lunes, 13 de febrero de 2017

Crema de castañas e hinojo



No estamos en época de castañas... o si, porque en realidad las hay todo el año conservadas de distintas maneras! Pero en realidad esta receta está hecha con castañas de temporada que quedaron en un cesto en mi despensa... como sabéis me fui a Chile en el mejor momento de estos frutos, con lo cual no hubo tiempo de consumir las castañas que tanto me gustan, como mi despensa es muy seca, 
se secaron perfectamente, lo malo de la cuestión era pelarlas; seguramente si tuviera que hacerlo yo alabarían en el cubo del compost, pero mi marido se ofreció a hacerlo... yo encantada! Una vez limpias ¿que hacer con ellas? recién pasadas las Navidades no me apetecía nada dulce... de pronto recordé que tenía un triste bulbo de hinojo en mi nevera y a mi  me encanta el dúo castañas/hinojo, recordé esta receta... y lo demás os lo cuento a continuación:




Ingredientes:

La receta es de un librito que se titula "100 Recetas Sanas con alimentos que curan "  Os la voy a poner tal cual viene en el libro, ya que yo la hice a ojo de buen cubero... eso sí os puedo decir que nos encantó... fue visto y no visto,  nos la comimos ipso facto.
500 g de castañas
1 cebolla
1 bulbo de hinojo 
1/2 litro de caldo vegetal 
1 ramitas de perejil
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal

Tiempo 55 min  Raciones 4  Calorias 295

Se hace un pequeño corte en la piel de las castañas y se ponen a hervir durante 10 minutos en abundante agua hirviendo. se escurren y, cuando estén frías, se les quita la piel, también la interior y se trocean (las mías tuve que remojarlas 12 horas y luego seguí los mismos pasos)

Se pica la cebolla y el hinojo, y se lava y se seca el perejil.

Se calienta el aceite de oliva en una cazuela y se rehoga a fuego lento la cebolla y el hinojo. Se añaden las castañas y se cubren con el caldo. se sazonan con una pizca de sal y se dejan cocer durante 15 minutos o hasta que las castañas estén tiernas.

La mezcla se tritura en una batidora o en robot hasta conseguir una textura lisa, se sirve decorada con unas castañas que hemos reservado enteras y unas hojas de perejil.

Tuco: Las castañas se suelen tomar asadas, pero combinan muy bien con legumbres y frutas, un poquito de canela al cocerlas dará a la crema un toque muy especial.

La castaña porta una buena cantidad de hidratos de carbono complejos y también fibra, lo que hace que proporcione energía de forma lenta y gradual y sea bien tolerada por las personas diabéticas.



Y como la receta de hoy va de reciclar  productos que a priori, tenían un difícil futuro, aprovecho para compartirla con mis amigas, Marisa y Rosalía   en su Reciclando Sabores.








¡feliz semana!




12 comentarios:

  1. Vaya crema te has montado, que bien has aprovechado las castañas, yo las tengo en el congelador peladas, pero solo la casca de afuera, la crema estaría para chuparse los dedos de eso no hay duda, que rica estaría, la castaña me encanta pero tengo que comer las justas me caen pesadisimas...Bess

    ResponderEliminar
  2. Con hinojo no,no puedo con el, pero la crema de castañas deliciosaaaa... me dio mi suegra la semana pasada castañas peladas a ver que se me ocurre, bikiños

    ResponderEliminar
  3. Hola guapísima !!!
    Desde luego que hay combinaciones increíbles en la cocina, y esta es una de ellas. Las castañas más allá de comerlas crudas o asadas, no las utilizo para cocinar ni dulce ni salado y si, ya se que me estoy perdiendo grandes cosas Reina Mora. Menuda vuelta de rosca le has dado a todo, para que en tu cocina, los tristes se conviertan en una rica crema. Por cierto el hinojo, lo veo siempre en la frutería, pero ya te digo que lo habré comprado una vez en mi vida, nunca se qué hacer con él jaja La costumbre que tenemos de utilizar unas verduras y desechar otras ¿verdad?
    No dudo que tu crema estaba para repetir plato, yo al menos, lo hubiera hecho con gusto.
    Besotes mi niña, feliz día.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Milia!!
    Me gusta la receta por dos motivos: el primero porque usas castañas que normalmente asociamos a las cosas de repostería o guarnición y el segundo, por el hinojo que aporta un sabor inconfundible y saludable. Una crema muy original que a buen seguro sabrá deliciosa. Un abrazo y gracias a tu marido por haber pelado el medio kilo de castañas.

    ResponderEliminar
  5. No he probado la mezcla de estos sabores, el hinojo y las castañas, pero intento imaginármelos y si me parece que ha de resultar una crema exquisita.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Tiene que estar deliciosa con esa combinación de sabores, dan ganas de probarla. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Milia , me encantan las castañas , asi que esta cremina me parece fantastica , debe estar buenisima
    besinos

    ResponderEliminar
  8. Hola Milia. Me encanta la crema porque soy de hinojo y me gustan mucho las castañas. También, porque es una receta sana y sencilla, de las que calientan el alma. Tu marido no sólo te hizo un favor a ti, sino también a todos los que venimos a leerte y nos regalas esta rica crema de reciclaje.
    Muchas gracias por compartirla en Reciclando Sabores. Besos.

    ResponderEliminar
  9. Si que alimenta Milia y súper sana, Gracias por visitar mi blog.
    besos

    ResponderEliminar
  10. Si que alimenta Milia y súper sana, Gracias por visitar mi blog.
    besos

    ResponderEliminar
  11. Hola Milia, pues qué curiosa crema, las castañas me encantan pero las hago en potajes , salsa, en dulce, con arroz con leche, pero nunca en cremas, Así que ya tengo otra deliciosa opción. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Una muy buena crema altamente saludable para perder esos kilos de mas que chorrean estas fiestas jijiji.Bs

    ResponderEliminar

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos