viernes, 22 de agosto de 2014

Calabacines rellenos de seitán

El pasado domingo tuvimos una comida familiar campestre-fluvial.  A una servidora le tocó comprar las carnes para hacer el churrasco...  ¡me pasé tres pueblos!  Menos mal que a los demás le pasó lo mismo con lo que llevaron... (los gallegos haciendo de comer no tenemos arreglo).  



Total que, que siguiendo la filosofía de no tirar nada... en mi casa hemos tenido que comer carne tres días, y ahora para compensar, vamos a estar, por lo menos yo, tres día a dieta vegetariana...  y si todo está tan rico como estos calabacines puede que alguno más.
Ingredientes:
200 g de arroz (mezcla de salvaje, rojo y vaporizado)
4 calabacines (de mi cosecha en este caso)
1 cebolla
2 dientes de ajo
150 g de seitán
4 nueces
2 cucharadas de uvas pasas 
1 cucharadita de cominos
1 1/2 cucharadita de ras-elhanout
Aceite de oliva virgen
Sal y pimienta.
Elaboración:
Pimientos de Padrón para acompañar.
Se cuece el arroz en dos medidas y media de agua durante 15 minutos. Escurrimos, refrescamos y reservamos.
Ponemos las pasas a remojo. Cascamos y troceamos las nueces.
Cortamos un sombrerito a los calabacines y con cuidado de no romperlos, vaciamos su contenido con una cuchara. Picamos menudita la carne del calabacín.
En una sartén con un poco de aceite de oliva, sofreímos la cebolla y el ajo picado en brunoise, añadimos el seitán picadito y la pulpa de los calabacines, removemos y dejamos hacer unos 5 minutos.
Precalentamos el horno a 200ªC. 
Incorporamos a la preparación anterior, el arroz, las pasas y las nueces. Espolvoreamos con el comino y el ras-alhanout. Salpimentamos.
Rellenamos con la mezcla los calabacines y los vamos colocando en una fuente de horno, ponemos sobre cada uno un chorrito de aceite de oliva. 
Introducimos en el horno, bajamos la temperatura a 180ºC, y dejamos cocer de 25 a 30 minutos.
Como en el huerto también tengo pimientos de Padrón, los hice para picotear, pero resultaron un excelente acompañamiento para este plato. 


Buen fin de semana para todos

lunes, 18 de agosto de 2014

Helado de albaricoque



Hola  a todos! Después de una quincena muy ajetreada, vamos recuperando la normalidad... digo vamos, porque la ciudad está en fiestas  (y la comunidad también, en Galicia, somos muy "festeiros") y  eso altera todo lo que me rodea... hoy se acaban, y el miércoles la ciudad vuelve a su ritmo normal y yo espero que también.
Como disfrutamos de unos días de mucho calor, un helado me parece una propuesta muy adecuada... he hecho bastantes este verano y este es uno de los que más me ha gustado; es muy cremoso y tiene un toque ácido que me encanta.
Ingredientes:
200 g de Azúcar
3 huevos, claras y yemas por separado
2 cucharaditas de harina
300 ml de leche (yo usé desnatada)
450 g de albaricoques deshuesados
Zumo de medio limón
Esencia de vainilla
200 ml de nata

Elaboración:
Ponemos  las yemas en un cazo, añadimos la harina,  75 g. de  azúcar y la vainilla, mezclamos con un batidor de varillas, lo disolvemos en la leche y lo ponemos al fuego al baño maría removemos hasta que empiece a espesar. Retiramos del fuego y seguimos removiendo 5 minutos. La crema no quedará muy espesa. Dejamos enfriar y refrigeramos.
Colocamos lo  albaricoques en un cazo con el resto del azúcar y el zumo de limón. Cubrimos de agua y llevamos a ebullición hasta que los albaricoques estén tiernos.
Escurrimos los albaricoques, reservando el almíbar y los pasamos por un tamiz para hacer un puré suave. Completamos hasta 600 ml. con el almíbar reservado, dejamos enfriar y refrigeramos.
Cuando todo esté muy frío mezclamos las  dos cremas y le añadimos la nata montada  con movimientos envolventes.
Si tenemos heladora, introducimos la crema  en la cubeta y seguimos las instrucciones del fabricante.
Cuando la crema esté mantecada, antes de introducirla en el congelador, montamos las 3 claras de huevo a punto de nieve firme y las mezclamos suavemente con la crema, lo volcamos en un recipiente adecuado y  congelamos hasta que esté firme..
Antes de servirlo, lo dejaremos en el frigorífico unos 45 minutos, para que esté más suave y poder disfrutar de todo su sabor

Si no tenemos heladora: Ponemos la mezcla en un molde y lo llevamos al congelador durante dos horas. Sacamos el helado del congelador y batimos hasta que quede suave. Montamos las claras a punto de nieve firme  e incorporamos al helado tierno y congelamos de nuevo siguiendo los pasos anteriores.

miércoles, 30 de julio de 2014

Grissinis "Reto Bake The World"

¡Buenos Días! Hoy tenemos reto panarra y aunque me costó ponerme a hacer pan... tratándose de grissinis no podía faltar a la cita, llevaba años queriendo hacerlos, tenía un montón de recetas... pero tengo tantas pendientes... que nunca llegaba la hora, así que cuando vi la propuesta de  Bake The Worldme pareció genial.
Como no quería complicarme demasiado decidí amasarlos en la panificadora, pero como ultimamente me he aficionado a todo lo que lleve harina de centeno  decidí hacer una adaptación a la receta original,  la idea me la dio esta receta de  gastronomía&cía  ... y el resultado fue tan bueno, que por poco no le puedo hacer las fotos, las hice con unos cuantos y de prisa y corriendo... fue visto y no visto ¡están de vicio!
Ingredientes:
Para la masa
270 ml de agua
3 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de sal
300 g de harina de fuerza
175 g. de harina de centeno
1 cucharadita de azúcar blanquilla
1/2 paquete de levadura fresca (12 g. +-) En la receta original 1 1/4cucharaditas de levadura seca.
Para el acabado
2 cucharadas de semillas de sésamo
2 cucharadas de semillas variadas (Chía, amapola, girasol, calabaza, sésamo)
1 cucharada de hierbas frescas picaditas  (romero, orégano, cebollino) 
1 cucharada de escamas de sal
Preparación:
Extraemos el molde de pan, ajustamos las cuchillas e incorporamos los ingredientes, siguiendo el orden .
Encajamos el molde en el interior de la máquina, cerramos la tapa  y seleccionamos el programa para masa.
Finalizado el programa, volcamos la masa en una superficie enharinada y la dividimos en cuatro trozos. Dejamos una sin condimentar, incorporamos amasando las semillas de sésamo, en el segundo, la mezcla de semillas en el tercero y las hierbas troceadas en el cuarto. Cortamos cada cuarto en 8 pedazos y formamos con cada uno un cordel del tamaño de la bandeja del horno.
Los pasamos a dos bandejas de horno cubiertas con un papel de hornear, las cubrimos con un plástico transparente impregnado de aceite y dejamos en un lugar cálido durante una media hora.
Pintamos los bastones con la yema de huevo mezclada con agua y espolvoreamos los no condimentados con las escamas de sal (este punto yo me lo salte, puse la sal por encima de algunos y otros los dejé tal cual)
Precalentamos el horno a 200ºC  y se hornean ... según el libro de 6-8 minutos... en mi horno hizo falta algo más de tiempo, unos 18 minutos.


Los enlaces del reto:

Y algún video:


miércoles, 23 de julio de 2014

Pastel de cerezas búlgaro, sin gluten



Hace unos días recibí un libro de Cocina Búlgara, que había dejado encargado a nuestro guia y ahora ya amigo Deian Stefanov, (si vais a Bulgaria os lo recomiendo, es de lo mejorcito que he conocido ... y he conocido unos cuantos....  y es una opinión totalmente compartida con mis compañeros de viaje, es un  magnifico profesional pero sobre todo es una excelente persona...  y cuenta chistes divertidísimos, eso si... pocos! ) Compartí unas fotos del libro en Facebook, y   ya os prometí allí que pondría recetas... pues para vosotros y para todo el mundo... ¡empezamos!
Elegí un dulce para empezar. El domingo tuve una comida en la que coincidimos cinco compañeros del viaje, y siempre llevo el postre... así que mejor momento imposible!  Este llamó mi atención porque no lleva harina está hecho con arroz y es de cerezas que me apasionan.
Cuando leí la receta ya vi que las cantidades de los ingredientes eran un poco caóticas, pero en el primer momento no me di cuenta que faltaban los huevos, así que no quedo más remedio que hacer el pastel a ojo, fui ajustando cantidades y salió...  
y  ademas gusto muchísimo, por lo que  lo he repetido de nuevo para que lo prueben en casa y para organizar un poquito las cantidades de los ingredientes... todo lo que va  escrito en color es de mi cosecha, la letra en negrilla es de la receta original.


