domingo, 20 de julio de 2014

Rugbrød: pan de centeno danés



Si se trata de viajar... yo me apunto siempre, si puedo físicamente, pero si no, virtualmente también me vale. Y de eso se trata hoy, del 4º  viaje virtual de Cocinas del mundo, un reto gastronómico ideado por un grupo de blogeras que nos invitan a conocer y a cocinar, algún plato de  las cocinas de diferentes países del mundo. En esta ocasión, las anfitrionas, las autoras del blog, La cajita de nieveselena nos han llevado hasta... Dinamarca.
Tengo un libro sobre este país, que tiene una definición que me me ha resultado muy divertida, dice así " Dinamarca pertenece a los estados liliputienses  (esto me ha encantado) de Europa,  y no ocupa mucho lugar en el mapa mundial. Es un archipiélago constituido por alrededor de 500 islas, grandes y pequeñas, de las que aproximadamente 100 están pobladas. Casi la mitad de la población vive en Selandia, la isla más grande. Las islas cubren una superficie de 43.069 Km. En cambio, su gran número forma un litoral que suma 7500 km"

En la isla más grande, Selandia está situada la capital Copenhague, una ciudad bella, elegante y muy agradable  en la que he tenido la oportunidad de pasar un día y de paso de probar unos smørrebrød,  uno de los platos más característicos de la cocina danesa, consiste en una rebanada de pan  de centeno con mantequilla y diversos ingredientes fríos. Guardé desde entonces un recuerdo imborrable de dos de aquellos bocaditos, uno con arenque y otro con salmón, pero sobre todo  del pan... siempre me gusto el pan de centeno, pero aquel era delicioso, de hecho me vine con un pan de más de un kilo, que llego perfectamente y se conservó durante varios días fresco y riquísimo.
Con estos antecedentes no me ha sido nada difícil elegir la receta de este reto, y además he tenido la suerte de encontrar una receta de lo más sencillo y con un resultado excelente, para acompañar preparé un salmón (Gravlax) con otra receta danesa... ya os la dejaré otro día!
Ingredientes:
1 paquetito de levadura fresca (25 g)
400 ml de agua templada
1 cucharada de melaza (yo puse miel)
450 g de harina de centeno
100 g de harina de trigo
1 cucharadita de sal
Elaboración:
Disolvemos la levadura en un poco de agua tibia (yo le añadí además la mitad de la miel).
Mezclamos las harinas y la sal, hacemos un  agujero en el centro, añadimos la levadura disuelta, el resto de la miel y el agua,  amasamos hasta integrar todos los ingredientes y conseguir  una  masa  que resulta algo pegajosa. Colocamos la masa en un molde, engrasado si no es de silicona y dejar levar tapado en un lugar cálido durante 1 o 2 horas.
Colocar el molde del pan en la parte baja del horno frío, ajustar la temperatura a 175Cº  y dejar cocer hasta que esté doradíto; en mi horno tardó en cocerse una hora escasa


jueves, 17 de julio de 2014

Sardinas rellenas en escabeche


En verano con el calor, se agradecen mucho los platos fríos, son muchos más frescos y además podemos hacerlos en horas donde el calor no  aprieta tanto, por otra parte es una época donde los pescaditos están deliciosos y las sardinas, al menos aquí por mi tierra de los que más... y rellenas con unos buenos pimientos y un rico escabeche se convierten en un  bocado divino.
Ingredientes:
12 sardinas muy frescas
1 bote de pimientos de buena calidad
Harina
Aceite de oliva para freír
Sal
Escabeche:
4 dientes de ajo
1 pimiento rojo seco 
1 ñora  ( Capsicum annuum)
1 pimiento verde
2 clavos de olor
1 hoja de laurel
1 cucharadita de tomillo
115 ml de aceite de oliva virgen
10 cucharadas de vinagre
1 cucharada de vinagre de Jerez
1 vaso de agua 
Sal
Elaboración:
Ponemos de remojo el pimiento seco y mientras se hidrata se preparan las sardinas. Tienen que estar sin escama, sin cabeza y sin espina central, a medida  que estén listas se sumergen en un bol con agua fría y medio limón troceado.
Una  vez limpias todas la sardinas, se escurren bien y la vamos colocando, abiertas, cobre papel absorbente.
Colocamos las  sardinas sobre su piel, ponemos  una tira de pimiento, cerramos la sardina y presionamos ligeramente
Se salan ligeramente por ambas caras y se pasan por harina, procurando que cubra toda la superficie de la sardina, para evitar que abra por los bordes al freírlas.
Ponemos abundante aceite en una sartén y la calentamos a fuego fuerte. Freímos las sardinas y las colocamos en una fuente una al lado de otro.
Para el escabeche, ponemos el aceite de oliva virgen en una sartén y doramos el ajo cortado en láminas.
Bajamos el fuego y sofreímos el pimiento verde cortado finamente.
Pasados unos minutos, añadimos la pulpa del pimiento que estaba en remojo, los clavos de olor machacado, el laurel, los vinagres y el agua. Rectificamos el punto de sal y dejamos cocer a fuego medio unos 15 minutos.
Vertemos la salsa sobre las sardinas y las dejamos macerar durante 48 h. antes de consumirlas.



lunes, 14 de julio de 2014

Ensalada de pimientos huevos y anchoas

Aunque las ensaladas hacen parte de nuestra dieta todo el año, hay que reconocer que con la llegada del buen tiempo son las reinas de los menús. Aportan frescura, colorido, vitaminas y sobre todo un estallido de sabor en nuestro paladar. Esta que os traigo hoy es perfecta para una cena o para una comida ligera ya que es de lo más completa... y con un colorcito de lo más atrayente, o al menos a mi me lo parece ¿y a vosotros?
Ingredientes:
2 pimientos rojos
4 huevos duros
6 filetes de anchoa
150 g de tomates
100 g de aceitunas negras
Para el aliño:
4 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de zumo de limón
3 anchoas
pimienta
Elaboración:
Se frotan los pimientos con un paño sin mojarlos. Los asamos en el horno a 180ºC  unos 25 minutos. Se sacan se cubren con papel de plata y un paño de cocina y se dejan enfriar. Los pelamos, les retiramos las semillas  y los cortamos en tiras.
Con un cuchillo bien afilado, hacemos una  una cruz a los tomates, los sumergimos un minuto en agua hirviendo, los refrescamos en agua fría y le retiramos la piel. Los cortamos en cuatro.
En una fuente ponemos los pimientos, los tomates, los huevos duros cortados en cuartos, las  aceitunas y los filetes de anchoa.
Aliño:
En un mortero reducimos a pomada los filetes de anchoa, añadimos el aceite, el zumo de limón y la pimienta, mezclamos todo bien y rociamos con esta salsa la ensalada.


viernes, 11 de julio de 2014

Tortilla de cerezas en el microondas




He crecido en una casa donde jamás se tiraba nada... todo tenía una segunda oportunidad, aunque tengo que confesar que no siempre eran de mi agrado... pero algunas si.  Y una de ellas era una tortilla de pan dulce que mi madre preparaba de vez en cuando... estuve mucho tiempo sin tomarla, pero un buen día se me ocurrió hacerla... y me gustó, pero me pareció que necesitaba algo que le diera otro aire; como me encantan los frutos rojos y en aquel momento tenía... decidí probar, el sabor conseguido me gustó,  el aspecto no tanto... 
Pero no me dí por vencida y como pan siempre sobra, volví a  la carga, esta vez con una tacita de   cerezas  que  habían sobrado...  y ahora si me convenció el resultado, quedo bonita, en su punto y riquísima. 

Como la receta es de reciclaje... participo con ella en el Reciclando Sabores de nuestras amigas, Marisa  y  Rosalía, ¡que está quedando bárbaro!
Ingredientes:
(2 personas)
1 rebanada de pan sin corteza( en este caso era integral y casero, pero vale cualquiera)
60 ml de leche (la mía desnatada)
1 tacita de cerezas
1 huevo
1/2 cucharadita de cardamomo
Azúcar para espolvorear
Mantequilla o aceite para el molde
Preparación:
Remogamos el pan en la leche durante un ratito (dependerá de lo duro que esté). Yo no puse azúcar, pero mi madre si se lo ponía a la leche.
Cortamos las cerezas a la mitad y retiramos la pepita.
Preparamos un molde o incluso un plato hondo,   apto para microondas, untandolo con una pizca de mantequilla o aceite suave, si  es de silicona ya no hace falta.
Batimos el huevo, lo añadimos al pan remojado, ponemos el cardamomo u otra especie (mi madre ponía canela), vertemos la mezcla en el molde, repartimos las cerezas y metemos en el microondas tapado. Está listo en 3-4 minutos. Dejamos que enfríe un poco en el molde.
Espolvoreamos azúcar a gusto.


Gracias por vuestras visitas...  
Os deseo un buen fin de semana
Biquiños

martes, 8 de julio de 2014

Bulgaria (II) Gastronomía búlgara

Después de unas vacaciones, hay infinidad de cosas pendientes y cuesta sentarse delante del ordenador para redactar una entrada, y sobre todo si tiene tantas fotos como esta... por eso he tardado tanto. Pero os prometí hablar de comida búlgara y voy a intentarlo.
La cocina búlgara es un reflejo de los avatares históricos del país, así  que iremos viendo las  influencias de los distintos pueblos que la ocuparon y nos encontraremos con platos que recuerdan otras cocinas, todo pasado por las manos de este pueblo, que  cocina con  cariño... ¡y eso se nota!
Una entrada sobre gastronomía, debe empezar... a mi parecer, por el lugar donde recurren todos los cocineros del mundo. Bien es cierto, que hay otros establecimientos donde poder adquirir lo fundamental para llevar a cabo este noble arte, pero los mercados tienen un encanto especial, y por suerte, en los últimos tiempos se ido recuperando para disfrute de propios y extraños. En la entrada anterior publiqué una foto de la preciosa portada art nouveau del Mercado Central de Sofia,  y comenté  que su  interior era de estilo victoriano; hoy os dejo fotos donde podemos verlo... y de paso algunos puestos de alimentos, aunque su oferta es amplia  y variada en muchos otros productos.

Para empezar a comer nada mejor que una ensalada, al menos para mi gusto... y en nuestro periplo por el país las ensaladas hicieron parte de nuestros menús diarios. Llenas de color, con productos fresquísimos, todos con un excelente sabor... Los tomates saben a tomates... los pepinillos deliciosos (lo mismo que el resto de los ingredientes)  nombro estos dos, porque hicieron siempre parte de cualquier combinación de ensalada que nos sirvieron.
También hemos tenido otro tipo de ensaladas;  de pasta;  una que parece ensaladilla... pero no... también tenía pepino, y la salsa no era mayonesa, era de yogur, muy fresca y muy rica; combinadas  con los ricos quesos que se producen en el país;  y  la que me ha parecido más original de todas... es la de la foto del centro, el nombre se las trae... "Svishtovska salata"  Berenjenas asadas, pimientos asados y rebozados, tomates, queso sirere y katak, una cosa entre queso y yogur, que estaba divino,  y la ensalada... celestial!
¿Y las sopas...? ¡Que cosa más rica!  nunca me había pasado que me gustaran todas;  lo mismo calientes que frías, si eran en crema o con textura, de verduras, o de legumbres, con albondiguillas o sin ellas... ¡todas, absolutamente todas! ¡deliciosas...!  y fue la opinión generalizada. Para esta época del año y por destacar una, es muy adecuado el tarator, una sopa fría a base de pepino y yogur, fresquita y deliciosa (es la de la última foto). 
Las verduras rellenas es otro de los clásicos de la cocina búlgara, berenjenas, calabacines, pimientos y el sarmi (hojas envueltas de vid o de col) rellenas de carne picada con arroz... Las he tomado muy parecidas en Turquía y en Grecia, aquí nos las sirvieron haciendo parte de la ensalada.
Del pan... ¡que deciros!  Es un auténtico peligro.. en cualquier modalidad es una delicia, cuando lo sirven... solo el olor ya lo hacía irresistible,  además lo presentan en  las formas más variadas y algunas realmente muy artísticas... pero lo realmente importante es su sabor y su textura, es pan totalmente artesano; en todo el viaje no encontramos ninguno de mala calidad,  ni siquiera en los buffet de los hoteles.

El capitulo carne fue glorioso... solas o  mezcladas entre si, estofadas en cazuela de barro (kavarna), con muchos vejetales y acompañados de patatas a veces fritas o también estofadas , una autentica delicia; ensartadas en una espada (shpaga), de cerdo y de pollo, la de cerdo flameada en algún tipo de alcohol en la mesa... todo un espectáculo y con un sabor exquisito;  en rollo; a la plancha; picada... preparada de infinitas maneras, con distintos acompañamientos, pero siempre riquísima.
Verduras estofadas en cazuela de barro (que por cierto, son preciosas, aunque algo pesadas); gratinadas, con una mezcla de queso y yogur que las hacía irresistibles; al horno  envueltas en pasta filo y con una salsita, para chuparse los dedos.
Trucha frita rellena de panceta... nos suena ¿verdad.?
 Mussaka, plato tradicional de los Balcanes y Medio Oriente.
Mi bebida favorita es el agua (muy rica), pero mis compañeros han tomado vino en varias ocasiones, lo han elogiado mucho y algunos entienden de eso...  lo he probado y me pareció muy rico. La cerveza también ha cosechado muchos elogios y a juzgar por el consumo, debía estar muy buena. También hemos probado la rakia, la bebida nacional búlgara, que se obtiene por la destilación de distintas frutas...  incluso me traje una de melocotón.
Y para concluir con lo salado y dar paso a lo dulce, un emblema de la cocina búlgara que juega en los dos bandos, puede ser salada o dulce... La banitsa, esta de la foto es salada, muy parecida a la que yo he hecho, hace un par de meses para participar en el reto de Cocinas del Mundo, parecida en el sabor, porque esta era enorme, dio para once, y sobró. También tuve la oportunidad de probarlas dulces en los desayunos y en tamaño individual, más industriales que esta, pero muy ricas también.
Y como colofón a esta orgía alimentaria (venimos casi todos con algún kilo de más). El broche de oro de cualquier comida... ¡los postres! De ellos cabe decir lo mismo que de todo lo demás, variedad y exquisitez. 
Strudel, crepes, baklava, garash (pastel de chocolate), tartas diversas, cremas, frutas... de todo como veis.
Pero quiero hacer una mención especial a un producto que destaca por encima de todo por su increíble calidad... el yogur. Bulgaria está considerada como la patria del yogur... y debe ser verdad, porque es... UNA DELICIA ABSOLUTA, nunca olvidaré uno que me tomé en el Monasterio de Rila (un lugar mágico del que os hablaré proximamente), sólo, sin azúcar... jamás había tomado nada igual...  lo mismo que el de búfala... ¡que textura, por dios!
Las fotos de esta entrada son todas del móvil, por eso a veces la calidad no es la deseada.
Muchas gracias por vuestros comentarios, poco a poco iré retomando la normalidad y visitando vuestros blogs... y los que estáis de vacaciones... disfrutad  ¡duran poco!
Biquiños

jueves, 26 de junio de 2014

Bulgaria (I)


Catedral de  Alexander Nesvski, (1882-1924)


Como muchos de vosotros ya sabéis, he estado de viaje por Bulgaria; algunos habéis visto las fotos en el Facebook y ya tenéis una idea de lo bonita que es y de el aspecto tan delicioso que tienen sus platos... y ya os adelanto que el sabor es más delicioso todavía.  Pero todo llegará, ahora quiero contaros como nació este viaje a un destino tan poco frecuente y compartir con vosotros un enlace el programa de TVE Paraísos Cercanos, que fue el culpable directo de este viaje.La mayoría de mis viajes tienen que ver con la naturaleza o con el arte, ambas cosas me producen una intensa emoción. Así que allá por diciembre del año 2006, con Bulgaria a punto de entrar en la UE. el citado programa emitió un capitulo que tituló Bulgaria, el bosque de Europa, lo vi con suma atención y me atrapó. Desde ese momento nació el proyecto de este viaje, ha tenido que esperar, porque había otros antes, pero al fin llegó... tuve que organizarlo yo,  y he escuchado cantidad de veces ¿pero que hay en ese país? por suerte los viajeros ya sabíamos lo que nos íbamos a encontrar y hacer un grupo fue fácil, es más, hubo gente que no encontró sitio.
Esta puesta de sol en el momento de tomar tierra el avión fue la primera imagen de Bulgaria, un país hermoso donde los haya con una historia  milenaria que han ido tejiendo los distintos pueblos que la han conquistado y que han dejado una impronta extraordinaria  y un patrimonio cultural impresionante.
El tesoro de Panagyurishte (Museo Nacional de Historia)
El Museo Nacional de Historia  guarda objetos maravillosos, como los tesoros en oro tracios del siglo IV a.C. Está formado por ocho ritones (copas de oro para el vino) ricamente decorados. 
Detalle de los ritones con cabezas de animales
Cinco de ellos representan cabezas de animales y los otros tres cabezas de amazonas... ¡son absolutamente impresionantes! Y dan una idea del desarrollo metalúrgico de aquel pueblo, que los situaba entre los más avanzados de Europa, y todo eso 400 años antes de Cristo,  o lo que es lo mismo, hace casi 2.500 años ¡ahí es nada!, el museo tiene muchos mas tesoros, pero estos me han impresionado vivamente.
Los Tracios y los griegos matuvieron estrechas relaciones y los griegos de Asia Menor  establecieron colonias en la costa tracia del Mar Negro;  más tarde fueron conquistados por los romanos, después por Bizancio  y finalmente por los turcos otomanos que ocuparon el país durante 500 años. Consiguieron expulsarlos gracias a la ayuda rusa, en 1878 así que todos estos pueblos han dejado su impronta, haciendo de Bulgaria un cruce de culturas fascinante. 
Monte Vitosha

Y por si todo esto fuera poco.  su patrimonio natural es un auténtico lujo. Cuentan en el programa del que os hablé, una leyenda sobre Bulgaria que me encantó, dicen: "que cuando Dios repartió  el mundo, ellos llegaron tarde... por eso,  tuvo que darle un trozito del  paraíso"  Cuando crucé los montes Rodopes, me acordé de esa leyenda, porque aquellas laderas llenas de robles, hayas, tilos, álamos, pinos y abetos, me da la impresión que se deben parecer bastante .
Steva Sofia  (sagrada sabiduría), año 2000

Ya he dejado claro más arriba, que lo que a mi me interesa el el arte y la naturaleza. Los problemas socio-políticos de los que Bulgaria, igual que muchos otros países, no está exenta, no son materia de esta entrada, aunque me ha dado la impresión, que estadísticas y vida real siguen caminos distintos.
La diminuta iglesia de Steva Petka y la mezquita Banya Bashi

Sinagoga
Sofía es la mejor muestra para ver las diferentes influencias que las distintas culturas dejaron en este país; así en muy poca distancia podemos ver: iglesias ortodoxas, una mezquita del siglo XI, una sinagoga art nouveau, con capacidad para 1300 personas que la convierte en una de las más grandes de Europa. 
La iglesia de Steva Petka, de nuevo  y la Casa del Partido

Edificios monumentales contruidos en el siglo XIX, tras la liberación, y que albergan la más altas instituciones del estado... y en marcado contraste, los severos bloques de oficinas levantados por el gobierno comunista.


 1 Museo Arqueológico, situado en una antigua mezquita remodelada.
2 Palacio Real, Fue construido en 1873 para los gobernantes otomanos de Sofia, después de la independencia se adaptó a las necesidades de los reyes búlgaros. En la actualidad una de sus alas (la oeste) está dedicada a Galería de Arte Nacional
Iglesia de Sveta Nedelia (domingo sagrado)





3 Mercado Central, consta de dos plantas y está repleto de puestos de alimentación, ropa y joyas. El pórtico de entrada es estilo art nouveau. Los pilares, balaustradas y vigas de hierro del interior están fabricados en estilo victoriano.
4 Galería Nacional de Arte Extranjero, es un edificio de bella factura neoclásica, es una reconstrucción de la Imprenta Estatal destruida en los bombardeos de 1914
5 Teatro Nacional , situado en el jardín más antiguo de la ciudad, rebosa esplendor neoclásico, fue construido en el año 1907. 
Rotonda de Sveti Georgi
La iglesia de Sveta Nedelya ha sido durante mucho tiempo uno de los principales lugares de culto de la ciudad, es la sede de los obispos de Sofia. La rotonda de Sveti Georgi, es un bonito edificio de ladrillo rojo encajado en un patio entre el hotel Sheraton y la Presidencia, fue utilizado como iglesia, como mezquita e incluso como mausoleo
Iglesia rusa de Santa Sofía
Para conmemorar la contribución  militar de Rusia a la guerra de liberación se construyó la imponente Catedral de San Alexander Nevsky. Su diseño está inspirado en las iglesias neobizantinas rusas y en su construción se empleó piedra caliza búlgara.
Boulevard Vitosha
Otra iglesia de gran belleza y rodeada de un bello jardín es, La iglesia rusa de Santa Sofía, fue construida por la comunidad rusa y su diseño se basó en las iglesias moscovitas del siglo XV.  (está en proceso de restauración)
El Boulevard Vitosha es la  principal calle comercial de la ciudad, está llena de terrazas muy animadas y con  tiendas muy bonitas, con productos de buena calidad y a buen precio.

Iglesia de Boyana

En un atractivo emplazamiento,  en las colinas de las afueras de la capital, se alza la  iglesia de Boyana, uno de los edificios medievales más destacados de Bulgaria, su interior está decorado del suelo al techo con bellísimos frescos del siglo XIII, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Los retratos de los frescos realizados por maestros locales anónimos, son sorprendentes por su realismo, teniendo en cuenta  la  época en que se pintaron, cuando Giotto,  el que se considera primer artista del Renacimiento no había ni nacido. No se pueden hacer fotos y las que hay, están muy lejos de acercarse ni lo más mínimo a la perfección de las pinturas, sobre todo a la pareja de los mecenas de la iglesia...¡me han subyugado!
Iglesia de Boyana

La próxima vez, hablaremos de comida

martes, 24 de junio de 2014

Mandazi (donuts africanos ) " Reto Bake The World"


 ¡Buenos Días! 
Antes de nada, mis disculpas por haber desaparecido sin decir ni pío... He tenido dos razones para ello, la primera: un susto superlativo... la segunda un viaje fantástico. En el primer caso mi hermano tuvo que ser operado de urgencia del corazón y durante unos días mi cabeza no estaba para entradas...  todo salió bien gracias a Dios, y está ya muy recuperado. Del viaje, tendréis amplia información en próximas entradas, much@s ya sabéis que fue a Bulgaria, solo os adelantaré que es un destino tan desconocido como fascinante.
Hoy es día de publicación del reto de Bake The World  y aunque en principio no pesaba participar (llegue el sábado de madrugada), al final no he podido resistirme y aprovechando que el domingo hizo un día regulin, me puse a ello, no quería perder la oportunidad de hacer esta receta que para mi es muy novedosa. Resultaron unos panecillos muy sabrosos... ¡una pena que sean tan  calóricos!
Ingredientes:
1/4 de taza de agua tibia
2 cucharaditas de levadura seca
1 cucharadita de azúcar
3 tazas de harina
3 cucharadas de coco rallado
1 cucharadita de cardamomo molido
1 cucharadita de canela
1/2 taza de leche de coco
1 huevo batido
1 cucharada de aceite
1/4 o 1/2 taza de azúcar
1 cucharadita de sal
Aceite para freír
Preparación:
En un cuenco mezclamos el agua, el azúcar y la levadura, removemos y reservamos 5 minutos en un lugar cálido.
En un bol grande colocamos la harina (yo reservé 1/2 taza),la sal,  el coco y las especies, hacemos un agujero en el centro y vertemos el agua con la levadura,  la leche de coco, el huevo, el azúcar (1/4 de taza en mi casa) y la cucharada de aceite, mezclamos todos los ingredientes con las manos.
Volcamos  la masa sobre una superficie enharinada,  y amasamos hasta conseguir una masa suave. 
Formamos una bola y la colocamos en un recipiente aceitado.
Cubrimos con un paño  y dejamos en un lugar cálido hasta que doble su volumen; el tiempo dependerá de la temperatura ambiente.
Dividimos la masa en seis partes y formamos una bola con cada una.
Con un rodillo aplanamos la bola y la cortamos en 8 trozos.
Dejamos reposar unos minutos tapados con un paño.
Ponemos aceite abundante en una sartén, dejamos que se caliente a fuego medio (7 en mi vitroceramica).
Mientas se calienta preparamos una fuente con bastante papel de cocina para que absorba la mayor cantidad de aceite de nuestros mandazi.
Cuando el aceite esté bien caliente, añadimos  nuestros bollos y dejamos que se doren por ambos lados. Los colocamos en la fuente para que se escurran.
Se espolvorean con azúcar glas, aunque a mi me han gustado mucho solos.
La inspiración para la receta, la encontré en  el blog: http://africanbites.com/?p=4629, para los ingredientes, me gustó la idea de añadirle coco rallado, yo por mi parte añadí una cucharadita de  aceite. La preparación ha sido a mi aire. La autora de la receta recomienda comerlos recien hechos, porque segun ella fríos no están buenos... los míos no han cumplido ese requisito, me los he tomado en el desayuno de esta mañana y estaban estupendos.


 Los enlaces del reto: