jueves, 29 de marzo de 2012

Empanada de maíz con chocos


 La primera plaza de abastos, a la que yo fui de niña fue  la de Redondela, por eso le tengo un especial cariño y siempre que puedo la visito. Es pequeña, familiar y para mi entrañable. En  sus puestos de pescado casi nunca falta el rey indiscutible de la gastronomía redondelana, el choco (jibia). A este exquisito cefalópodo dedican cada año una interesante fiesta en la que cada cocinero rivaliza preparándolo de un sin fin de maneras, todas exquisitas.
En mi casa celebramos la fiesta del choco lo mas a menudo posible, porque nos encanta y hoy os dejo una receta de las que mas.
No es una empanada fácil de hacer, si no se está muy acostumbrado, pero os aseguro que vale la pena!



Ingredientes:
Para el relleno (zaragallada)
2 chocos  y su tinta (1500gr.)
4 cebollas
1 pimiento rojo
2 tomates
2 dientes de ajo
2 hojas de laurel 
200 ml de aceite de oliva virgen extra 
Sal.
Para la masa:
1 kg de harina de maíz
½ kg de harina de centeno
1 nuez de levadura
1 cucharada de aceite o de mantequilla
Sal
Agua caliente
Elaboración:
Relleno:
Los chocos limpios y bien secos (se pueden secar con un paño), se trocean.
E una cazuela con aceite se pone adorar la cebolla, el pimiento y el ajo picados, damos unas vueltas y añadimos los chocos, dejamos sofreír y añadimos el tomate escurrido, el laurel. dejamos cocer un cuarto de hora a fuego bajo.
Salamos y agregamos la tinta disuelta en un chorrito de vino blanco. Para disolver la tinta la ponemos en un almirez y con el mazo la diluimos en el vino blanco a continuación la colamos sobre la zaragallada, removemos y dejamos que se acabe de hacer el choco unos diez minutos aproximadamente. Dejamos enfriar.
Masa:
Este es el aspecto que tiene
Tanto la harina de maíz como la de centeno tienen que pasarse por un cedazo.
Se pone al fuego un litro de agua cuando llegue a ebullición se asusta con un vaso de agua fría.
La harina de maíz se pone en un cuenco (yo para esta empanada  puse ½ kg) y la sal, se le va añadiendo el agua caliente poco a poco y se va removiendo hasta que se empape la harina, dejamos que enfrié un poco

Añadimos un poco de  harina de centeno sobre 200 gr, la levadura y la cucharada de aceite y mezclamos todo. Vamos añadiendo más harina de centeno y amasando con las manos hasta formar una bola suave, en la que formaremos una una cruz. La tamapos y la dejamos en un sitio cálido para que fermente.
Una vez que la masa ha subido se agrieta, en este momento esta lista para utilizar.
Precalentamos el horno a 200º  (ya sabéis que cada horno es un mundo)
Cubrimos una bandeja con papel de horno de horno 

Estirar la masa de maíz es la parte mas complicada de las empanada,  es muy bladita y no se puede estira con el rodillo, tiene que hacerse con las manos y con un tenedor. Nos facilitará mucho el trabajo si nos untamos las manos con unas gotitas de aceite y un cacharrito con un poquito para limpiar el tenedor de vez en cuando  tampoco nos vendrá mal... vamos allá!
Cogemos unas bolitas que vamos  aplastando con las manos (foto de la izquierda), las ponemos sobre la bandeja y las estiramos con un tenedor dejándola lo mas fina posible.
Añadimos el relleno y repetimos las misma operación , pero esta vez sobre el relleno de la empanada estirando con mucho cuidado, hasta cubrir por completo el relleno. Antes de meterla en el horno  marcamos las raciones con una rueda o con un cuchillo. 
La llevamos al horno y dejamos que se cueza, tarda entre 40 y 50 minutos.
Dejamos enfriar sobre una rejilla.





¡Buen provecho!





4 comentarios:

  1. NUNCA HABIA VISTO ESTA RECETA.TIENE QUE ESTAR MUY BUENA. BESOS

    ResponderEliminar
  2. Qué receta tan tradicional y tan buena...
    Aquí comemos muy poco choco, mucho más calamar, pero quizá pueda hacerse igual.

    ResponderEliminar
  3. Tener cuidado con la harina de centeno,por que la qué yo compré en una panaderia venía con unos bichitos q parecían pulgas y larvas.por lo demás la receta muy buena.

    ResponderEliminar
  4. La hice y tuve que echarle harina de trigo para que ligara la masa, sino no había manera de que quedase uniforme. No se si tendría que quedar así pero no había manera de tratarla.

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos