jueves, 17 de mayo de 2012

Mermelada de fresones


Una buena mermelada de fruta natural y azúcar como  único adictivo, es una delicia para el paladar bastante más sencilla de llevar a cabo de lo que muchos creen, más económica que las compradas y sobre todo muchísimo más sana; sólo hay que tener en cuenta el momento óptimo de la fruta, que encima suele ser cuando tiene el mejor precio. El tiempo invertido compensa, ya que se puede hacer una buena cantidad. Se conserva  mucho tiempo.

Ingredientes:
1 kg de fresones
1 limón pequeño
Pieles y corazones de 2 manzanas
600 gr de azúcar (puede ser más si nos gusta muy dulce

Elaboración:
Lavar escrupulosamente los fresones y escurrirlos.
Quitar los tallos y cortarlos en varios trozos.
En una cazuela amplia colocamos  alternando una capa de fresones y  una de  azúcar, la última capa ha de ser de  azúcar. Regamos con el zumo de medio limón. Tapamos el recipiente con un paño limpio y dejamos macerar 24 horas.


Transcurrido el tiempo, colocamos los corazones con sus pepitas y las pieles  de las manzanas, dentro de una gasa y hacemos un paquetito que atamos con un  hilo de bramante.

Se pone la cazuela con los fresones a fuego medio e introducimos el atado de manzana. Se remueve con cuchara de madera hasta que hierva. Dejamos cocer 20 minutos removiendo a menudo. Retiramos el atado de manzana, reservandolo .
Trituramos los fresones con una batidora hasta obtener un puré, o a nuestro gusto, (personalmente me gusta encontrar los trocitos de la fruta). Regamos con el zumo de medio limón y añadimos de nuevo el atado de manzanas. Llevamos al fuego y dejamos cocer 5 o 6 minutos más. Para comprobar la textura de la mermelada, verter una cucharada sobre un plato frío. Si se fija rápidamente al plato estará en su punto.
Para envasar la mermelada necesitamos recipientes con cierre hermético de cristal. Hay que esterilizarlos convenientemente en agua hirviendo con sus tapas durante varios minutos ( yo los esterilizo 20 minutos, mientras preparo la mermelada y los seco en el micro).Deben estar calientes  cuando se envasa la mermelada.


Sujetamos los botes calientes con unas pinzas o un guante de cocina, rellenamos con la mermelada recién hecha y cerramos con sus respectivas tapas. Los ponemos boca abajo y los dejamos hasta que estén fríos. Después, limpiamos  por fuera con agua y jabón. comprobamos que las tapas hayan hecho el vacío. Etiquetamos y, por último ponemos una tela o una blonda que sujetamos con una goma que cubriremos con una cinta.


                                              

10 comentarios:

  1. Buenísima tiene que estar esa mermelada!!, y muy bonitos te quedaron los botes. Un beso

    ResponderEliminar
  2. uhmmmmmmmmmmm! que delicia de mermelada! me quedo con la receta besitos

    ResponderEliminar
  3. El tema mermeladas y conservas sigue siendo cosa de mi madre pero he de confesar que cada día me apetece mas y eso que tenía manua porque de jovencita me amargaba con la conserva de tomate.....

    Muchas gracias por tu visita y tus palabras en India tan especial

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias por esta publicación, es sencillamente genial!
    Nos quedamos por aquí de seguidoras.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Que delicia de mermelada. Te ha quedado precioso todo con esos botes, la tela bordadita y sobre todo ese color de la mermelada con una textura perfecta. Me gusta mucho!!!!
    Un beso y felicidades por tu premio!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Una de mis mermeladas favoritas, Milia! Y puedes hacer esta delicia con tu brazo "chungo"??? Más mérito todavía. Tienes razón, paciencia que mejoraremos! Un besazo!

    ResponderEliminar
  7. Hola Milia, hice la mermelada pero sin manzana, quedó rica de todos modos pero con manzana, hubiera sido mil veces mejor. Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La piel de la manzana no creo que varíe el sabor, pero le da consistencia y la mermelada queda más compacta, Me alegro que te haya gustado.
      Un besiño

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos