Chulas gallegas de calabaza o calacú

Chulas  gallegas de calabaza o calacú

Las chulas son una preparación muy típica de Galicia, que varía según las zonas y según los gustos,  unos las hacen más gruesas, ostras más finas;  unos las fríen con mucho aceite, otros,  entre los que me encuentro, con poco;  la diferencia estriba en que las primeras salen más gorditas y las segundas un poquito menos. La levadura es otra de las diferencias, a mi me enseñaron a hacerlas sin ella y sin ella va.
La receta de hoy es  típica de esta época, las  huertas  gallegas producen muchas y muy buenas  calabazas o (calacús en gallego), y se recogen precisamente antes de que lleguen las primeras heladas, por eso es un producto muy abundante durante el otoño y el invierno. Es un postre típico de Halloween (Samhain en gallego) y también de carnaval, pero está buenísimo en cualquier momento, si cabe yo las aprecio más cualquier otro día que no hay ningún otro postre.

Chulas  gallegas de calabaza o calacú

Ingredientes:
  • 500 g de calabaza
  • 2 huevos
  • 1 vaso de leche (250 ml)
  • 125 g de harina
  • 3 cucharadas de azúcar (*)
  • 1 cucharada de especies para calabaza (*) 
  • Una pizca de sal
  • Aceite de sabor suave para freír 

Elaboración:
Chulas  gallegas de calabaza o calacú

  1. La calabaza, se pela, se trocea y se cuece en una tartera con muy poquita agua. Cuando está tierna, la retiramos y ponemos en un escurridor.
  2. La chafamos con un tenedor antes de que enfríe, no pasa nada porque queden algunos trocitos. La ponemos en un bol amplio.
  3. Los huevos simplemente  los mezclamos y los añadimos a la papilla de calabaza.
  4. Incorporamos la leche a la mezcla y removemos. Añadimos el azúcar, la harina y las especies. Mezclamos bien todos los ingredientes  y dejamos que repose 30 minutos.
  5. Preparamos dos platos con bastante papel de cocina para absorber el aceite de la fritura.
  6. Calentamos aceite en una sartén, sin que llegue a humear;  en mi caso poca cantidad, que cubra solo el fondo la sartén. Vamos poniendo cucharadas de la mezcla para formar las chulas, dejamos que se doren por una parte y les damos la vuelta para que se doren por el otro. Las retiramos con una rasera las colocamos en uno de los platos que tenemos preparados y cuando estén escurridas por un lado, las pasamos al otro plato para que se escurran por el otro.
  7. Una vez listas todas las chulas las colocamos en una fuente de servir y las espolvoreamos con un poquito de azúcar... están buenísimas, incluso al día siguiente, donde se aprecian mucho más el aroma de las especies.


(*) La cuchara utilizada, es el tablespoon de los sajones y que  tiene una capacidad de 20 ml.
(*) Las especies para calabaza es una mezcla de canela, jengibre, clavo y nuez moscada, en esta entrada tenéis las cantidades.

Y con calabaza se pueden hacer postres maravillosos, y aquí debajo dejo un par de muestras.


Trufas de calabaza y nueces con especies del Comercio Justo



Tarta de zanahoria y calabaza


Chulas  gallegas de calabaza o calacú





¡Buen fin de semana!









Fuente: Cousas de Milia

Comentarios

  1. Muy chulas!! Seguro que es un postre muy bueno, de los de toda la vida
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola Milia, nunca había oído hablar de ellas, para mí son total novedad. me parecen delciosas, un postre tradicional que seguro es un éxito en la mesa. Un beso!!

    ResponderEliminar
  3. Son como tortitas de calabaza con un rico sabor al llevar esas especias tan ricas y perfumadas.
    Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos

Entradas populares