, 13 de febrero de 2017

Crema de castañas e hinojo



No estamos en época de castañas... o si, porque en realidad las hay todo el año conservadas de distintas maneras! Pero en realidad esta receta está hecha con castañas de temporada que quedaron en un cesto en mi despensa... como sabéis me fui a Chile en el mejor momento de estos frutos, con lo cual no hubo tiempo de consumir las castañas que tanto me gustan, como mi despensa es muy seca, 
se secaron perfectamente, lo malo de la cuestión era pelarlas; seguramente si tuviera que hacerlo yo alabarían en el cubo del compost, pero mi marido se ofreció a hacerlo... yo encantada! Una vez limpias ¿que hacer con ellas? recién pasadas las Navidades no me apetecía nada dulce... de pronto recordé que tenía un triste bulbo de hinojo en mi nevera y a mi  me encanta el dúo castañas/hinojo, recordé esta receta... y lo demás os lo cuento a continuación:




Ingredientes:

La receta es de un librito que se titula "100 Recetas Sanas con alimentos que curan "  Os la voy a poner tal cual viene en el libro, ya que yo la hice a ojo de buen cubero... eso sí os puedo decir que nos encantó... fue visto y no visto,  nos la comimos ipso facto.
500 g de castañas
1 cebolla
1 bulbo de hinojo 
1/2 litro de caldo vegetal 
1 ramitas de perejil
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal

Tiempo 55 min  Raciones 4  Calorias 295

Se hace un pequeño corte en la piel de las castañas y se ponen a hervir durante 10 minutos en abundante agua hirviendo. se escurren y, cuando estén frías, se les quita la piel, también la interior y se trocean (las mías tuve que remojarlas 12 horas y luego seguí los mismos pasos)

Se pica la cebolla y el hinojo, y se lava y se seca el perejil.

Se calienta el aceite de oliva en una cazuela y se rehoga a fuego lento la cebolla y el hinojo. Se añaden las castañas y se cubren con el caldo. se sazonan con una pizca de sal y se dejan cocer durante 15 minutos o hasta que las castañas estén tiernas.

La mezcla se tritura en una batidora o en robot hasta conseguir una textura lisa, se sirve decorada con unas castañas que hemos reservado enteras y unas hojas de perejil.

Tuco: Las castañas se suelen tomar asadas, pero combinan muy bien con legumbres y frutas, un poquito de canela al cocerlas dará a la crema un toque muy especial.

La castaña porta una buena cantidad de hidratos de carbono complejos y también fibra, lo que hace que proporcione energía de forma lenta y gradual y sea bien tolerada por las personas diabéticas.



Y como la receta de hoy va de reciclar  productos que a priori, tenían un difícil futuro, aprovecho para compartirla con mis amigas, Marisa y Rosalía   en su Reciclando Sabores.








¡feliz semana!




sábado, 11 de febrero de 2017

Brás de col



La coles son una verduras típicamente invernales, que por estas fechas reinan en todos los huertos de Galicia y el Norte de Portugal y de hecho la receta es de la sabrosa cocina portuguesa (la coles son de mi cosecha, este año están hermosas) .  Seguro que todos conocéis el "bacalhau a brás", la forma de hacerla es la misma, simplemente se cambia el bacalao por col, lo servimos con un poco de gracia y más de un reticente a comer verdura,  seguro que se anima, o te dice lo mismo que me dijeron a mi "así,  si está buena"




Ingredientes:
Asa de cántaro o hojas de repollo verde  (4 hojas)
Sal
Aceite
4 patatas
1 cebolla
2 dientes de ajo
perejil
4 huevos

Elaboración:

La col se corta en juliana y se cuece en agua hirviendo con sal, durante 5 minutos. Se deja enfriar dentro del caldo.                                
Las patatas se cortan tipo paja y se fríen en aceite caliente, cuando estén hechas se colocan en una fuente con papel de cocina a fin de que absorban el exceso de aceite.                                              
Se sofríe la cebolla cortada en juliana y el ajo picadito en el aceite caliente. Incorporamos la col escurrida y removemos, agregamos las patatas paja, el perejil picado y a continuación los huevos batidos, se condimenta con la sal y la pimienta y se remueve constantemente hasta que se solidifique la preparación.
                           
Se le da forma en un aro de emplatar y se sirve  con una ramita de perejil.







¡feliz fin de semana!





lunes, 6 de febrero de 2017

Mermelada de peras al vino tinto


Soy una fan incondicional de las mermeladas, me gusta comerlas y me encanta regalarlas, con lo cual hago muchas, como últimamente he publicado muy poco tengo en el borrador cerca de una docena, así que para aligerar, por lo menos habrá que publicar una cada mes, esta tenía pensado publicarla en enero, pero memos mal que va en febrero. Esta es una de temporada, ya que las peras están ahora mismo a buen precio y en un buen puno de madurez,  y un país como el nuestro con buenos vinos pora toda sus geografía, hará que los ingredientes seán muy asequibles. Tiene un sabor excepcional... me ha sorprendido muy gratamente... aquí dejo la receta,  si a alguién le gusta y la hace, que me cuente que le parece.

Ingredientes:

1 kg de peras maduras
200 me de vino tinto
400-500  g de azúcar
1/2 limón



Elaboración:
Con el vino y el azúcar preparamos un almíbar a punto de hebra.
Mientras tanto pelamos y cortamos las peras, las regamos con el zumo de limón para que no se oscurezcan, cuando el almíbar haya alcanzado el punto las incorporamos a la cazuela y dejamos  cocinar, removiendo de vez en cuando. Tardan en hacerse 20-25  minutos dependiendo del tipo de peras y del grado de  madurez.
Para comprobar que la mermelada ha alcanzado su textura,  ponemos una  cucharada de mermelada en un plato frío, si esta se fija rápidamente al plato está en su punto.
Para embasar la mermelada necesitamos botes de cristal con cierre hermético que es  preciso esterilizar, pata ello se hierven con sus tapas durante 20 minutos, se escurren boca abajo sobre una rejilla (yo esta  operación la hago mientras se hace la mermelada y los botes los seco en el microondas)
Sujetamos los botes con unas pinzas, o unos  guantes de cocina,  rellenamos con la mermelada, colocamos la tapa y dejamos enfriar  boca a bajo.


Una vez fríos se limpian y se etiquetan y si apetece (a mi esa parte me encanta), se ponen bonitos  con alguna tela que tengamos por casa (esta es de una blusa),  y una cinta atada con gracia... ¡preciosos para regalar y deliciosos para degustar!






¡Feliz semana!




Fuente: cousas de milia

viernes, 3 de febrero de 2017

Calamares con fabas de Lourenzá


A la hora de preparar legumbres, los ingrediente que más me gusta para acompañarlas son los marinos, ya sean mariscos, cefalópodos o algún pescado con textura, en cuanto a las legumbres me da igual, lentejas, pochas, garbanzos, alubias o fabas, que fueron las elegidas en esta ocasión, porque son de mi cosecha, pero esta receta la hago muchas veces con alubias, incluso de las envasadas.
Este tipo de preparaciones me gustan todo el año, pero estos días de frío se agradecen particularmente... y por aquí la lluvia tardó, pero hoy cae a gusto y además hay rachas de viento, o sea, invierno puro y duro... nada nuevo!


Ingredientes:
200 g de fabas de Lourenzá
Sal
Laurel
1 y 1/2 cebolla
4 dientes de ajo
1 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
2 tomates grandes maduros
700 g de calamares limpios
100 ml de vino blanco
3-4 cucharadas de aceite de oliva virgen
1 ramita de perjil

Elaboración:
Las fabas se ponen a remojar 12 hora, se lavan y se cuecen con dos hojas de laurel y la sal, hasta que estén tiernas. Estas tardaron en cocerse poco más de una hora.
Los calamares se lavan y se dejan escurrir muy bien. Se trocean y se colocan sobre papel de cocina para que se sequen lo máximo posible.
En una cazuela de barro ponemos el aceite y  sofreímos la cebolla y el ajo picados 5 minutos, incorporamos los pimientos troceados y cocinamos 10 minutos, añadimos el tomate cortado, mezclamos y dejamos hacer unos minutos más.
Calentamos una sartén de fondo grueso sin nada de  grasa, cuando esté bien caliente echamos los calamares, removemos y estos empezaran a soltar agua, esperamos a que se evapore totalmente y entonces incorporamos 1 diente de ajo picado y el vino.  Dejamos reducir.
Vertemos los calamares con su jugo en la cazuela de las verduras, mezclamos y dejamos cocer 5 minutos removiendo de vez en cuando. añadimos las fabas escurridas. Dejamos cocinar todo junto 10 minutos,  añadiendo poco a poco parte del  caldo de las alubias, tiene que quedar un guiso caldosito. Transcurrido el tiempo apagamos el fuego y dejamos reposar unos minutos 3-4. Servimos calentito... y rico, rico!





¡Buen finde!