viernes, 27 de mayo de 2016

Ensalada de remolacha y naranja



Como sigo muy escasa de tiempo, hoy traigo  una receta rápida, pero llena de color y sobre todo de sabor... es fresquita, con un contraste de sabores delicioso y las semillas le dan un  toque crujiente... me ha encantado!
Y además  está repleta de  propiedades beneficiosas  para el organismo. De la naranja todos conocemos sus propiedades, al igual que el aceite de oliva... dos tesoros de nuestra gastronomía nacional! Quizá la remolacha, sea algo menos conocida;  es rica en minerales, sobre todo potasio, magnesio, fósforo,  calcio,  y en menor cantidad, hierro y Zinc. también tiene vitamina A, C y B9, entre otras. Y  de las semillas de girasol que os voy a decir, son grandes protectoras de nuestra salud cardiovascular gracias a su alto contenido en magnesio y vitamina E, y con un gran poder antioxidante que mantiene a raya los radicales libres, tan perjudiciales para nuestra salud y nuestra juventud... Como veis es un plato lleno de vitalidad.



Ingredientes:

1 taza de ensaladas variadas
1 remolacha cocida grande,  o 2 pequeñas
1 naranja
Sal
Vinagre balsámico al Pedro Ximenez de Sibari
Aceite de oliva virgen
2 cucharadas de semillas de girasol




Elaboración:
Las ensaladas se lavan,  se escurren y se colocan en el fondo de una fuente
Las remolachas se pueden comprar ya cocidas o si son frescas como es el caso, son de mi cosecha, hay que cocerlas, dejarlas enfriar y pelarlas. Se cortan en   taquitos y se ponen encima de las ensaladas.
La naranja se pela y también se corta en taquitos, sobre un plato, para recoger el jugo que añadiremos a la fuente de la ensalada.
Ponemos sal a gusto,  un chorrito de vinagre y el aceite, espolvoreamos por encima las semillas de girasol, y tenemos lista una ensalada... buena, buena!



¡Feliz fin de semana!


miércoles, 25 de mayo de 2016

Choco con fabas de Lourenzá


Hoy traigo una de mis combinaciones favoritas, legumbres y chocos, aunque para ser sincera, los chocos me gustan con todo, los cocine con lo que los cocine, nunca me defraudan. Y de las fabas de Lourenzá, -que además son de mi cosecha- que voy a decir...  que son un manjar de dioses! Y por si todo esto no fuera suficiente,  por aquí estos días tenemos un tiempo bien feo, así que un platito de estos, sienta divino!

Ingredientes:
300 g de fabas de Lourenzá
2 hojas de laurel
Sal
Aceite de oliva virgen
1 cebolla
1 pimiento
3 dientes de ajo
2 tomates
1 choco
Caldo de pescado

Elaboración:


Las fabas se ponen a remojar 12 hora, se lavan y se cuecen con dos hojas de laurel y la sal, hasta que estén tiernas


El choco se lava bien, se retiran las partes inservibles  y se  cortan en trozos pequeños

Ponemos el aceite en una cazuela y sofreímos, la cebolla, el pimiento y el ajo picados en brunoise. Se cocina durante 10 minutos, se añade el tomate cortado menudito, removemos y dejamos que se haga 5 minutos más.
Agregamos el choco y rehogamos el conjunto unos 5 minutos, ponemos caldo hasta cubrir los chocos, salpimentamos y dejamos hacer a fuego suave unos 25 minutos.
Comprobamos el punto de cocción de los chocos y si ya están casi a punto, añadimos las fabas y dejamos cocer todo junto 10-15 minutos más, comprobamos el punto de sal. Se apaga el fuego y dejamos que repose unos minutos.


¡Buenas noches!



domingo, 15 de mayo de 2016

Langostinos y noodles tailandeses con jengibre "Cocinas Del Mundo"

Buenos días! Ya estamos en tercer domingo del mes, y por tanto toca Reto  Cocinas del Mundo... esta vez viajamos lejos, nuestra guia,  que en esta ocasión es  Marga del blog Acibecheria  ha decidido llevarnos nada menos que a Tailandia, un país situado en el sudeste asiático con una gastronomía que marca tendencias. Tiene una cocina de sabores intensos, que se caracteriza por la utilización de especies y salsas, como por ejemplo la salsa de pescado, que en algunos casos llegan a usarla como sustituto de la sal. La diversidad de platos es tan variada que puede satisfacer a cualquier paladar. 
cocinar es tan divertido...En circunstancias normales me hubiera sido difícil elegir el plato, pero como en estos momentos dispongo de muy poco tiempo, tenía que ir a algo rápido y fácil, así que me decanté por esta receta que había visto en una revista portuguesa , dedicada a la gastronomía de Tailandia, hace ya algún tiempo, como casi siempre no la seguí al pié de la letra, si no que la adapté a  nuestros gustos, y lo que tenía  en el momento... la hice en la casa de la aldea y allí mi despensa es mucho más limitada, pero el resultado ha sido excelente y pienso repetirla.

Ingredientes:
100 g de fideos de arroz (noodles de arroz)
1 naranja pequeña
1-2 cucharadas de pasta de curry rojo
1-2 cucharaditas salsa de pescado
1-2 cucharaditas de azúcar mascobado
3 cucharadas de agua
1 cucharada de aceite de girasol
25 g de jengibre
2 dientes de ajo
1 pimiento rojo 
85 g de judías verdes
100 g de brotes de soja
500 g langostinos , solo se usan las colas, las cabezas y las pieles sea reservan para otro preparación de la que ya os hablaré...
Albahaca y cilantro
Elaboración:
Colocamos  los fideos de arroz en bol y los cubrimos con agua hirviendo.
En otro bol ponemos el zumo y la ralladura de la naranja, la pasta de curry, la salsa de pescado, el azúcar y el agua, removemos y reservamos.Calentamos el aceite en un  wok y añadimos la mitad del jengibre y el ajo picados. Cocinamos removiendo durante 1 minuto, añadimos el pimiento rojo (yo le puse un trocito de verde, no tenía rojo), las judías, y salteamos 3 minutos, agregamos los langostinos y los brotes de soja y continuamos cocinando hasta que os langostinos  estén hechos. Escurrimos los fideos, los añadimos al  wok, junto con la albahaca, el cilantro y el resto de jengibre (y para dar ese tono rojo tan atractivo añadí un pimiento morrón de lata troceado). Mezclamos hasta que los fideos estén impregnados de la salsa... y a disfrutar!




¡Buen domingo y Feliz San Isidro a todos los madrileñ@s!



lunes, 9 de mayo de 2016

Galletas de harina de arroz, sin gluten y sin lactosa

Y ya ha pasado más de una semana de mayo y yo sin publicar nada... esto no hay manera de  enderezarlo, cuando no es por fas es por nefas,  últimamente tengo poquísimo tiempo. 
Para no perder la buena costumbre que llevo este año, comienzo el mes con una receta de galletas... y claro como sigo sin poder tomar gluten ni lactosa, pues he estado experimentando recetas sin estos ingredientes y la verdad, es que me estoy llevando unas sorpresas muy agradables, porque resultan unas galletas muy crujientes y muy ricas, estas concretamente fueron un éxito,  las he hecho varias veces y triunfan allá donde van.

Ingredientes:
200 g de harina de arroz
60 g de azúcar moreno
1 pizca de sal
70 ml de aceite de oliva suave,  o de girasol 
1 gotas de aroma de vainilla, ron, limón, etc, o  de algún licor aromático
1 huevo grande
Azúcar e polvo para espolvorear
Elaboración:
Mezclamos la harina, el azúcar y a sal en un bol, hacemos un agujero   y ponemos  el aceite, el aroma y el huevo, mezclamos todo con una cuchara, o una palita para que se integren todos los ingredientes , volcamos el contenido del bol en papel film  y le damos forma de bola ( la mezcla se parece a una masa quebrada, pero con harina sin gluten, que hace que se desmigue mucho y se pegue a las manos, mi truco es no tocarle, formar la bola con le papel film... en caso de que  resulte complicado, nos humedecemos las manos y le damos forma). Se introduce en la nevera 30 minutos.                                                          Transcurrido el tiempo se divide la bola en dos, colocamos cada una de las partes en un trozo de papel film y lo cerramos dándole forma de salchicha, lo dejamos en el congelador otros 30 minutos.                                          Encendemos el horno a 180 ºC.                                         Retiramos las salchichas de masa del congelador y las cortamos en rodajas, en esta ocasión las he cortado en diagonal, pero casi siempre las hago en forma de moneda... de las dos maneras quedan bien.
Se cuecen en 12-15 minutos.




¡Feliz semana!