lunes, 24 de abril de 2017

Galletas de kiwi veganas, sin gluten, sin lactosa y con y sin azúcar


Vosotros como lleváis lo de las recetas pendientes...? Lo mío no tiene remedio, como decía el otro día Carles Francino, "no hay vida para tantas cosas" 
Me he pasado toda la vida... y ya tengo años! Recopilando recetas de todas partes, comprando libros de cocina a tutiplé,  revistas de aquí y de todos los lugares a los que  viajo... que no son pocos! Y ahora para acabar de rematar la cosa... voy haciendo fotos a todas las recetas que me encuentro, van acabar conociéndome en todas partes como la de la que fotografía las recetas... y para muestra lo del dentista... me llamaron para entrar, pero como me vieron tan atareada, me dijeron,...acaba, acaba!  
En fin... es lo que hay! Aunque,  a veces se saca algún provecho de estas manías fotográficas y estas galletas son prueba de ello, aunque la cosa no salió tal como explica la receta, me inspiró, seguí mi intuición... et  voila ¡riquísimas!


Ingredientes:
A mi no me gustan las cosas muy dulces, así que si alguien va hacerlas, y las quiere dulces, recomiendo poner más azúcar!
3 kiwis amarillos
20 g de almendra laminada
20 g de avellanas molidas
140 g de harina de maíz
120 g de harina de arroz
100 g de margarina  de maíz   a temperatura ambiente
50 g de azúcar   -La versión sin azúcar: 17g de azúcar de abedul (1 cucharada)
1 cucharada de bicarbonato
25 g de chocolate fondant
1 pizca de sal

Elaboración:

Los kiwis se pelan y se desmenuzan con las manos dentro de un bol amplio.
Se mezclan las harinas con el azúcar y  el bicarbonato. Añadimos al bol del kiwi  e incorporamos el resto de los ingredientes, se mezcla bien y se deja reposar en la nevera 30 minutos.
Introducimos la masa en la manga pastelera, hacemos unos montóncitos  sobre la bandeja del horno 
Introducimos esta  en el horno y las dejamos unos 15-18 minutos o hasta que estén doradas... si se cuecen más quedan mas crujientes y aguantan más tiempo así, de la otra forma quedan más blandas... pero nunca queda ninguna!





Feliz semana






5 comentarios:

  1. Que ricas que tienen que estar me gustan mucho, y de sabor tienen que estar impresionantes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola guapísima !!!
    Jajajaja, mi querida Reina Mora, es que tal y como lo contabas te estaba viendo en la sala de espera del dentista y he soltado una carcaja, tú estás peor que yo por lo que veo, hasta ahí no he llegado todavía, pero todo se andará jaja
    Y si, la lista de pendientes es tan extensa, que el síndrome de Diógenes recopilatorio veo que nunca llega a su fin. A mí ahora me ha dado por guardarlas en formato pdf, y dejarlas en el disco duro externo ... no tengo remedio lo sé, pero cada una es como es.
    Como dominas el tema de las galletas como nadie, no dudo que tu intuición y la experiencia acumulada te llevó a buen puerto, que todo hay que decirlo, menuda pintaza tienen. Con lo que me gusta el kiwi y no lo utilizo en repostería, más que para mermeladas.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  3. Vaya! He dejado de sentirme sola haciendo fotos a las recetas de mi dentista xD di que si, que les sacamos luego mucho provecho!

    ResponderEliminar
  4. Con azúcar o sin ella las galletas tienen que estar de vicio ! se ven muy apetecibles
    besitos

    ResponderEliminar
  5. Vaya Milia, estoy esperando en la consulta del otorrino y no hay revistas porque es la seguridad social. Pero tranquila, mi primer recetario lo hice cortando hojas de revistas en la peluquería.
    Ahora, son fotos. Somos muchas me parece, pero lo tuyo en el dentista, aún no ha llegado.
    Bienvenida al mundo del azúcar de abedul.
    Tus galletas son diferentes y originales, seguro que deliciosas.
    Me llevo un par.
    Muchos besos y feliz puente.

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos