Blogging tips
Blogging tips

martes, 28 de julio de 2015

Crucero Noches Blancas, Moscú II. El Metro




Aquí estoy después de un montón de días ausente, pero es que aquí mi amigo...  tuvo un "ligero" empacho  y he tenido que someterlo a una severa dieta de adelgazamiento, a costa de engordar la papelera y un nuevo disco duro... tanta foto tantas recetas pendientes... y que ya va teniendo una edad, producen estas patologías.
Por otra parte hacer esta entrada también me ha costado lo suyo, porque el metro de Moscú  tiene tela,  mucha tela... en todos los sentidos, aquí me centraré solamente en el artístico.
Las estaciones de metro de Moscú, son increíblemente bellas, auténticos palacios bajo tierra donde no se ha escatimado en ningún detalle para que luzcan espectaculares... forjas, mármoles, vidrieras de colores, estatuas de bronce, frisos, bajorrelieves, y un sinfín de mosaicos de clara inspiración bizantina, hechos con vidrio, mármol o granito y  lamparas de araña grandiosas (he leído en algún sitio, que tiene más lamparas que el palacio de Buckingham... y me lo creo), todo está cuidado al detalle... 
Además de su belleza, me sorprendió su limpieza, está siempre
impecable, no se ve un papel en el suelo, ni manchas de ningún tipo...  Y es uno de los primeros del mundo en densidad de pasajeros, lo utilizan 9,5 millones de personas cada día.  He tenido la oportunidad de usarlo varias veces en mis dos viajes a esta ciudad, en ocasiones como pasajera para trasladarme de un lado a otro  y evitar los innumerables atascos de Moscú,  y en otras tres como admiradora de tanta belleza ¡siempre está perfecto! Y  nunca vi a nadie limpiando... allí recordé  aquella máxima de que "no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia"
Os muestro las estaciones en el mismo orden en que las he visitado en este último viaje.



Mayakoskaya,  hermosa estación que data de 1938 y debe su nombre al poeta ruso Vladimir Mayakosvky. Está a 33 metros bajo tierra y sirvió de refugio durante la Segunda Guerra Mundial. Es obra de Alexey Dushkin en estilo Art Deco con agraciados pilares enfrentados con acero inoxidable y rosa rhodonite, las paredes y suelos están acabados con granito y mármol en cuatro tonos diferentes, el techo está coronado por mosaicos de Alexander Deineka y representan "un día en el cielo soviético"


La estación fue galardonada con el Gran Premio de La Feria Mundial de Nueva York en 1939.


Belorusskaya,  blanca,  luminosa,  con   techo  abovedado,  donde destacan los mosaicos florentinos realizados en piedras naturales en   lugar de vidrio  o  esmalte.  y  llena  de bellos  detalles...  (me encantaron sus apliques!  Son de destacar los grupos escultóricos que representan  a  partisanos  bielorrusos. Data  de  1938  y   su nombre  se  debe  a que está cerca de la estación de trenes que se dirigen hacia Bielorrusia.


Novoslobodskaya... bellísima decoración! 32 vidrieras con motivos florales y geométricos, enmarcadas en elaborados marcos de latón e iluminados desde dentro, impactan por su belleza. Pilares y arcos decorados por mármol de los Urales y rematados con molduras de latón.  Y en el extremo de  un andén, un impresionante mosaico (que elegí como foto de portada) con una
preciosa maternidad, a la que sobrevuelan unas palomas  y con una cinta en la que puede leerse "paz por todo el mundo", todo ello sobre una estrella dorada de 5 puntas y las siempre presentes, hoz y martillo... impresionante! 



Prospekt Mira, otra joya del subsuelo moscovita! Mármol por doquier, arañas impresionantes, relieves cerámicos en elegante color   marfil,  sobre  fondo  dorado,   que   rinden   tributo   a   la 
agricultura soviética, todo sobre un pulido suelo ajedrezado  de granito gris y negro. 



Komsomolskaya... palaciega total! Derrocha opulencia, con su grandioso techo estilo barroco, pintado de amarillo, con incrustaciones de mosaicos representando la lucha del pueblo ruso por su independencia, enmarcados por moldes florales blancos,  sustentado sobre elegantes  columnas de mármol  con capiteles jónicos; las lamparas son espectaculares, los suelos perfectos , las forjas maravillosas... todo, absolutamente todo está

a la altura de cualquier palacio europeo.


En  un  extremo del anden central
hay un busto de Lenin, y detrás enmarcándolo un arco con un diseño floral dorado, todo coronado  con el escudo de armas Soviético.





Plóshchad Revolyutsii,  es una de las visitas  imprescindibles, en realidad más que una estación parece una galería de arte. Sus arcos son de mármol rojo y amarillo, que descansan sobre un soporte de mármol negro armenia. Cada arco está flanqueado por un par de esculturas de bronce de Matvey Manizer,  que representa al pueblo y a los soviets en un tamaño superior al real, hay un total de 76... son impresionantes!

La estación se inauguró en 1938, su arquitecto fue Alexey 
Dushkin.  



Y una foto de  Arbatskaya, maravillosa como todas, es una de las mas largas y de las más profundas, está a 41 metros bajo tierra. Estaba destinada a ser refugio antiaéreo. Suelos y bancos  de mármol rojo, alto techo abovedado  y profusamente decorado con ménsulas ornamentales, relieves florales y preciosas lámparas de araña... otra preciosidad. 



Y ya para concluir,  algunos detalles más,  de los muchísimos que adornan una gran parte de las estaciones de metro de esta ciudad y que dejan patente el derroche de arte y  belleza que atesora el suelo de Moscú. 


¡Feliz semana !






martes, 7 de julio de 2015

Conejo con guisantes y jamón ibérico

Hace tiempo que no pongo una receta de conejo,  no  porque en casa  no se consuma, es uno de nuestras carnes favoritas,  y hace parte de nuestros menús habituales, nos gusta prepararlo con ingredientes de temporada, en esta ocasión había guisantes frescos, otro producto que adoramos en casa y disfrutamos de el todo lo que podemos... tiene una temporada tan corta!
Es una receta que recuerdo desde niña, pero aplicada al pollo a mi madre no le gustaba mucho el conejo, así que en casa no aprendí a comerlo, pero un día lo comí en casa de mi tía Otilia,   le juré amor eterno... y hasta hoy! 

Ingredientes:
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de jerez
Pimienta 5 bayas
1 conejo
3 dientes de ajo
1 cebolla
75 de jamón ibérico
1 tomate
100 ml  de vino albariño
Caldo de pollo
Perejil
Sal



Elaboración:
El conejo se limpia y se trocea. Hacemos un adobo con sal, ajo, vinagre de Jerez, pimienta  y un chorrito de aceite de oliva virgen.
Impregnamos los trozos y dejamos macerar un 1-2 horas.
En una cazuela, doramos los trozos de conejo por todos lados con aceite de oliva virgen a fuego vivo.
 Cuando todo los trozos  estén dorados, bajamos la intensidad del fuego y añadimos el jamón cortado en taquitos, sofreímos brevemente. 
Incorporamos la cebolla y cuando empiece a coger color, regamos con el vino, agregamos los guisantes, salpimentamos, tapamos la cazuela y dejamos hacer suavemente, hasta que el conejo esté cocido y los guisantes en su punto, 20-25 minutos. Un par de minutos antes de apagar el fuego, ponemos el perejil y comprobamos el punto de sazón.
Una vez apagado el fuego dejamos reposar 5 minutos. 
Es un plato delicioso, en que la calidad de esa pequeña cantidad de jamón, cuenta mucho... y por supuesto, los guisantes frescos, aunque tengo que decir que con los congelados también está rico... eso si, con 5 minutos de cocción +el reposo es suficiente.




¡feliz semana!

sábado, 4 de julio de 2015

Pastel de cerezas exprés, sin gluten


El otro día leía en una entrada del blog de mi amiga María, esto  "se que la imagen de este flan no es nada atractiva", pues viendo la de mi dulce de cerezas... pienso lo mismo!  pero al igual que  ella, le veo cualidades de sobra para dedicarle una entrada... a saber! Es muy rico, no es muy calórico, no tiene gluten y está listo en poco menos de media hora...  Estoy segura que más  a de un@ le  va a ser útil esta receta, porque se puede hacer con cerezas o con cualquier otra fruta.
La cosa empezó porque me apetecía algo dulce con cerezas, concretamente un clafoutis que me encanta,  pero no quería liarme mucho, ni encender el horno...  así que a experimentar!  
La receta es  la de mi clafoutis de siempre, con alguna variación en la elaboración, cambié la harina por coco y maizena, reduje el azúcar, y use otro método de cocción, lo demás es igual, pero su aspecto no, aunque...  ¡está buenísimo!
Eso si tengo que advertir que la cantidad de azúcar para los dulceros es poca, a mi me gustan las cosas poco dulces.

Ingredientes:
500 g de cerezas enteras
30 g de mantequilla
90 g de azúcar 
60 g de coco
20 g de maizena
5 cucharadas de leche condensada
250 ml de agua
4 huevos
Sal




Elaboración:
Se precaliente el horno a 180ºC
Se unta un molde apto para microondas, con mantequilla y se espolvorea de azúcar glas.
El coco y el azúcar se trituran juntos... yo lo hice en el la thermomix a velocidad progresiva 20 sg.
La cerezas lavadas, secas y con un cortecito para que no revienten, se colocan  en el molde.
Se mezcla la leche condensada con el agua y se remueve hasta que quede bien mezclada.
Batimos los huevos con  una pizca de sal, sin dejar de batir, añadimos la harina, el coco con el azúcar y la leche. Vertemos el preparado sobre las cerezas. 
Introducimos el molde en el microondas y programamos 10 minutos al 100% , cuando finalice el tiempo programado, dejamos reposar el pastel dentro del horno, 5 minutos, luego se retira del horno y se deja enfriar dentro del molde.
Un detalle a tener en cuenta: cuando acaba la cocción el pastel tiene bastante líquido, pero con el reposo y el posterior enfriado desaparece por completo.





¡Que tengáis un buen domingo... y sed felices!


lunes, 29 de junio de 2015

Vichyssoise de manzanas

Está pegando fuerte el calor...!  Hasta aquí ha llegado, lo que no es muy habitual,  claro,  que nada que ver con lo que está tocando por otros lugares, esperemos que remita pronto, el buen tiempo está bien, pero con moderación.
Mi propuesta de hoy es fresquita, para no desentonar... haber que os parece...  a mi me  reconforta cuando llego  a casa a mediodía con calor,  tomarme un taza de una crema fresquita y esta, en verano es una de mis  favoritas.
Ingredientes:
4 manzanas preferiblemente ácidas
4 puerros
1 litro de caldo de pollo (o 1 pastilla +  1 l. de agua)
2-3 cucharadas de aceite de oliva suave (o 25 g de mantequilla)
1 vasito de leche + 2 quesitos light  (o 1 bote de leche evaporada)
Curry en polvo (optativo)
Sal y pimienta
Elaboración:

Pelamos y cortamos las manzanas en trozos regulares.
Los puerros se limpian y se cortan en discos
Si usamos un cubito de caldo lo disolvemos en un litro de agua caliente.
Rehogamos en la grasa elegida, las manzanas y los puerros y añadimos el curry si lo usamos.
Antes de que tome color se vierte el caldo y dejamos que se cueza 20 minutos.

Agregamos los quesitos y pasamos por a batidora hasta obtener un puré fino, incorporamos  la leche, sal y pimienta, mezclamos y listo para enfriar... fresquita está buenísimo! 



viernes, 26 de junio de 2015

Crucero Noches Blancas, Moscú I

Museo de Historia (Plaza Roja)
Aquí estoy de nuevo, algo más tarde de lo que pensaba, pero cuesta coger el ritmo  y volver a la normalidad! 

Y  de nuevo hablaré de  Moscú, como ya os he contado en la última entrada,  en mi anterior visita, la ciudad estaba nevada y me pareció una ciudad de un cuento de Navidad. Supuse entonces,  que toda aquella nieve daría paso a una exuberante vegetación en primavera...  no me equivoqué,! todos los edificios que entonces vimos con total nitidez, ahora, muchos de ellos estaban semi ocultos por la hojas de los árboles.  Las riveras del rio Moscú y sus canales,  cubiertas de nieve y hielo en aquella ocasión, están totalmente tapizadas por  el verdor, y multitud de flores  adornan  los jardines y rincones de la ciudad...  
Teatro Bolshoi
Cubierta de nieve, con una estampa nitidamente invernal es una ciudad preciosa... adornada por la primavera también! Y cuando el otoño dore todas esas hojas será, sin duda, otro espectaculo digno de contemplar.
Catedral de Kazan, Museo de Historia, murallas del Kremlin
 (Plaza Roja)
La visita a Moscú fue la primera etapa de un crucero fluvial por ríos y lagos rusos que enlazan la actual capital de Rusia, con la antigua, la famosa ciudad de San Petersburgo; este crucero coincide con el fenomeno atmosferico  de las noches blancas que ocurre alrededor del solsticio de verano en las zonas de las regiones polares, en donde el sol está presente 19 horas, e incluso cuando se pone se mantiene el crepúsculo hasta que sale de nuevo.
Mi intención es ir hablando de todo ello, siguiendo el orden cronológico del viaje. 
Moscú
Plaza Roja
Plaza roja
En la primera entrada que hice sobre Moscú, manifesté mi total fascinación por la Plaza Roja, a cualquier hora, del día y de la noche, ya sea a ras del suelo o desde las alturas...  En esta solo me queda corroborarlo;  la mire por donde la mire; con sol,  con nieve, de día, de noche...  de Norte a Sur,  y de Este a Oeste... ¡me tiene subyugada! 
Plaza Roja



Plaza Roja

Plaza de Meneznhaya, antesala de la Plaza Roja
¿vosotros, me diréis si tengo razón?
Campanario de Iván el Grande, con la iglesia de la Asunción
y los jardines del kremlin


El Kremlin
Otro lugar mítico de Moscú es el Kremlin. En esta entrada había dejado algunas fotos, que son bellísimas, pero no llegué a hablar de el,  por lo de siempre ¡falta de tiempo!
Plaza de las Catedrales, la del Arcangel a la izquierda
y  de la Anunciación a la derecha
Catedral de la  Asunción,
 e iglesia de los Doce Aposteles
El Kremlin es un conjunto de edificios civiles y religiosos situado en el corazón de 

Moscú. el recinto fortificado está rodeado por 2 kilómetros de muralla, con 20 preciosas torres. Esta ciudad dentro de la ciudad se ubica en una colina de 40 metros de altura. Fue construido en  madera en 1156,  y arrasado por el fuego 82 años después fue reconstruido ya en piedra blanca en 1368, lo que no evitó que fuera destruido por los tártaros. El Kremlin que conocemos hoy  es obra de los arquitectos italianos Fiorovanti, Solari, Sforza, Ruffo y Aloiso, todos ellos contratados por Iván III. 
En la época imperial, fue el escenario de ,magnos acontecimientos de Estado, como coronaciones, bautismos y entierros.
Vista del Kremlin
Actualmente es la sede del Gobierno ruso,  y solo se visita, menos de la mitad del recinto.
Convento de Novodévichi
Precioso monasterio fortificado fundado por Basilio III en 1524 para conmemorar la toma de Smolensk a los lituanos. Es el segundo conjunto arquitectónico de Moscú después del Kremlin. Rodeado por murallas de 11 metros de altura, en su interior se levantan varias iglesias entre la que destaca Nuestra Señora de Smolensk, la iglesia de la Transfiguración, algunos palacios y un hermoso cementerio. 
Iglesia de la Transfiguración
Catedral de a Virgen de Smolensk

 En la foto superior podemos ver el campanario de la iglesia de San Juan Bautista, era uno de los  ejemplos más exuberantes del barroco moscovita, pero un incendio lo ha dejado muy tocado. Si alguien tiene curiosidad por verlo, y así mismo ver la diferencia entre el verano y el invierno en este lugar, en mi anterior entrada hay  una buena muestra.
Y por hoy lo dejo aquí... el metro y el Moscú nocturno, por si solos se merecen una entrada.
¡Hasta pronto, Sed felices!