martes, 1 de diciembre de 2015

Showcooking de Códax


El pasado 8 de noviembre se celebró el Día Europeo del Enoturismo,  iniciativa que promueve la Red Europea de Ciudades del Vino RECEVIN, asociación sin ánimo e lucro, que  se instauro en el año 2009, con el fin  de conseguir la difusión internacional del turismo del vino de manera simultanea en todos los países europeos. Sus objetivos son la  afirmación de la identidad histórico-cultural,  patrimonial, económica  y social de las ciudades y territorios  relacionados con la producción de vino de calidad. La Red Europea de Ciudades del Vino está apoyada por por las Asociaciones del Vino de la mayoría de los países que que forman esta red, es la unión por el vino y el enoturismo de 800 ciudades europeas.
La ciudades que pertenecen a esta Red y en especial las bodegas, organizan eventos y jornadas de turismo enológico, visitas a las bodegas, catas y maridajes con la gastronomía típica de la zona y precisamente de una cata y un maridaje extraordinario es lo que va esta entrada.
Este  año de nuevo he tenido la oportunidad de asistir a una visita, una cata y un showcooking de los tres que organizó la  Bodega  Martín Códax, para celebrar el día del Enoturismo 2015.

Había tenido la ocasión de conocer esta bodega hace un par de años, por idéntico motivo, entonces había sido una jornada fantástica y este año se ha vuelto a repetir.
Comenzamos por una visita a las bodegas en compañía María Otero, que transmite como nadie la pasión por el mundo del vino, de ello hable  en la entrada que dediqué a la anterior visita.
 En esta ocasión el Showcooking estuvo a cargo de Iván Domínguez del Restaurante Alborada.
 El maridaje de sus platos y los vinos de Marín Códax fue un acierto total. Su cocina que se define Atlántica por los cuatro costados, casa a las mil maravillas con unos vinos que llevan en su ADN la influencia de este mar.
Comenzamos con una "Ostra tibia con papada y puré de limón asado con pan de centeno" maridada con Albariño Martín Códaz Gallaecia 2011. Sencillamente  ¡sublime!


"Vieira de Galicia a la sal de Ramallo de mar, crema de raíces y hierbas del litoral"   maridada con Albariño Martín Códax 2012. Fue como comerse el mar a bocados ¡divina combinación!  

 "Jurel asado y ahumado al romero con zanahorias del país y crema picante de berzas" maridado con Albariño Organistrum 2012. El humilde jurel, elevado a alturas ¡sorprendente y exquisito!
 "Codorniz asada en carcasa con mazorquitas y polenta cremosa" maridada con Albariño Martín Códax Vindel 2012. ¡magistral elección!
"Licuado de membrillo y queso fresco" acompañado de Albariño Martín Códax 2014. El broche perfecto para concluir  este festival de sabores Atránticos que nos ha dejado a todos los asistentes un maravilloso recuerdo.
Mil gracias Bodegas Martín Códax, ha sido una jornada para recordar

5 comentarios:

  1. Ay niña, que platos has catado más apetecibles!!. No sabría por cual decidirme la verdad, todos tienen un aspecto riquisimo asi que no le haría ascos a ninguno jajajajajaja y eso si, con el vinito al lado eh...que estos manjares hay que regarlos como es debido. Me alegro mucho por ti guapetona, de que lo hayas pasado bien y de que lo hayas disfrutado tanto. Gracias por ponernos los dientes largos a todas jajajajaja.

    bicossssss millllllllll

    ResponderEliminar
  2. Qué bien amiga , no me extraña que lo disfrutaras , así da gusto !
    Besinos.

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa experiencia mi querida Milia!!

    ResponderEliminar
  4. Unas bodegas que me encantaría visitar, las de Martín Códax, una buena experiencia acompañada de un menú sublime bien maridado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Que buena experiencia y que platos más deliciosos, casi me parecía recordar los riquísimos que degustamos en la xuntanza, estos también tienen una pinta buenisima y con ese rico vino, una combinación maravillosa.
    Un besito enorme guapísima y feliz semana.

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos