Compota de ruibarbo



Esta  receta estaba ya archivada  para publicar  la próxima primavera, porque mis ruibarbos que este año estuvieron espectaculares ya están casi en reposo... pero este fin de semana me acerqué a un mercadito ecológico  que  se celebra  los sábados aquí en   Pontevedra,  y cual  fue  mi  sorpresa que me encontré a la venta  dos  manojos de ruibarbo, así  que  me  llevé  uno  (el que se ve en la 4º foto).   Y pensar que he tenido  que  ir a  Nueva Zelanda  para  probarlo;  pedirlo a Francia para poder  tenerlo  en el huerto;  y ahora,  me  lo encuentro  a  la  puerta  de casa...   es fantástico  ver como evolucionamos en  tan  solo 4 años,  me hace  una enorme ilusión.  
Lo he utilizado  para otra receta que pasó a engrosar  el borrador, la de hoy está preparado con el de mi huerto.



La receta es probablemente la más sencilla de este blog, porque está lista en menos de 10 minutos, se la vi un día en la tele  a Jamie Olivier en un programa de la dos, y la adopté rápidamente, adaptandola además a mi aire, entre otras cosas porque no me quedó del todo claro como lo preparó,  él la hizo como acompañamiento en un postre, que ya os mostraré en una próxima entrada,  pero yo me la tomo muchas veces sola, porque me resulta deliciosa.


Ingredientes:

  • 300 g de ruibarbo
  • 4 cucharadas colmadas de azúcar
  • 1 chorrito de licor de naranja
  • 1 naranja (el zumo)
Elaboración:

  1. Los tallos del ruibarbo, se lavan,  se les retiran las hebras y se trocean.
  2. En un wok, o en una sartén profunda,  se hace un caramelo clarito, al que añadimos un chorrito de licor de naranja, con mucho cuidado de no quemarnos, meneamos el wok,  para que se mezcle con el caramelo y a continuación añadimos el ruibarbo y lo regamos con el zumo de naranja, dejamos a fuego suave unos minutos, los míos se hacen en unos 5 minutos... y digo los mios, porque tengo algunas recetas en un par de libros de cocina y ponen que se dejen cocer 10 minutos, yo si los dejo ese tiempo se hacen papilla y a mi así no me gustan,  por eso matizo, a lo mejor otros ruibarbos necesitan más tiempo, pero en cualquier caso es poco. 

Y otra receta gloriosa de ruibarbo.... me encanta!









Comentarios

  1. De momento me quedo con las ganas de probarlo, pero estaré atenta, a ver si cualquier día traen ruibarbo por aquí, que ganas le tengo y esta receta tiene buena pinta con los ingredientes que lleva.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    2. Poco a poco se va conociendo cada vez más, así que es probable que en cualquier momento lo encuentres. la época más propicia en la zona mediterránea es la primavera, aquí llega más tarde. Besiños

      Eliminar
  2. Milia yo vi a la venta estas plantitaz en primavera ahí en campaño en el sitio de plantas en el Piñeiro, no las compre porque no se si me serian de utilidad, bonitas son y mucho y esta compota seguro que estaba de cine....Bee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la proxima vez compralas, la inversión e spequeña, es una planta bonita, y tu con la cantidad de dulces que haces le vas a sacar mucho partido... y creo que te va a gustar! Bicos

      Eliminar
  3. Yo lo tuve en mi terraza cinco años hasta que hace dos se murio pero mi compañera lo tiene en la huerta del pueblo y todos los años me regala un ,monton pues solo le gusta a su madre en compota y aunque lo congela le es mucho y yo bien que me alegro porque asi lo puedo comer yo jajaja.
    Tomo nota de tu compota con el licor de naramja y el zumo de naranja yo no se lo he puesto y seguro que le va de vicio aunque yo no puedo evitar hacer mermelada de fresas o frutos del bosque con el es como mas me gusta .
    Bicos mil y feliz incio de semana wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mermelada en mi casa también tiene mucho éxito, la que más nos gusta es solo ruibarbo, aunque a las demás tampoco le decimos que no. Besiños

      Eliminar
  4. Me encanta el ruibarbo, el año pasado lo traje de valencia, aqui no lo hay, a ver si lo traigo cuando vaya a Madrid. la compota buenisima.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí tampoco lo había, pero ahora ya si, así que probablemente en nado lo tengais ahí también. Besiños

      Eliminar
  5. Hola Milia, enhorabuena por esta sencilla y maravillosa propuesta de mermelada. Las sorpresas que da la vida, has trabajado para conseguir la planta, y al poco tiempo la encuentras a la puerta de tu casa. El que tengamos un mercado abierto donde podamos llegar a casi todo, es muy interesante, pero no debemos dejar perder lo autóctono, lo nuestro. Por esta zona se están recuperando variedades de plantas que han sido productos perdidos durante décadas, creo que ese es el camino. Bueno, no me enrrollo más. Bstes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que no, lo autóctono es lo primero, pero también está bien ampliar horizontes gustativos, porque muchas cosas que hoy consideramos nuestras en si momento también fueron novedades, y para muestra, la patata, el tomate, el maíz, y un largo ect., así que ¡viva la diversidad!
      Un besiño y buen finde

      Eliminar

Publicar un comentario

Mil gracias por vuestros comentarios, me encanta leeros... no siempre puedo contestaros con la rapidez que me gustaría, pero sabéis que antes o después voy a visitaros. Bicos

Entradas populares