miércoles, 26 de junio de 2013

Marruecos I

Mezquita de Hassan II
¡Salan aleikum!... Después de estar nueve días escuchando este  saludo constantemente, no me resisto a saludaros de esta forma...en cualquier circunstancia, que la paz este con nosotros, siempre viene bien.
Y aquí estoy de nuevo con más experiencias, más conocimientos, más tolerante... y espero que un poco más sabia. Cada viaje es como una bocanada de aire fresco que vigoriza mi espíritu y me hace ver las cosas con una perspectiva distinta.
Este año el viaje ha sido a Marruecos, un país tan cercano y tan desconocido para muchos españoles. Mi experiencia y la de mis compañeros de viaje ha sido fantástica y hemos venido encantados y con pena de no poder quedarnos algunos días más. 
Y teniendo en cuenta la característica de este blog que es mayormente de recetas de cocina, no puedo dejar de reseñar la razón por que he escogido Marruecos como destino.


Y la razón es ni más ni menos este libro de cocina que me cautivó por sus deliciosas recetas y sus sugerentes colores. Ahora que estoy de vuelta, me alegro infinitamente de haberme dejado guiar por mi instinto y aquel eslogan de "Marruecos el país que viaja en ti" conmigo se ha cumplido
Los contrastes  en el paisaje son sorprendentes, la comida basada fundamentalmente en la dieta mediterránea es excelente, los marroquíes son muy amables y hasta la temperatura se alió con nosotros  y no hizo demasiado calor.

Sala de oraciones

Nuestro periplo comenzó en Casablanca, la ciudad más grande de Marruecos (6. 949.805 hb.) y donde coexisten lo antiguo y lo moderno, y las amplias avenidas contrastan con las estrechas y sinuosas calles de la Medina.
Galería femenina
La escalera de acceso a la galería femenina




El monumento más llamativo de la ciudad es la Mezquita de Hassan II, una obra realmente impactante por su tamaño y por su belleza, El mármol es el rey indiscutible y combina maravillosamente el granito y el ónice. 




Tiene capacidad para 25.000 fieles y la sala mide 200 por 100 metros. La zona central de la cubierta puede retirarse y quedar a cielo descubierto. Es el tercer edificio religioso más grande del mundo


El Mihrab

En este edificio todo es monumental, el hamman no podía ser menos




Ni la sala de abluciones que es realmente impresionante con 41 fuentes de mármol 















Al lado de la mezquita los chicos y los hombres se refrescan en el agua, las chicas y las mujeres aguantan estoicamente vestidas en la retaguardia. 

Un poco más allá la costa pertenece a unos poco privilegiados que pueden permitirse pagar clubes privados, fue imposible acceder a la orilla del mar en un largo trayecto. En contrapartida son espacios con igualdad de genero.
Una calle con edificaciones de los años treinta, al fondo pueden verse algunos edificios modernos, en la foto siguiente la puerta de entrada a la Medina, donde se conserva la parte antigua de la ciudad.



Rabat
La segunda etapa de nuestro viaje fue la capital política, administrativa y financiera  de Marruecos. Rabat es una ciudad moderna, muy agradable de amplias avenidas, espacios verdes y con unos cuantos monumentos históricos muy interesantes que le  ha valido la declaración de  Patrimonio de la humanidad por la Unesco.

La kasba Udaya
La kasba de los Udaya es la parte más antigua de la ciudad, está defendida por imponentes murallas que  en su mayoría fueron erigidas por los almohades en el siglo XII y restauradas por los moriscos en los siglos XVI y XVII
Bad Oudaïa



Esta puerta es la  entrada principal a la kasba. Se cuenta entre los más refinados exponentes  de la arquitectura militar almohade. Fue erigida por Yaqub el Mansur en 1195.
¡Es bellísima!



