martes, 31 de enero de 2017

Pan de kamut a mi manera



Me encanta descubrir nuevos sabores, así que cuando veo algún producto que no conozco voy a por él.  A veces descubro el producto y averiguo como prepararlo,  otras veces es al revés,  veo una receta con un ingrediente que no conozco e intento conseguirlo... este es exactamente el caso del kamut, tengo un libro de recetas de pan que trae uno con esta harina, así que me quedé con la curiosidad desde entonces... tardé en encontrar la harina, pero en cuanto la encontré preparé el pan... aunque hice la receta al pie de la letra, el pan no salió todo lo bien que me hubiera gustado, no subió lo suficiente y  quedó bastante apelmazado (he de señalar que la receta es bastante complicada y de la panificadora, y que el problema que tenía era falta de agua, he ido aprendiendo que es una harina que necesita mucho líquido), la corteza sin embargo, resultó una auténtica delicia.    Toda esta experiencia hizo que aumentará mi curiosidad por  este cereal, así  que me fui  a San Google a buscar información... y la encontré, y mucha... y un montón de recetas, si bien tengo que decir que solo me han servido de orientación, porque todas van mezcladas con otro harina y yo quería un pan que solo tuviera harina de kamut, así que al final el pan lo hice siguiendo mi instinto y acerté.. está buenísimo!
El primero que hice no dejé que se cociera demasiado, quedó blandito, me recuerda al pan marroquí, es perfecto para mojar,  y sublime para bocatas, en esta  primera ocasión dividí la masa en dos mitades e hice dos barras, quedaron muy anchas y no muy vistosas, pero volaron enseguida.
Para  hacer  este  pan, he consultado muchísimas 
páginas sobre el tema, la mayoría extranjeras, fundamentalmente italianas, donde es muy apreciado y americanas, de donde procede la harina, también algunas españolas, pero las recetas que yo encontré siempre llevan otra harina y teniendo en cuenta la cualidades de la de kamut, prefiero usarla sola.
Seguramente  muchos no conocéis la harina de kamut... kamut o khorosan  es una marca registrada;  la harina es de Triticum turgidum o lo que es lo mismo... trigo, pero un trigo muy antiguo que ya se cultivaba hace 5000 años en el Antiguo Egipto.  en la actualidad es cultivado de manera orgánica y preservado de cualquier tipo de molificación o hibridación. Es considerado un trigo duro  y muy rico en nutrientes esenciales. Es una excelente fuente de proteínas, fibra, cinc, fósforo, magnesio, vitamina B1,(tiamina) y vitamina PP (niacina) y rico en muchos minerales como selenio, cobre, manganeso y molibdeno. estos nutrientes tienen muchos beneficios para el organismo y ayudan a una normal función cognitiva, al metabolismo, a la presión sanguínea y protege contra el extrés oxidativo.

Al final del posts os dejo algunos de los enlaces que consulté, allí hay muchísima información.

Ingredientes:
500 g de harina de kamut
20 g de levadura fresca
1 cucharadita de azúcar  (yo puse mascovado, pero puede ser cualquier otro)
Agua tibia,  sobre 380 ml, puede ser  un poquito más,  o un poquito
 menos.
5-7 g   de sal

Elaboración:
Tamizamos la harina en un bol  amplio, hacemos un agujero en el centro donde desmenuzamos la levadura, e incorporamos el azúcar, añadimos un poco de agua y removemos con una cuchara de madera hasta disolver la levadura, seguimos añadiendo agua, poco a poco y vamos  incorporando la harina, cuando ya casi está la masa lista añadimos  la sal,  conseguiremos una masa blanda que se separa de las paredes del molde.
Cubrimos con una fina capa de harina la superficie de trabajo, volcamos la masa y amasamos suavemente, con las palmas de la mano sin hundir los dedos en la masa, no hace falta amasar mucho en unos 5 minutos tenemos una masa lista para su primera fermentación,  espolvoreamos un recipiente amplio con harina, colocamos la masa en su interior, tapamos con un paño y colocamos en un lugar cálido, yo meto un vaso con agua 2 minutos, en el micoondas y luego meto ahí el recipiente con la masa tapada para que suba, en poco más de media hora ha doblado su volumen.
 Como la masa es muy blanda la toco lo menos posible y siempre suavemente y con las palmas de las manos. Paraa retirarla del bol donde ha fermentado lo hago con una rasqueta, vale lo mismo una palita de madera o silicona, se vuelca sobre la encimera enharinada y se forma un rulo uniforme que se divide en cuatro trozos iguales; con dos de estos trozos  se forma de nuevo otro rulo  uniforme y este,  se divide en tres, se volea cada uno de esos trozos y tenemos seis bolitas que se aplastan y  se colocan sobre un papel de horno, se tapan y de nuevo se dejan en un sitio cálido para que  fermenten de nuevo.  Con los otros dos trozos formé dos barras y seguí el mismo proceso que el de los bollitos. Dependiendo de la temperatura, tardan de 30 a 40 minutos en doblar su volumén.
Precalentamos el horno a 180º o 190º, ya sabéis que cada uno es un mundo.
Los bollitos los  espolvoreo con un poquito de harina, y al horno, en 15-20 minutos están listos,
Las barras también les pongo harina y  les doy un corte a lo largo, y a hornear... se cuecen más o menos en el mismo tiempo.

Nota:
Si se cuece poco queda blandito y como comenté más arriba es perfecto para mojar y para bocatas, si se cuece más queda  con una corteza crujiente y un corazón tierno, que es un vicio, acompañado o solo.




¡buenas noches!




Fuentes:
http://www.kamut.com/es/salud/nutricion

.http://www.natursan.net/kamut-o-trigo-khorasan-que-es-beneficios-y-propiedades-nutricionales/

http://www.greenstyle.it/kamut-cosa-come-si-usa-126215.html

http://grainplacefoods.com/bob-quinn-and-kamut%EF%BF%BD-international/

https://gastronomiaycia.republica.com/2011/07/07/harina-de-kamut/

jueves, 26 de enero de 2017

Festa do Botelo 2017




Hoy os dejo una receta  diferente,  no es para  cocinar, pero tiene muchos ingredientes y una elaborada ejecución, y por supuesto un resultado fantástico, que va mucho más allá que una deliciosa comida...   en el blog ya había un  post de los habituales para estos casos... esta fue mi 2º fiesta del botelo!




SÁBADO

Menú

Ingredientes:
Nenalinda: persona entusiasta, dispuesta a sacrificar su tiempo libre para ponerse horas en una cola , poder comprar las entradas y reunir a su alrededor un grupo de personas amantes de la buena mesa y sobre todo de la buena compañía.

Fiesta gastronómica:  en este caso, XVII edición  da Festa do Botelo en el Barco de Valdeorras. Declarada de interés turístico de Galicia en el año 2014.

Un lugar: El Barco de Valdeorras; municipio de la provincia de Orense situado en la parte suroriental de Galicia, en la comarca de Valdeorras, en el fondo del valle del Sil a los pies de la Serra do Eixo. 

Botelo: embutido semifresco, relleno con costillas de cerdo condimentada con sal, ajo y pimentón, y maceradas un mínimo de 12 horas a una temperatura de 5º . Embutido en el estómago, ciego o vejigas naturales del cerdo y atado. Ahumado con leña de roble un mínimo de 30 horas. Por último se  cura dejándolo secar  durante  unos días, 7  como mínimo contando desde el momento del embutido. Se degusta cocido, pero para este menester es aconsejable dirigirse a este enlace,,, ella es la experta!

Acompañamiento: Chorizos, patatas y verduras.

Postres: Torta de chicharrones, típica de la época y Bica mantecada, típica de la zona.

Bebidas: vino, agua, gaseosa

Licores varios... a destacar el licor café de la madre de Chus Nenalinda

Café


Grupo de personas: dispuestas a disfrutar de una buena comida, un excelente compañía y pasar un día o un fin de semana de escándalo. 


Elaboración: 

Viajar desde tu lugar de origen hasta el Barco de Valdeorras, allí nos reunimos todos los participantes, en este caso fueron:   Juan Carlos Alonso de Gastronomía en verso y sus amigos Pili y Ramón Majes Rodríguez de Asómate a mi cocina y su marido, María José de Laurel y Canela; Tere Rico de Un momento dulce; Ana de Bares y más lugares y su marido; Elena Zulueta de Cuatro especies y su marido una servidora  y su costillo; y cono no........ nuestra anfitriona, la inigualable Chus Nenalinda de Siguiendo a Nenalinda.

Ganas de disfrutar y  buena sinfonía, 

Un ambiente formidable, con ánimos de fiesta y de jolgorio con lo  que la diversión estaba asegurada.

Un entorno privilegiado a orillas del Río Sil, donde pudimos disfrutar de una puesta de sol maravillosa.

Algunos de nuestros compañeros volvieron a casa, pero otros... ya que estábamos,  decidimos seguir!

Y para rematar una jornada gloriosa, Cantos de taberna por los distintos bares de la ciudad y, Ruta de Pinchos, una pena no poder probarlos, pero con la pantagruélica comida  ¡imposible!






DOMINGO

Del domingo, solo os hablaré de la comida, las crónicas de mis viajes cercanos y lejanos se publicaran en el blog Viajeros Nosotros.




Después de una mañana visitando la naturaleza y el arte de la zona, nuestra anfitriona nos tenía encargada una comida en la taperia Agarimo, para que nos fuéramos con ganas de volver.

Menú


Empanada de Costrela (costilla) típica de la zona, es una empanada diferente de las habituales, ya que al ser de costilla tiene hueso,  no la conocía...  y me encanó, y a mi marido le entusiasmó.


Cabrito de la zona al horno.... menudo manjar, con patatitas asadas... ¡divino!

Ensalada para acompañar.

Vino de la Denominación de Origen Valdeorras y  agua

De postre: Bica y leche frita

Todo exquisito!

Y como todo llega a su fin, este maravilloso fin de semana también, tras la comida volvimos a nuestras casas, con una maravillosa sensación y deseando volver a disfrutar de otro así.



Muchas gracias  mi querida Chus...  sin ti esto no ocurriría!  y muchas gracias a todos los  demás participantes...  sin vosotros tampoco sería lo mismo!


Voveremos al Barco de Valdeorras el próximo otoño para celebrar la VII Xuntanza... que va a ser antológica!



¡feliz tarde!






lunes, 23 de enero de 2017

Salteado de arroz y mango


Estamos ya en lunes, y como he pasado un fin de semana fantástico (del que ya os contaré un poco), pero en el que me pasé tres pueblos comiendo lo que no debo y,  mucha carne, con lo cual hoy en mi casa la dieta va a ser vegetariana... y mi receta de hoy también, 
Es un arroz diferente que descubrí en una revista de cocina portuguesa, me apreció original... nunca había tomado mango cocinado con arroz y supuse que me gustaría,  porque me encanta este fruto... no me equivoqué, me resulta un arroz exótico, fresco y delicioso, está buenísimo solo, pero también resulta una buena compañía para pescados a la plancha e incluso algunas carnes.

Ingredientes:














350 g de arroz de grano largo
2 pimientos verdes pequeños o uno grande
1 zanahoria
1 puerro
1 mango
40 g de uvas pasas
Aceite 
Sal
Pimienta



Elaboración:

Las pasas se colocan en un bol, se cubren con agua fría y dejamos que se hidraten unos minutos.
Limpiamos los pimientos, eliminando  las semillas y filamentos. Raspar, lavar y secar la zanahoria. Lavar el puerro y retirar sus hojas exteriores más duras, reservar la parte más verde para adornar el plato. 
Se pican finamente estas tres verduras.
El mango se pela y se corta en taquitos.
En una cazuela con aceite de oliva, se saltean las verduras durante unos 5  minutos, se incorporan las pasas se salpimenta y se deja hacer hasta que esté al dente.
En otra cazuela con agua suficiente para cocer el arroz, cocinamos este durante  15 minutos, escurrimos bien y juntamos con las verduras. Se incorpora el mango y se remueve con cuidado con una cuchara de madera.
Servir enseguida con un hilito de aceite de oliva y el puerro reservado cortado en arandelas.

   




¡feliz semana!


jueves, 19 de enero de 2017

Conejo guisado



Hacía tiempo que no ponía una receta de conejo, pese a  hace parte de nuestros menús con mucha frecuencia.   Como es un alimento tan versátil lo hago o lo hacemos  (tenemos recetas que hacemos al alimón mi marido y yo) de múltiples formas . Esta que comparto hoy es una de las primeras que aprendí,   llevo años haciéndola, aunque hasta ahora nunca la había fotografiado para compartir, pero a todo le llega su hora... espero que os guste la receta... ya sé que a muchos no os gusta el conejo, pero se le puede aplicar al pollo de igual manera... también está muy bueno cocinado así!


Ingredientes:
1 conejo de 1. 500 g
2 dientes de ajo
3 pimientas
Vinagre de Jerez
1 cebolla 
2 dientes de ajo 
Aceite de oliva
1 ramito de romero
300 g de champiñones
50-100 g de jamón serrano en tacos
5 cuchara de salsa de tomate
1 vaso de vino tinto
1 vaso de caldo de pollo
Sal y pimienta

Elaboración:
Troceamos el conejo o pedimos al carnicero (como en este caso) que nos lo trocee.
Unas horas antes de cocinarlo lo aliñamos con el ajo picado, un par de vueltas de molinillo de pimienta, un chorrito de vinagre y unas gotitas de aceite, tapamos y reservamos.
En una cazuela ponemos unas cucharas de aceite (6 a 8) y rehogamos la cebolla y el ajo picaditos.
Se añade el conejo y se dora por todos lados.
Incorporar los champiñones limpios y troceados y el jamón, sofreímos unos minutos.
Verter  la salsa de tomate, el vino y el caldo. Salpimentar. Añadir el romero y dejar cocer a fuego suave hasta que esté  hecho el conejo, 40-50 minutos.


Se puede acompañar con un puré de patatas, de castañas, una ensalada... pero lo que no podemos olvidar es un buen pan




¡Buen provecho!





lunes, 16 de enero de 2017

Ensalada de hinojo, naranja y granada


Sigo con mi cruzada de recetas ligeras, porque las comidas navideñas necesitan acompañamientos de este tipo, esta fue de Año Nuevo para acompañar a un muslo de pato confitado, a mi me encantan este tipo de ensalada, pero tengo algunos comensales que no las aprecian tanto, por lo que tuve que insistir para  que la probaran, al final  estuvieron todos de acuerdo en que hacen una pareja perfecta...  y el hinojo que algunos no lo conocían, triunfó de pleno!
















Ingredientes:
Un mix de lechugas
1 bulbo de hinojo
1 naranja
1 granada
1 limón
Sal
Aceite de oliva
2 cucharadas de semillas de girasol

Elaboración:
El hinojo se introduce 10 minutos en agua, luego se deja secar y se corta en juliana.
Las lechugas se lavan y se ponen a escurrir.
La naranja se pela, se le retiran todas las pieles blancas y  se separan los gajos a los que también  se le retiran las pieles.
La granada se desgrana, no os explico como, porque haya unas cuantas formulas magistrales por la red, que  cada uno elija la que mejor le va.
Se prepara el aliño mezclando el aceite de oliva, con el zumo de un limón y sal a gusto. Yo pongo tres partes de aceite por una de limón, lo introduzco dentro de un bote y lo agito hasta que se forma una especie de crema que puede apreciarse en la foto de la izquierda.
Colocamos las lechugas en el fondo de una fuente, distribuimos las naranjas sobre estas, el hinojo y los granos de la granada, regamos con el aliño y esparcimos por encima las semillas de girasol... ¡me encanta! 





A los que sois aficionados a seguir mis crónicas viajeras, tenéis una nueva entrada en  http://viajerosnosotros.blogspot.com.es/ , en esta ocasión os cuento algo sobre el Pueblito de los Dominicos, un lugar de visita obligada para los que visitan Santiago de Chile... y muy, muy recomendable ¡os gustará!

http://viajerosnosotros.blogspot.com.es/2017/01/pueblito-los-dominicos-santiago-de.html

¡feliz semana!





viernes, 13 de enero de 2017

Pollo ligero a la naranja


Tenía pensado compartir esta receta el pasado  lunes, porque la consideraba muy adecuada para depurarnos un poco,  después de los atracones navideños, pero no me ha sido posible, la semana se ha ido complicando un día tras otro hasta hace un rato.                                                                                                                                                                                                                        La receta es de un régimen, pero es tan rica que  la hago muchas veces en  época de naranjas, la salsa me encanta y me la puedo comer a cucharadas sin remordimientos... Siempre está buena, pero en esta ocasión si acaso tenia un plus, la naranjas vinieron directamente de la huerta valenciana a mi casa, de parte de mi querida Marisa de Thermofan, mil gracias amiga!

Ingredientes:
2 pechugas de pollo
Sal y pimienta
2 zanahorias
2 naranja
2 cebollas 
5 cubitos de caldo (congelado)
1 vaso de agua (200 ml)

Elaboración:
Sazonamos las pechugas con sal y pimienta impregnándolas bien por todas partes y reservamos. Para que las pechugas no pierdan la forma es aconsejable bridarlas, puede hacerse antes de aliñarlas o después.
Se pelan  y se pican  las verduras en brunoise.
Ponemos una cazuela al fuego con un chorrito de aceite y doramos las pechugas, añadimos las verduras  y las rehogamos unos minutos.
Deshacemos los cubitos de caldo en el vaso de agua bien caliente, incorporamos a la cazuela, tapamos y  dejamos cocer a fuego suave durante 10 minutos.
Exprimir la naranja y verter el jugo sobre el pollo, tapar la cazuela de nuevo y cocer 15-20 minutos, dependiendo del grosor de las pechugas, es importante no pasarse en la cocción a fin de que no nos queden secas.
Retiramos las pechugas y pasamos la salsa por el chino.
Se sirven con la salsa y unas rodajas de naranja.... me encantan acompañas de un cuenquito de arroz blanco y  es un plato de lo más completo.




            ¡Feliz finde amigos!




miércoles, 4 de enero de 2017

Turron de coco y nueces sin gluten


Antes de nada desearos a todos los que pasáis por aquí... un 2017 MUY FELIZ!  Eso indicará que todo os va bien!
He acabado el año con una receta de turrón y voy a comenzar el nuevo, con otra receta de turrón! Hace años que cada Navidad preparo un turrón de coco, es un ingrediente que en casa nos encanta y por ello cada año suena la misma pregunta  -¿tienes esta receta en el blog?-  -¿y yo  puedo hacer este turrón?-, pues a partir de ahora... si a las dos cosas!  Aquí queda la receta y como veréis cualquiera puede hacerla... es bien fácil!


Ingredientes: 
90 g de margarina (he usado margarina de maíz)
90 g de azúcar glass
175 g de coco rallado
100 g de nueces peladas
Una pizca de sal
100 g de leche condensado
200  g de chocolate negro de cobertura
1 cucharada de aceite de oliva gran selección de Aceites Abril

Elaboración:
La mantequilla  debe estar a temperatura ambiente.
Las nueces se parten en dos con las manos.
La mantequilla se mezcla con el azúcar en polvo y se remueve hasta que esté todo integrado. Añadimos el coco y mezclamos y ahora incorporamos la leche condensada, las nueces  y la sal , removemos suavemente la mezcla para que se integren todos los ingredientes.
Preparamos un molde de turrón, preferiblemente desmontable, si no lo es, se fora con un papel parafinado (papel de horno), para poder desmoldarlo con facilidad.
Volcamos la mezcla en el molde la compactamos bien con una espátula de  silicona o una cuchara. Cortamos un rectángulo de papel parafinado  del tamaño del molde, lo colocamos sobre el turrón y lo llevamos al frío durante unas horas (mínimo 2), 
Pasado el tiempo lo desmoldamos y lo colocamos sobre una rejilla.
Fundimos el chocolate... (no hay fotos del proceso) yo lo hago al baño maría y solo la miltad de la cantidad final, en este caso 100 gramos, cuando está fundido, se retira del fuego y se incorpora el resto del chocolate que se irà fundiendo con el calor residual, incorporamos la cucharada de aceite y mezclamos bien. Volcamos la mezcla sobre la tableta que tenemos en la rejilla y cubrimos completamente nuestro turrón de coco. Dejamos enfríar, lo envolvemos en un papel parafinado y lo guardamos en una caja, si no tenemos una caja adecuada , envolvemos el paquetito en papel de plata con la cara brillante en contacto con el alimento que en este caso está envuelto previamente. Se conserva en la nevera hasta el momento de consumirlo.



 Espero que os haya gustado... y que los Reyes Magos sean muy generosos!