Ingredientes:
1 tazita de arroz (165 g de arroz bomba)
1 taza de leche (300 ml)
250 ml de agua
una pizca de sal
1 taza de azúcar (150 g o 2/3 de taza)
120 g de mantequilla
3 huevos  (*)
1/4  kg de azúcar glas (100 g de azúcar normal)
2 tazas de cerezas sin hueso (430 g)
1 tacita de dulce de cerezas (mermelada casera de cerezas 40% de azúcar)
Azúcar glas para espolvorear (no puse)
1 pizca de canela o vainilla
Elaboración: 
Cocer el arroz en un poco de agua, cuando esponje, añadir la leche y el azúcar. Dejar enfriar. Puse el agua a hervir, añadí el arroz y deje cocer durante 5 minutos, fui añadiendo la leche poquito a poco, a los 15 minutos añadí  los 150 g de azúcar, deje cocer 7 minutos más removiendo de vez en cuando (22 mn en total). Se extiende el arroz sobre una fuente y se deja enfriar.
Batir después la mantequilla con el azúcar glas, añadir los huevos sin dejar de batir, uno tras otro, las cerezas sin los huesos y el arroz cocido.  Yo en este punto utilicé la thermomix; batí la mantequilla con el azúcar a velocidad 4, 2 minutos, fui añadiendo los huevos uno a uno, 2 minutos más a la misma velocidad. agregue las cerezas y el arroz y fui subiendo la velocidad hasta 10,  dejé batir 50 sg;  como aún había trocitos de cereza y de arroz, di unos  golpes de turbo hasta que todo quedara bien deshecho. Esto mismo se puede hacer con una batidora, lo importante es que todo quede bien triturado.
Verter la mezcla en una asadera, engrasada con mantequilla y enharinada. Llevar al horno moderado, espolvorear con azúcar glas , mezclada con la canela o con la vainilla.Yo simplemente puse mantequilla al molde, este dulce es apto para celiacos y quise probar sin harina, no tuve ningún problema para desmoldar. En cuanto a la cocción es bastante larga, ya que la masa es muy húmeda... calenté el horno a 175ºC y lo dejé 30 minutos a esa temperatura;  luego bajé a 150ºC  y lo mantuve así durante 60 mn  más. 
Tiene textura de pudin, es muy jugoso y muy rico. No puse azúcar por encima cuando lo metí en el horno,  y como podéis ver rebajé mucho las cantidades de azúcar, me parecía demasiada... y para, mi gusto estaba muy bien y los demás dijeron que también.
Decorar con dulce de cerezas. El pastel se puede bañar con sirope de cerezas. Yo lo cubrí con una mermelada de cerezas casera con el 40% de azúcar.
(*) Los 3 huevos que usé eran caseros y pequeños, si son grandes seguramente con 2 será suficiente.



domingo, 20 de julio de 2014

Rugbrød: pan de centeno danés



Si se trata de viajar... yo me apunto siempre, si puedo físicamente, pero si no, virtualmente también me vale. Y de eso se trata hoy, del 4º  viaje virtual de Cocinas del mundo, un reto gastronómico ideado por un grupo de blogeras que nos invitan a conocer y a cocinar, algún plato de  las cocinas de diferentes países del mundo. En esta ocasión, las anfitrionas, las autoras del blog, La cajita de nieveselena nos han llevado hasta... Dinamarca.
Tengo un libro sobre este país, que tiene una definición que me me ha resultado muy divertida, dice así " Dinamarca pertenece a los estados liliputienses  (esto me ha encantado) de Europa,  y no ocupa mucho lugar en el mapa mundial. Es un archipiélago constituido por alrededor de 500 islas, grandes y pequeñas, de las que aproximadamente 100 están pobladas. Casi la mitad de la población vive en Selandia, la isla más grande. Las islas cubren una superficie de 43.069 Km. En cambio, su gran número forma un litoral que suma 7500 km"

En la isla más grande, Selandia está situada la capital Copenhague, una ciudad bella, elegante y muy agradable  en la que he tenido la oportunidad de pasar un día y de paso de probar unos smørrebrød,  uno de los platos más característicos de la cocina danesa, consiste en una rebanada de pan  de centeno con mantequilla y diversos ingredientes fríos. Guardé desde entonces un recuerdo imborrable de dos de aquellos bocaditos, uno con arenque y otro con salmón, pero sobre todo  del pan... siempre me gusto el pan de centeno, pero aquel era delicioso, de hecho me vine con un pan de más de un kilo, que llego perfectamente y se conservó durante varios días fresco y riquísimo.
Con estos antecedentes no me ha sido nada difícil elegir la receta de este reto, y además he tenido la suerte de encontrar una receta de lo más sencillo y con un resultado excelente, para acompañar preparé un salmón (Gravlax) con otra receta danesa... ya os la dejaré otro día!
Ingredientes:
1 paquetito de levadura fresca (25 g)
400 ml de agua templada
1 cucharada de melaza (yo puse miel)
450 g de harina de centeno
100 g de harina de trigo
1 cucharadita de sal
Elaboración:
Disolvemos la levadura en un poco de agua tibia (yo le añadí además la mitad de la miel).
Mezclamos las harinas y la sal, hacemos un  agujero en el centro, añadimos la levadura disuelta, el resto de la miel y el agua,  amasamos hasta integrar todos los ingredientes y conseguir  una  masa  que resulta algo pegajosa. Colocamos la masa en un molde, engrasado si no es de silicona y dejar levar tapado en un lugar cálido durante 1 o 2 horas.
Colocar el molde del pan en la parte baja del horno frío, ajustar la temperatura a 175Cº  y dejar cocer hasta que esté doradíto; en mi horno tardó en cocerse una hora escasa


jueves, 17 de julio de 2014

Sardinas rellenas en escabeche


En verano con el calor, se agradecen mucho los platos fríos, son muchos más frescos y además podemos hacerlos en horas donde el calor no  aprieta tanto, por otra parte es una época donde los pescaditos están deliciosos y las sardinas, al menos aquí por mi tierra de los que más... y rellenas con unos buenos pimientos y un rico escabeche se convierten en un  bocado divino.
Ingredientes:
12 sardinas muy frescas
1 bote de pimientos de buena calidad
Harina
Aceite de oliva para freír
Sal
Escabeche:
4 dientes de ajo
1 pimiento rojo seco 
1 ñora  ( Capsicum annuum)
1 pimiento verde
2 clavos de olor
1 hoja de laurel
1 cucharadita de tomillo
115 ml de aceite de oliva virgen
10 cucharadas de vinagre
1 cucharada de vinagre de Jerez
1 vaso de agua 
Sal
Elaboración:
Ponemos de remojo el pimiento seco y mientras se hidrata se preparan las sardinas. Tienen que estar sin escama, sin cabeza y sin espina central, a medida  que estén listas se sumergen en un bol con agua fría y medio limón troceado.
Una  vez limpias todas la sardinas, se escurren bien y la vamos colocando, abiertas, cobre papel absorbente.
Colocamos las  sardinas sobre su piel, ponemos  una tira de pimiento, cerramos la sardina y presionamos ligeramente
Se salan ligeramente por ambas caras y se pasan por harina, procurando que cubra toda la superficie de la sardina, para evitar que abra por los bordes al freírlas.
Ponemos abundante aceite en una sartén y la calentamos a fuego fuerte. Freímos las sardinas y las colocamos en una fuente una al lado de otro.
Para el escabeche, ponemos el aceite de oliva virgen en una sartén y doramos el ajo cortado en láminas.
Bajamos el fuego y sofreímos el pimiento verde cortado finamente.
Pasados unos minutos, añadimos la pulpa del pimiento que estaba en remojo, los clavos de olor machacado, el laurel, los vinagres y el agua. Rectificamos el punto de sal y dejamos cocer a fuego medio unos 15 minutos.
Vertemos la salsa sobre las sardinas y las dejamos macerar durante 48 h. antes de consumirlas.



lunes, 14 de julio de 2014

Ensalada de pimientos huevos y anchoas

Aunque las ensaladas hacen parte de nuestra dieta todo el año, hay que reconocer que con la llegada del buen tiempo son las reinas de los menús. Aportan frescura, colorido, vitaminas y sobre todo un estallido de sabor en nuestro paladar. Esta que os traigo hoy es perfecta para una cena o para una comida ligera ya que es de lo más completa... y con un colorcito de lo más atrayente, o al menos a mi me lo parece ¿y a vosotros?
Ingredientes:
2 pimientos rojos
4 huevos duros
6 filetes de anchoa
150 g de tomates
100 g de aceitunas negras
Para el aliño:
4 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de zumo de limón
3 anchoas
pimienta
Elaboración:
Se frotan los pimientos con un paño sin mojarlos. Los asamos en el horno a 180ºC  unos 25 minutos. Se sacan se cubren con papel de plata y un paño de cocina y se dejan enfriar. Los pelamos, les retiramos las semillas  y los cortamos en tiras.
Con un cuchillo bien afilado, hacemos una  una cruz a los tomates, los sumergimos un minuto en agua hirviendo, los refrescamos en agua fría y le retiramos la piel. Los cortamos en cuatro.
En una fuente ponemos los pimientos, los tomates, los huevos duros cortados en cuartos, las  aceitunas y los filetes de anchoa.
Aliño:
En un mortero reducimos a pomada los filetes de anchoa, añadimos el aceite, el zumo de limón y la pimienta, mezclamos todo bien y rociamos con esta salsa la ensalada.