jueves, 28 de agosto de 2014

Judias a mi manera


















Hola! sigo dando la tabarra con las verduras, pero es que hay muchas y no es cuestión de desperdiciar algo  tan rico y  tan sano... esta vez le toca la turno a las judías, que este año también están muy productivas y que además nos encantan. 
Esta receta es la favorita de mi marido y si por él fuera las pondría siempre así... ¡los tropezones le van en cantidad! Lo cierto es que está muy buena, la salsita resultante es muy tentadora... y con lo que a mi me gusta mojar ¡un peligro!
Ingredientes:
500 g de judías
Aceite de oliva virgen
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 pimiento verde 
1 chile rojo sin semillas (optativo)
1/2 pimiento rojo
50 g de panceta
50 g de jamón serrano
1 vasito de caldo de verduras o agua
2 huevos
Pimienta negra 
Sal
Elaboración:
Lavamos las judas y eliminamos los extremos, las cortamos en dos a lo largo y luego a lo ancho
Cocemos los huevos.
Picamos en brunoise las verduras, excepto el pimiento rojo que cortaremos del tamaño de las judías.
Cortamos en taquitos el jamón y la panceta.
Cubrimos el fondo de una cazuela con aceite de oliva y sofreímos primero la cebolla y el ajo con unas arenitas de sal, durante  5 minutos. A continuación añadimos los pimientos y el chile (si lo ponemos), dejamos hacer unos 8-10 minutos. Incorporamos  el jamón y la panceta, damos unas vueltas  para que se sofrían ligeramente. Volcamos las judías en la cazuela, y las salteamos a fuego fuerte unos segundos, Agregamos el caldo, bajamos el fuego, tapamos y dejamos cocer, el tiempo de cocción depende de las judías, estas recién cosechadas se cuecen enseguida. 
Se sirven con un huevo  cocido cortado en rodajas... la mezcla está buenísima.


21 comentarios:

  1. Cuanto me gustan, yo siempre le hago un sofrito con el jamón y cebolla, asi que voy probar como las tuyas con pimiento y guindilla, que ricaaaassss...

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué rica tu manera! No me extraña que a tu marido le gusten ¡estará encantado! Bss!

    ResponderEliminar
  3. Mi padre este año ni la primera, Milia. Que pena de verdad, con lo que me gustan. En fin, me tendré que conformar viendo estas tuyas y que has preparado tan ricamente. Si pones un plato más en la mesa me da tiempo a llegar eh jejejejeje

    Bicossssssssss

    ResponderEliminar
  4. Eu gosto muito de feijão verde e esse prato tem tudo pra me agradar.
    Ficou uma excelente refeição
    bjs

    ResponderEliminar
  5. Pero buenoooo!!!
    Dios que ricas tienen que estar MILIA!!!
    Desde luego que a partir de ahora no solo le gustarán a tu marido, sino que estoy segura de que van a encantar a tod@s los que las vean.
    UNA BUENA IDEA ME DAS, GUAPA...
    Muchos biquiños,( como dirías tu)

    ResponderEliminar
  6. Ya lo creo que estan buenas, a si nunca las hice pero me encantan, la proxima vez judias Milia jeje, esa variedad de judia tam ien la tenemos en el huerto y esta muy buena y es muy tierna, te quedo un plato totalmente de mi gusto....Besss

    ResponderEliminar
  7. Están en su mejor momento Milia, así que hay que aprovecharlas si señor. Yo también he hecho una buena despensa para el invierno.........pero nada como consumir en temporada. Me gusta tu manera de cocinar las aquí vainillas jaja
    Besinos

    ResponderEliminar
  8. Milia yo que había cogido el gusto de comer en tu cocina sin carne, vaya faena!!!! jjjjj
    Pues nada de la receta de hoy me la quitas ;)))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  9. Milia minha querida,
    maneira maravilhosa de prepara feijão.
    Seu prato está rico, lindo e irresistível, adorei!

    Beijinhos, fica com Deus ♥

    ResponderEliminar
  10. jajjajaaj Milia, solo por el título ya me gusta la receta, a tu manera, yo le hubiera puesto judías a mi aire jejejejejjejeejej
    Un beso !!!

    ResponderEliminar
  11. Creo que va a ser la preferida de mi marido también, Milia.
    Besitos,
    Vero
    La cocina de Vero

    ResponderEliminar
  12. Qué ricas!!!! No me extraña que sea el plato de verduras favorito de tu marido, las judías de la huerta y esta forma de cocinarlas...ummmmh, para mojar pan!!!
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  13. Que ricas!!! A mi también me gustan asín, con esa salsita y los tropezones, da gusto comer verduras, seguro que en mi casa así se la comen.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  14. No me extraña nada que sean las favoritas de tu marido, yo me apuntaba ahora mismo a un buen platito.
    Qué cosa tan riquísima, me encanta cómo las has preparado.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  15. deeliciosas a mas no poder!!! una receta de 10

    ResponderEliminar
  16. me quedo con tu manera que así no suelo prepararlas. Muy ricas seguro! besos

    ResponderEliminar
  17. Creo que tu marido se va a quedar sin su plato preferido, porque te estamos quitando las judías de las manos!! yo también me llevo la receta para prepararlas a tu manera!
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Riquíiiiiiisimas!!! Me encanta tu receta.
    Un placer haber llegado hasta aquí y conocer tu blog.
    Saludos y hasta siempre!!

    ResponderEliminar
  19. Milia querida seu marido sabe apreciar o que é saboroso. Adoro feijão verde em especial com pimentões, o aroma é incomparável. Esse ovinho, esse molhinho, e um pãozinho para molhar é uma verdadeira tentação. Belo prato. Besitos, ótimo final de semana

    ResponderEliminar
  20. Buf, menudo platazo con unas judías, me encantan preparadas así, mi madre las preparaba así y estaban deliciosas.
    Estoy un poco desconectada y las suscripciones a los blogs no me llegan pero de vez en cuando aparece alguna en el email, qué tal el verano?Acabando ya, no? Bicos

    ResponderEliminar
  21. Mi querida Milia, es la receta favorita de tu marido, y de todo el que la pruebe, que maravilloso plato de verduras, todo un lujo poder mojar esa rica salsa, y como tienen que estar esas judias recien cojidas del huerto, me ha encantado de principio a fin . Mil besicos mi Reina

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos