miércoles, 17 de agosto de 2016

Hummus o paté de garbanzos


Esta receta es sobradamente conocida, fácil a más no poder, rica y sana... una joya de nuestra cocina mediterránea!  Además es uno de  mis patés preferidos, uno de esos que me como sin ningún remordimiento, sin tener que preocuparme del maltrato animal, ni por el exceso de grasa, ni por la comida basura;  ahora en verano fresquita me encanta,  con unos colines,  unos tallos de apio o otras verduras;  suelo tomármela de aperitivo mientras preparo la comida, con mucho pimentón y una gotita de aceite de oliva virgen... pura delicia! Tengo que recocer que tampoco me disgusta con aceite de sésamo.
Otro de los acompañamientos perfectos del hummus es el pan de pita, pero como últimamente hago dieta sin gluten y no me apetece nada ponerme a hacer pan con estos calores, por ello los colines se han convertido en  de los acompañantes perfectos, sobre todo, desde que descubrí estos sin gluten y sin lactosa, que venían en mi caja QuéBox de mayo.  Otro producto que venía en esta caja y que me ha resultado muy útil es el Solimón, yo tengo limones todo el año, pero en están muy secos, así que este zumo ha sido un excelente recuso.


Ingredientes:
250 g de garbanzos cocidos
1 diente de ajo
1-2 cucharada de Solimón o 1 limón
Sal
4 cucharadas de tahini
Aceite de oliva virgen,  o aceite de sésamo
Para acompañar:
Crudités
Colines mediterráneos de Zealia, sin gluten/sin lactosa,  o pan de pita


Elaboración:
Se trituran los garbanzos con un poco de su propia agua hasta obtener una pasta de textura fina.
En un almirez machacamos el ajo, el tahini, el solimón, el aceite y la sal.
Mezclamos con la pasta de garbanzos, si la mezcla resultara demasiado espesa, añadimos un poco de líquido de los garbanzos (yo en esta ocasión he usado garbanzos en bote, y aunque eran bio, los lavé como siempre, por tanto no tenía agua de cocción, pero... cuando cuezo garbanzos o legumbres siempre congelo en cubiteras el agua de cocerlos, así que un par de cubitos de hielo solucionaron la falta e liquido en esta ocasión.
El humus se sirve con distintas verduras, con pan de pita o con colines que últimamente es mi combinación favorita.




¡Feliz Tarde!


sábado, 13 de agosto de 2016

Vasitos de yogur con crema de frutas



Hola a tod@s, que tal lleváis el verano? Yo como veis medio desaparecida, pero es que este año el calor nos ha acompañado  en exceso,  y francamente, un poco me gusta, pero tanto me descoloca y me absorbe toda la energía.  De todos modos me ha había hecho el firme propósito de volver a publicar pasada la primera quincena de agosto, lo he adelantado un par de días porque...  hoy  tenía unos albaricoques  demasiado maduros, y unas fresas de mi huerta que recogí ayer  pachuchas por tanto calor, así que decidí hacer un postre que había hecho el año pasado y nos había gustado mucho... pero,  al ir a ver la receta ¡sorpresa!  No la encontré en el blog... ¿y como? Si yo recordaba perfectamente, las fotos y la receta. ¡...los duendes de la red...! Pero no,  los duendes probecitos no tenían nada que ver, la receta estaba, y las fotos también, pero en el borrador, lista para publicar en el Reciclando Sabores de Marisa y Rosalía, porque la receta, como veréis es un reciclado en toda regla. Así que con un año de retraso verán la luz estos vasitos tan coquetos, tan ricos y tan frescos, que en estos momentos es lo que más se agradece.
Hace poco más de un  año publiqué una receta en el Reciclando Sabores , de una crema de albaricoques y fresas, surgida de la necesidad de reciclar ambas frutas por exceso de madurez... el caso es que la crema era mucha cantidad y dio para dos postres... éste es el segundo... como dice el refranero "más vale tarde.... "

Ingredientes:
Para 2 raciones
1 cuenco de crema de albaricoque y fresas
1 yogur griego natural
1 tazita de fresas
4-5 galletas digestive
2 cucharadas de azúcar mascovado
2 cucharada de granillo de almendra tostadas con azúcar
2 cucharadas de trocitos de chocolate

Elaboración:
Lo primero es lavar las fresas, retirarle las hojitas, trocearlas y cubrirlas con el azúcar mascovado. Dejamos macerar unos 30 minutos mínimo,  en la nevera.
Y ya solo queda montar los vasos, colocamos en el fondo de cada uno una cucharada de fresas con su jugo, sobe ellas ponemos la mitad del yogur griego (yo lo he usado sin azúcar, porque no nos gustan las cosas muy dulces, pero los muy dulceros lo necesitarán azucarado o un poquito más de azúcar),  inclinando el vaso hacía un lado, sobre este una cucharada de granillo de almendra y una cucharada de trocitos de chocolate, ahora añadimos la crema de albaricoque y fresas, las otras fresas y el restante granillo de almendra y chocolate.
Seguid disfrutando del verano, yo el lunes espero volver por aquí!




¡Buen finde!




domingo, 17 de julio de 2016

Conejo escabechado con verduras de Arzak "Cocinas Del Mundo"


logo

Buenos días! Lo que me ha costado ponerme a escribir... con el calor, lo de sentarme delante del ordenador, me cuesta una barbaridad., pero hoy toca Reto Cocinas Del Mundo y no me lo quería perder. En esta ocasión podemos elegir el destino del viaje, se trata de preparar una receta veraniega de cualquier lugar del mundo... y bueno, en materia de viajes a cocinas del mundo, la nuestra mola mucho, así que he decidido quedarme por aquí. En esta ocasión la conductora del recto es Concha, de Cocina y Aficiones. Y como se trata de una receta veraniega, pues me pareció que un escabeche iba que ni pintado; para mi en verano es imprescindible, porque aparte de que me gusta mucho, tiene la maravillosa ventaja de prepararse con antelación y a horas en donde el calor es más llevadero... y es fresquito que con el calor que está haciendo estos días se agradece mucho.


La receta es de mi admirado Arzak... espero que os guste!


Ingredientes:

Para el conejo escabechado
1 conejo
500 ml de aceite de oliva virgen extra
2 dl de vinagre

1 cucharadita de pimienta negra en grano
3 cucharadas de harina (la mía de maíz)
!/2 hoja de laurel
6 dientes de ajo con su piel
1 zanahoria
2 cebolletas
2 chalotas
Unas ramitas de tomillo fresco
Unas hojas de salvia
1 dl de agua
Sal

Para las verduras
200 g de coliflor
200 g de brécol
100 g de calabaza
6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Agua hielo y sal gorda
Además:
Cebollino picado

Elaboración:
Para el conejo escabechado
Limpiar el conejo y trocearlo, sazonar y enharinar ligeramente.
En un una cazuela grande poner el aceite a calentar y añadir los dientes de ajo con su piel, a continuación freír el conejo hasta que se dore. En la misma cazuela tras retirar el conejo ya dorado, añadir el vinagre, la pimienta, el laurel, el agua, las verduras, la salvia y el tomillo.
Cocer a fuego medio durante un cuarto de hora; se añade el conejo y se deja cocer a fuego lento unos 25-30 minutos. Retirar la cazuela del fuego y dejar que se enfríe durante aproximadamente un par de horas si se va a utilizar inmediatamente; en cambio. si su uso va a ser más tardío, es conveniente guardarlo en el frigorífico.

Para las verduras:
Cortar el brécol y la coliflor en ramilletes y la calabaza en lonchas finas. Blanquear por separado cada verdura en agua con sal, cociendo más tiempo la calabaza, hasta que esté tierna pero tersa. Pasar las verduras por agua con hielo y calentarlas después ligeramente en el horno. Escurrir bien y aliñar las verduras con el aceite tibio y la sal.
Final y presentación:
En un costado colocar los trozos de conejo con las verduras escabechabas y las hierbas. En el otro lado situar las verduras aliñadas y espolvorear sobre el conjunto con el cebollino picado, colocando  también unos cuantos granos de pimienta añadida anteriormente el escabeche.


Los trucos del maestro:
"Si no encuentra
Conejo de monte: sustituir por conejo de granja.
Aceite de oliva extra: emplee aceite de oliva.
Chalotas: utilice cebolla o cebolleta.
Tomillo fresco y salvia: se puede sustituir por otras hierbas frescas o secas.
Cebollino: puede usar perejil.
Mis trucos:
Además del conejo, las carnes más idóneas para escabechar son as de pollo, perdiz y codorniz.
La sardina es una de los mejores pescados para cocinarlo en escabeche, pero sirve cualquier otro, pequeño, entero y mejor si es azul o graso. Hay que ajustar el tiempo de cocción según su grasa, grosor y sequedad de la carne.
Los escabeches admiten todo tipo de especias y hierbas, pero las más adecuadas son la pimienta negra (en grano) y el clavo. En cuanto a las hierbas aromáticas frescas, son muy apropiadas  el tomillo , el romero, la salvia y el laurel(aunque este con moderación)
Aunque el escabeche se guarda en sitio frío para su más larga conservación, es conveniente servirlo tibio (tampoco caliente, a temperatura ambiente, unos 21ºC aproximadamente)"




¡Feliz domingo!