Aguardiente de ciruelas

Aguardiente de ciruelas


Y ya que estamos en fin de semana y tenemos un poquito más de tiempo para la sobremesa, os invito virtualmente a una copita de un licor que nos ha encantado a todos los que lo hemos probado. Nació allá por el año 2020 de infausto recuerdo, de pura casualidad. Uno de los ciruelos de nuestro huerto, es de lo más generoso en sus cosechas cada año, maduran en un corto periodo de tiempo así que siempre estoy pensando en que utilizarlas, pero lo del licor no se me había ocurrido, hasta que un día hojeando un libro sobre la poda de frutales de Galicia, encontré una receta, así que la guardé y en cuanto hubo ciruelas la puse en practica. 
El  2021 fue un año muy complicado y el licor estuvo macerando tranquilamente en la despensa hasta la siguiente cosecha de ciruelas, fue en ese momento cuando lo probamos, porque pensé, no vaya a ser que esté muy bueno y haya que repetir, pues acerté, aunque todos llegamos a la conclusión que necesitaba algo menos de azúcar, así que aumenté la fruta en 50 g,  y reduje 250 g de azúcar; maceró hasta la primavera y recibió el parabién de todos los que lo probaron, así     que aquí queda por si a alguien le apetece prepararlo, ciruelas hay, y por cierto, están buenísimas también.

Aguardiente de ciruelas


Ingredientes:
  • 1 litro de aguardiente de buena calidad 
  • 800 g de ciruelas negras maduras y sanas 
  • 500 g de azúcar 
  • 1 ramita de hierbaluisa
  • La piel amarilla de un limón pequeño
Aguardiente de ciruelas

Elaboración:
  1. Es importante que las ciruelas estén maduras y dulces, eso redundará en la calidad del licor.  Las lavaremos y dejaremos secar, si en el momento de introducirlas en el bote hay alguna mojada la secaremos con papel,  o con un paño limpio de cocina.
  2. Necesitamos un bote grande con tapa hermética, bien limpio y seco.
  3. Y ya solo queda introducir todos los ingredientes de la receta en el bote y tapar. Debe reposar en un lugar oscuro y fresco,  y en los primeros días conviene  darle algún meneo de vez en cuando para que se disuelva el azúcar. Lo demás es esperar. Lo del tiempo, por experiencia sé que cuanto más mejor, pero a veces están ya muy buenos al cabo de un par de meses, así que lo aconsejable es probar.
Y mi experiencia con los licores, es de practicar. Tengo unos estupendos amigos que me regalan aguardiente,  la naturaleza me ofrece el resto y a mi me encanta compartirlo con los míos, así que siempre me divierto elaborándolos. Aquí os dejo otros dos, una también es una aguardiente que llevo elaborando unos 30 años, fue el primer licor que preparé y que está tan bueno que abrió el camino a todos los demás; el otro es un licor de naranja que es un imprescindible en mi cocina, cuando lo tengo, porque en cuanto lo preparo, vuela!


Aguardiente de frutas




Aguardiente de ciruelas





¡Feliz fin de semana!







Comentarios

  1. Hola Milia, qué bueno debe estar este licor, un chupito para después de la comida y a conversar un rato degustado con cada sorbo, y después se viene otro chupito y otro más, jaja, nos alegramos y compartimos. Salud!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos

Entradas populares