El interior de la kasba tiene un marcado aire andaluz, y su mezquita El-Atika es el centro de culto más antiguo de Rabat.
En esta fortaleza se instalaron la mayor parte de los refugiados moriscos expulsados de España

El vehículo del panadero




Las calles son muy estrechas, así que algunos agudizan el ingenio para hacer el reparto del pan

La muralla de la kasba y el río Bou Regreg


Sobre la muralla y con vistas sobre el río y el Océano Atlántico, hay un famoso café que aparece en todas las guías...  El Café Moro, allí tuvimos la ocasión de probar los maravilloso dulces marroquíes.
¡son una autentica delicia!
El Mausoleo de Mohamed V, es otro de los importantes monumento  de Rabat, es de mármol banco italiano en su exterior y en su interior sobresale la belleza de la cúpula de 12 lados con mocárabes de caoba pintada

El sarcófago, es una única pieza de mármol, colocado sobre una losa de granito.




La torre y los restos de la sala de oraciones de la mezquita Hassan o la mezquita inacabada, se elevan desde más de ocho siglos sobre la colina que domina el río Bou Regreg y es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad

El palacio Real fue otro de las 
visitas, vemos, la puerta principal a la izquierda y la mezquita a la derecha

Ensalada marroquí
El pan... ¡que rico!

Y llegó la hora de la comida...

¡TODO DELICIOSO!

Tajin de verduras




Tajin de cordero con ciruelas
El té

De camino hacia Fez visitamos la ciudad de Mekinez situada en un valle verde y que ha sido considerada el granero de Marruecos. Tiene además una gran riqueza monumental que la ha hecho merecedora de ser Patrimonio de la Humanidad.
El sol en la pantalla me impidió hacer una buena foto, pero la ciudad está protegida por tres murallas que vistas de lejos resultan espectaculares.
 Una de las puertas de entrada, en perfecto estado y muy bella.


El granero a la izquierda y las impresionantes
caballerizas a la derecha



Y para terminar por hoy.  El Bassin de I´Aguedal, un embalse de agua, obra de Mulay Ismail (1672-1727). Tiene una superficie de 40.000 metros cuadrados y su función era abastecer agua al palacio y a la ciudad imperial. En la actualidad es un lugar muy agradable para pasear y para el disfrute de los habitantes de esta ciudad.

Continuará próximamente.

sábado, 8 de junio de 2013

Ausencia por buen tiempo... Y un viaje!

Hola a todos! Hace más de una semana que no aparezco por aquí, ni por vuestras cocinas...hay varias razones, pero seguramente la más determinante ha sido el buen tiempo; llevaba tanto tiempo metida en casa que necesitaba  un poco de aire libre,  he disfrutado todo  lo que he podido...porque el  tiempo ya empeoró.  Otra de las razones....me voy de viaje el próximo miércoles, y no me ha quedado más remedio que ponerme a régimen, o comprarme ropa  una talla mayor (cosa a la que no estoy dispuesta), y como no soy masoquista, no quise torturarme ante vuestras ricas propuestas. Intentaré visitaros este fin de semana y a la vuelta prometo ponerme al día.   
Las fotos son de los paisajes que disfruté estos días, incluida la visita a un divertido concurso de espantapájaros .
Y para poner algo de comer...unas fotos del curso de sushi que hice recientemente.






Estas maravillosas imagenes fueron hechas el pasado sábado en el Rio Verdugo a su paso por la localidad de Puente Caldelas (Pontevedra). 





 Y estas tan divertidas, colorista e imaginativas, hacían parte de un  "Concurso de Espantallos (espantapájaros) en La Lama (Pontevedra)











El letrero que portaba esta pareja, fue muy comentado por los visitantes. 










 Seria algo así: "Después de la caída en Roma.   Ahora toca:   
Caer en La Lama".
Para muchos de vosotros será fácil descubrir la popular pareja  aquí representada. 
Este me pareció el más artistico


El lunes y el martes tocó playa...un autentico lujo, 
estuvimos solos la mayor parte del tiempo
Y para terminar algunas fotos del las clases de sushi.
El emplatado es obra de la profe: Marián Rodríguez Piñeiro
Las dos primeras preparaciones fueron hechas por mí, en clase, y las dos últimas fueron preparadas por la maestra Marián
Makisushi de salmón ahumado, aguacate, queso crema, cebollino y huevas

Maki tempurizado de atún fresco con mayonesa de wasabi y salsa de anguila






A la vuelta del viaje os pondré las recetas....y las fotos del viaje!
Un bico enorme y hasta pronto