miércoles, 21 de septiembre de 2016

Sopa fría de pera y pepino con queso sin lactosa



Estamos ya en las últimas horas del verano, en pocas horas cambiáremos de estación...  así que me voy a despedir con una receta muy veraniega, de la que  disfruté mucho este año, en esos días tan calurosos que tuvimos y que lo único que apetecía eran cosas frías,  para mitigar el calor esta sopa es maravillosa, es además muy rica, se hace en un suspiro, no necesita fuego, es ligera  y no tiene lactosa, por eso creo que  tiene méritos suficientes para ver la luz y  no quedar olvidada en el borrador hasta la próxima temporada estival.

Ingredientes:
1 pepino
1 pera
1 yogur sin lactosa 0 %
1/2 rama de apio
150 ml de caldo de verdura
1/2 diente de ajo
25 g de queso sin lactosa
Unos tallos de cebollino
Unas ramitas de eneldo

Elaboración:
Pelamos el pepinos, quitamos las puntas, le retiramos las semillas y lo troceamos. Pelamos la pera, le retiramos el corazón y la cortamos en trozos. Al apio  se le retiran las hebras duras, se lava y se pica.

Colocamos todas las verduras en un bol,, agregamos el caldo de verduras, el ajo picado, el yogur y salpimentamos. Trituramos hasta obtener una sopa cremosa. Tapamos y reservamos en la nevera.

Lavamos y secamos el cebollino y el eneldo, los picamos muy finos. Servimos la crema muy fría y repartimos por encima el queso desmenuzado y las hierbas picadas





¡Bye, Bye Verano. Bienvenido Otoño!

domingo, 18 de septiembre de 2016

Banh Xeo, crepes y tortitas vietnamitas para Cocinas Del Mundo



Buenos días! Ya ha pasado el verano y aquí estamos de nuevo como alumnos aplicados dispuestos a comenzar el  nuevo curso.  Como la materia  es de cocinas del mundo... a viajar se ha dicho! El viaje es largo, nada menos que Vitnan y a su cocina, . En esta ocasión la dirección del viaje corre a cargo de Concha Bernal, de Cocina y Aficiones, con ella nos vamos.

logoY tras dar unas cuantas vueltas por la red en busca de información sobre las costumbres gastronómicas de este país -lo que se aprende en estos viajes virtuales- he llegado a la conclusión de que tienen una dieta variada  y rica y de que muchos de sus platos  los puedo adaptar a mis costumbre tranquilamente... hay unos poquitos que no, que tendría que estar muy desesperada para comerlos. Pero como puedo elegir, me quedo con los que me gustan, y me gustan bastantes, de hecho tenía uno elegido desde hace tiempo, era de pescado  (que lo haré en cuanto tenga tiempo de buscar el pescado adecuado),  el último mes para mi ha sido muy complicado en materia de tiempo! Visto que de pescado no podía ser, busque una alternativa accesible y que me fuera fácil de hacer, encontré estos crepes, y como es una cosa que se me da muy bien ni lo dudé... que equivocada estaba! Se me dan bien las filloas, que las he hecho cientos  de veces y ya se cual es su punto, pero amigos... con harina de arroz , sin huevos, sin leche... nunca las hice, desconozco su textura, no se nada de cantidades, tengo que fiarme de una receta que no se si está bien... y la cosa,  no salió precisamente como yo quería, no me salió ni uno entero... 

Eso si, estaban buenos, buenos, con un contraste de sabores exquisito, no quedo ni una miga... las fotos ya las veis, cada ramita de menta y albahaca es una rendija. La receta está en este enlace, la hice casi igual, la única diferencia es que la carne estaba cruda y la salteé de la misma manera que la receta que os pongo, y a la masa de las crepes le añadí 2 cucharadas más de agua, aún así estaba excesivamente espesa y el crepe salió muy rígido de ahí que se rompieran todos al darle la vuelta.
Pero los "fracasos" a mi no me desaniman, al contrario  me motivan, y me di otra vueltecita por la red y esta otra receta me hizo tilín... y no me equivoque....! Y a ella vamos, que ya vale de prosa!


La receta la he hecho a mi manera y lo primero que he preparado fue la salsa.
2 personas
Salsa
Ingredientes
1/4 de zanahoria
1 diente de ajo
Un trocito de chile y un trocito de pimiento rojo
1/2 lima, usé un limón pequeño casero
10 ml de salsa de pescado
10 cucharadas de agua caliente
Una pizca de sal
Una pizca de azúcar
Elaboración:
La zanahoria se corta en brunoise muy pequeñita, hacemos lo mismo con el ajo, con el chile y con el pimiento rojo.
Ponemos una cucharadita de azúcar (yo usé mascobado) en un bol y le añadimos el agua caliente, removemos hasta que se disuelva. Añadimos las verduras, la salsa de pescado (que como sabéis es muy salada, por lo que es recomendable ponerla poco  a poco e ir probando, yo no he usado toda la cantidad),  y el zumo de lima o limón, también aquí es aconsejable ir probando.
La salsa me ha sorprendido gratamente, las verduras le dan un toque crujiente muy rico, he añadido pimiento rojo, que no está en la receta, porque el chile era demasiado picante y me apetecía ese toque rojo, pero no estar resoplando dos horas, así que puse un 1 cm de chile y el resto pimiento rojo...  quedó un poquito de salsa colada...  nada más!




Relleno
Ingredientes
200 g de gambas en este caso peladas
150 g de lomo de cerdo Selecta
Sal
Aceite vegetal
40 g de brotes de soja
Elaboración:
Cortamos la carne en tiras, la colocamos en un bol y la aliñamos con sal, se deja macerar durante 10 minutos. con las gambas podemos seguir el mismo procedimiento, aunque yo no lo he hecho, lo mismo que no le he puesto azúcar como en la receta original.
Salteamos la carne en un wok, cuando está hecha añadimos las gambas y dejamos cocinar un par de minutos y cuando estén rosaditas retiramos del fuego  y reservamos.

Tortitas:
Ingredientes:
150 g de harina de arroz
2 cucharadas de Maizena
Una pizca de sal
2 cucharadas de leche de coco
2 huevos
150 ml de agua templada
Un puñadito de cebollino
5 ml de aceite
Elaboración:
En un bol mezclamos la harina de arroz, la Maizena y la sal. añadimos la leche de coco,  los huevos batidos y un chorrito de agua, mezclamos hasta que todo esté integrado, quedará una mezcla espesa que iremos aligerando con el resto del agua.
Cortamos y añadimos el cebollino a la masa.


Calentamos un poquito de aceite en una sartén y añadimos unos trocitos de carne,  gambas y brotes de soja, poquitos, si se ponen muchos luego resulta difícil volver la tortita.
Volcamos un cacito de masa que cubra el fondo de la sartén, debe quedar una tortita fina, dejamos que se cuaje la masa , plegamos la tortita por la mitad y retiramos de la sartén, hacemos lo mismo con las demás.
En la receta original estas tortitas rellenas, se toman con obleas de arroz y lechuga. Nosotros prescindimos de las obleas y las tomamos con una ensalada de lechuga, tomate y cebolla... repetiremos!
Salieron 4 rellenas y sobró masa para hacer una tortita sola... también sola está buenísima, y si la rellenamos con un filetito  de lomo y unas hojas de lechuga... superior!
Todo un descubrimiento la cocina vietnamita.





¡Feliz semana amigos!






viernes, 16 de septiembre de 2016

Ensalada de judías verdes


Con el calor que ha hecho este verano, me imagino que lo que triunfó a la hora de comer en todas las casas fueron los platos fríos, en la mía por lo menos fue así, y la  reinas de los patos fríos son sin duda las ensaladas... crudas, cocidas, mezcladas, como fuera, con tal de tomar algo fresco. Esta es una de tantas que hice, no tiene ninguna particularidad, salvo que está hecha con verduras de mi huerta, excepto las patatas que son compradas, lo demás es de mi cosecha... que por cierto este año fue bien escasa y quizá por eso, todo nos sabe mejor. Es un plato que está muy  bueno en verano, pero sin duda en este otoño incipiente también, por eso la comparto y,  porque voy todavía muy pillada de tiempo, espero que a partir de la semana que viene  disponga ya de un poco más par visitaros a todos. Muchas gracias por vuestras visitas y por vuestros comentarios, esto sin vosotros no sería igual.

Igredientes:
(2 personas)
300 g de judías verdes
Una hojas de lechuga
3 patatas medianas cocidas
2 tomates
Salsa vinagreta
1 huevo duro
1 chalota,  o una cebolla francesa,  o media cebolleta
1 tacita de aceitunas negras
Vinagre
Aceite de oliva virgen
Sal
Pimienta

Elaboración:
Cocemos las judías verdes, con un chorro de aceite de oliva, hasta que estén al dente, el tiempo dependerá de lo frescas que estén las judías, estas son de mi cosecha y recién cosechadas con 20 minutos fue suficiente. podemos aprovechar ya para cocer el huevo. Dejamos que se enfríen.

Mientras preparamos la vinagreta. Empezamos picando menudito la chalota, las aceitunas y la clara de huevo. Reservamos
En un bol colocamos 4 cucharadas de aceite de oliva virgen, 1 cucharada de vinagre y una pizca de sal, batimos todo hasta conseguir una mezcla cremosa.
Chafamos la yema de huevo con un tenedor y se incorpora al batido de aceite y vinagre, agregamos las verduras picadas, sazonamos, y mezclamos bien

Montamos el plato con un poco de lechuga en el fondo, colocando las hojitas más grandes alrededor del plato. En el centro del platos colocamos las patatas cortadas en en rebanadas, alrededor colocamos el tomates, regamos con un poquito de salsa.  Ahora colocamos las judías sobre las patatas y salseamos con el resto de la salsa... sencilla y buenísima!






¡Feliz viernes, el finde ya está ahí!